AFICHE-UMF-CHILE-DIGITAL-FINAL-1

25 películas que nos dejó el 2017

Algunas muy buenas, y otras no tanto

Jue 28 diciembre, 2017 - Diego Montanari
Etiquetas: Esteban Brito Quinlan
Share on FacebookTweet about this on Twitter

 

 

Hacer un Ranking con las mejores películas del año no es una tarea fácil, sobre todo cuando acá en Chile los estrenos de la temporada de premios ni siquiera llegan a fin de año, sino que en enero y febrero; por lo tanto, en este top hay una mezcla de filmes que tuve la oportunidad de ver en el país en este 2017.

Pero antes de empezar con las 20 producciones que más me gustaron de este año, les dejo cinco decepciones que se veían como piezas muy interesantes, pero que terminaron desinflándose. No todas son malas películas, pero de que prometían, lo hacían. En un año marcado por basura como la adaptación de La Torre oscura, Baywatch y Emoji, preferí elegir metrajes que verdaderamente fueran decepcionantes porque se veían mucho mejores de lo que resultaron:

 

DECEPCIONES DEL 2017:

Assassin’s creed (2016)

La adaptación del popular juego tenía todo para ser la primera película del género que no iba a ser un total fracaso, y terminó sepultada como una de las experiencias cinematográficas más lentas y aburridas que me ha tocado presenciar. Con un Michael Fassbender completamente desperdiciado, y una trama que no se centra mucho en el pasado como los videojuegos, este filme solamente nos recordó que los juegos de video en el cine siguen siendo mala idea.

 

 

La Cordillera (2017)

Esta co-producción latinoamericana se veía como el “House of Cards” del cono sur, con un elenco increíble y una trama ambiciosa que presentaba a los mandatarios de Chile y los países vecinos con intereses personales en medio de una Cumbre Internacional. Pero finalmente la trama tiene unos hoyos e incongruencias que dejan al espectador con duda cuando todo acaba.

It comes at night (2017)

A24 es una productora que desde hace poco tiempo se ha ganado el cariño y el prestigio del público. Se llevaron el Oscar por “Moonlight”, y el año pasado estrenaron la magnífica “The Witch”. Pero esta película de terror no tiene nada que ver con el material promocional que se puede ver en los tráilers, y el resultado final no es tan espectacular como yo pensé. La trama finalmente no es como la pintan, y a mí parecer, lo que pudo ser una tremenda experiencia de terror, no fue de mi total agrado. No es una mala película, pero su desarrollo no tiene muchos elementos novedosos, o que realmente nos sorprendan.

 

Alien Covenant (2017)

No es una mala película, pero creo que en cierto punto el mismísimo Ridley Scott no está respetando el material de la mismísima franquicia de Alien que él construyó, para entregarnos una experiencia que es regular. También la ambición de realizar un par de cortometrajes previos a la película que explican detalles solo hace que los realmente fans entiendan del todo la trama, la cual a veces se encamina bien, pero que tampoco logra sorprender mucho. Pese a que tiene elementos que me fascinaron, “Covenant” pudo ser todo un espectáculo, y al final no logró avanzar, sino que retrocedió a la saga del Xenomorfo.

T2: Trainspotting 2

El clásico de Danny Boyle debió quedarse solo, porque su secuela pese a que no es una mala película, no aporta nada nuevo o especial salvo a la nostalgia. Porque pese a que es genial y divertido ver a Renton y compañía reunirse, esta cinta los deja en las mismas andanzas que hace 20 años. Es como re encontrarse con amigos del colegio y ver que no han cambiado nada en todo ese tiempo. Es nostálgico, pero no nos entregó nada nuevo.

 

 

Mejores películas del 2017:

 

  1. Brigsy Bear (2017)

Esta joyita protagonizada por Kyle Mooney es una rareza que podría ser definida como la combinación de “Room” (2015) con “Be kind rewind” (2008). La trama sigue a un joven que ha vivido toda su vida encerrado y obsesionado con el show del oso Brigsby, y quiere hacer una película sobre él. Es una producción que realmente representa y evoca a la creatividad de una forma insospechada.

 

  1. Silence (2016)

Un filme que se vio bastante inflavalorado por La Academia, pero es un trabajo sólido, y que demuestra que Scorsese es uno de los directores más grandes que existen. Con un guion enfocado en el dolor, el sacrificio y el camino que recorren sus protagonistas; el filme converge en una de las experiencias cinematográficas más intensas del último tiempo. Sus jóvenes actores Andrew Garfield y Adam Driver demuestran que no tienen nada que envidiarles a sus colegas de las grandes ligas, porque en esta producción lo entregan todo.

 

  1. Manchester by the sea (2016)

Casey Affleck protagonizó uno de los dramas más desgarradores del último tiempo, de hecho, su trabajo le hizo ganar el Oscar a Mejor Actor, y esto estaba más que justificado porque sencillamente esta película es un relato denso, abrumador y que impregna dolor con su historia de pérdida y superación. Un viaje al lado oscuro de cualquier humano ante la tragedia, y que vale la pena hacer.

  1. El viajante (2016)

Esta producción iraní se llevó la estatuilla de la Academia como Mejor Película Extranjera, y refleja la sociedad de un país del que no conocemos mucho, y cómo un matrimonio empieza a romperse. Con un ritmo detectivesco, y un último tercio que es simplemente desgarrador, esta producción te intriga de principio a fin, y te escupe a los ojos una realidad que atrae y sorprende.

  1. Your name (2016)

Esta película de animación japonesa es una pieza de arte que destaca tanto por lo detallada de animación, como de su historia poco convencional, pero encantadora. Dos adolescentes empiezan a cambiar de cuerpo y comienzan a conocerse mediante sus diferencias. Es una cinta que habla del amor, pero también muestra las diferentes realidades que se viven en el país nipón. Al final es más que una simple historia romántica, y eso se agradece montones.

  1. ¡Madre! (2017)

La nueva película de Aronofsky causó muchos comentarios, y probablemente esa era la intención del director; pero vale decir que esta producción es una metáfora completamente original, y que no es del gusto de todos, pero que una vez que empiezas a entender las referencias bíblicas del metraje, todo empieza a cuadrar como reloj. Un filme original y que debe tener una serie de lecturas que entretendrá a los más curiosos a futuro.

  1. Mujer Maravilla (2017)

El mundo necesita historias de heroínas, y prueba de eso es la película en solitario de la Mujer Maravilla. Uno de los personajes más queridos de las páginas de DC llegó a la pantalla grande, y el resultado estuvo cargado de acción, encanto y la asombrosa interpretación de Gal Gadot como la amazona. Salvo la resolución del conflicto, esta palomitera cinta hubiese sido aún más increíble, pero sinceramente esta mega producción destaca por ser un gigantesco paso en lo que DC confiere.

  1. Okja (2017)

Esta película de ciencia ficción nos muestra los alcances de la industria alimenticia, y lo hace combinando el encanto por sus personajes, junto con momentos que te emocionan por completo. Okja es un ser digital, pero logramos encantarnos con ella desde que la vemos, y eso es pura magia del cine. Más encima es un trabajo que busca generar conciencia en nosotros mismos, por lo que hay doble mérito en esta maravilla de Netflix.

  1. La La Land (2016)

Francamente no me gustaban mucho los musicales, pero este me encantó. Es una cinta que habla de los sueños y la búsqueda de la felicidad, es una producción con momentos hermosos y escenas de una fotografía exquisita. Se nota la química en sus protagonistas, y todo parece y se ve precioso. Pero no todo son luces de reflector, y eso es lo que más me agrada de este trabajo, ya que dentro de todo lo fantástica y hasta cursi que puede ser, mantiene un realismo insospechado que nos pone los pie en la tierra y nos hace reflexionar sobre nuestros propios sueños.

  1. Una mujer fantástica (2017)

Fácilmente puedo decir que es la mejor película chilena que he visto desde “El Club” (2015). Daniela Vega protagonizó una historia que es honesta, fuerte. La protagonista trata de salir adelante con una lucha por la igualdad que no había visto tan bien desarrollada en un filme de este tipo. Es una realización muy acorde con los cambios sociales que estamos teniendo últimamente, y que indica que debemos ser más empáticos con la comunidad LGBT ahora mismo. Un filme completamente necesario, y que ojalá le valga algún galardón a su protagonista, porque sencillamente hizo un trabajo maravilloso.

 

 

  1. El planeta de los simios: La guerra (2017)

El último capítulo de la trilogía del reboot del Planeta de los Simios que inició en 2011 con “Revolución”, cierra la historia de una manera espectacular. No solamente en el apartado técnico Andy Serkis se luce como Caesar, sino que toda la historia muestra a los primates adoptando una humanidad que nos hace dudar quién es realmente el animal en esta situación. Es increíble que las tres partes de la saga resultaran excelentes, y esta es un broche de oro en donde se te olvida que estás viendo animación generada por computadora, sino que ves a verdaderos seres emocionales.

  1. ¡Huye! (2017)

El debut fílmico de Jordan Peele fue algo sencillamente fantástico. Esta comedia negra/terror es una obra de arte que destaca tanto por su originalidad, como su crítica racial. De principio a fin este metraje entrega un mensaje que denota la violencia contra los afroamericanos, pero con una fórmula única y que sorprende en muchas ocasiones. Probablemente una de las cintas más originales del año, y toda una maravilla que casi nadie tenía bajo su radar.

  1. Blade Runner 2049 (2017)

Continuar con una saga fílmica debe ser difícil, pero continuar con la historia de un verdadero ícono de la ciencia ficción debe ser una tarea titánica. Afortunadamente Denis Villenueve hizo un glorioso trabajo con la continuación de “Blade Runner” (1982) en donde se respetó mucho al material fuente, y se expandió el universo de la franquicia con temáticas nuevas con respecto a los replicantes y el alcance de la tecnología. Además, es lejos la película más preciosa que se ha rodado este año, su fotografía es sencillamente un deleite para los ojos que merece ser vista en la pantalla más grande que podamos.

  1. Fragmentado (2017)

No estuve al borde del asiento con ninguna película este año, como fue viendo la última realización de M. Night Shyamalan, al hombre que odié por adaptar muy mal la serie “Avatar” de Nickelodeon a la pantalla grande, pero que ahora volvió en gloria y majestad con una cinta que es intriga de principio a fin. James McAvoy derrocha talento y personalidad (es) es una producción que te mantiene inquieto contantemente, y en donde los giros de tuerca funcionan a la perfección. Este largometraje es intenso, intrigante, y que nunca, nunca deja de sorprender.

  1. Dunkerque (2017)

Aunque ya es marca registrada, Christopher Nolan se ha transformado en sinónimo de tomas muy bien realizadas, y de producciones originales de altísima calidad. Su nuevo trabajo nos muestra el lado feo de la Segunda Guerra Mundial, con un relato en donde los soldados se ven atrapado para poder sobrevivir. Los sonidos, las imágenes y la música de fondo nos hacen creer que estamos en el medio del conflicto, y todo se siente espectacular. Lo mejor es que la cinta casi no tiene diálogos, sino que las acciones de los personajes nos indican todo. Es una joya audiovisual que maravilla por su escala épica, pero también porque la guerra no es algo bonito, sino que cruel y despiadada.

 

 

  1. It (2017)

La adaptación que la novela homónima de Stephen King se merecía hace tiempo. It es una historia que, pese a que no sigue al pie de la letra la historia creada por el Maestro del Terror, sí es una película del género que no solamente asusta, sino que encanta por sus personajes. La interpretación de Bill Skarsgard como el payaso es sencillamente desquiciada. Es un trabajo hecho con mucho cariño y cuidado por su material de origen, y eso se nota. Espero con ansias la segunda parte, y sorprenderme con lo que pueda asomarse en las alcantarillas de Derry nuevamente.

  1. Star Wars: Los últimos Jedi (2017)

Personalmente me considero muy fan de la saga, probablemente porque las películas clásicas deben de ser las primeras cintas que vi con actores humanos en la vida. Y crecer con Star Wars a lo largo de tu vida tiene sus altos y bajos. Pero el octavo episodio cambió todas las reglas con respecto a la Galaxia muy, muy lejana; y fue espectacular. Han pasado 40 años desde que se inició la franquicia, (no soy tan viejo eso sí) y aún hay elementos que sorprenden y encantan dentro de este basto universo. Este episodio no es perfecto, pero tiene uno de los desenlaces más alucinantes que ha tenido un filme este año. La Guerra de las Galaxias, como le llaman nuestros padres, es la saga que cambió para siempre el cine, y nuevamente lo ha vuelto a hacer con encanto y maestría.

  1. Coco (2017)

El ratón Mickey debería estar rodando en dinero mientras escribo esto, porque ha sido un año de éxitos Disney. Pero vale decir que “Coco” es la maravilla visual de animación más hermosa que he tenido la oportunidad de ver este año. Desde su representación muy acertada de la cultura mexicana, hasta una historia que sencillamente si no te emociona, amigo debo decirte que no tienes alma. Esta producción de Pixar es remedio para el corazón, y que entrega muy buenos valores. De verdad no sé cómo se va a superar el estudio de la lamparita para la próxima.

 

 

  1. Logan (2017)

Para un año en donde ninguna producción de superhéroes ha sido mala (En serio, hasta Las Aventuras del Capitán Calzoncillos es una gran película) llega el último capítulo de Wolverine, y en donde sacaron toda la carne a la parrilla para favorecer un relato de redención. Hugh Jackman es y será Logan, eso no se puede cambiar. Pero no solamente el mutante de las garritas entrado en desgracia es lo que hace que “Logan” sea una increíble película, sino que su mundo decadente, el tomar elementos que ya conocemos como los X-Men, o al mismísimo Profesor Xavier (Patrick Stewart) y darles un giro de 360° para mostrar que hasta los más poderosos pueden caer, es alucinante. Una película que baja del pedestal a los héroes y los humaniza y les otorga un dolor que no solamente es físico, sino que los tortura en todo su viaje. Sencillamente Logan es una despedida con las garras en alto para uno de los personajes más queridos del último tiempo, y vaya que fue increíble realizar ese viaje.

 

 

  1. Baby driver (2017)

Sinceramente aplaudo de pie y me saco el sombrero ante Edgar Wright y su maravillosa película. Esta realización es una experiencia tanto divertida, como emocionante, y que tiene todo a la perfección para situarse como un trabajo puro y duro lleno de corazón. Desde su brillante elenco encabezado por Ansel Elgort, esta película combina música con acción de una manera espectacular. Las canciones que escucha Baby constantemente pasan a ser un personaje más de la cinta, y en donde cada tema está escogido con pinzas para que sea acorde a lo que se ve en pantalla. Si ahí no hay amor y talento por el cine, no sé qué hay entonces, porque “Baby Driver” es una experiencia completa que en cada cuadro demuestra un interés y un detalle de parte de sus realizadores que no se encuentra fácilmente. Es una cinta hecha por amor al cine, y que ojalá inspire a generaciones futuras de realizadores.

 

 

Esteban Brito Quinlan

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

40138853_1047284025454009_8313002986313875456_n

Nova Materia prese...

Nuevo adelanto su primer disco It Comes...

Leer más

S_685945-MCO27843998856_072018-O

El Depredador

Dirigida por Shane Black...

Leer más

20914673_10154942767175208_1506044753220271248_n

Retorna a Valpara...

En lanzamiento del nuevo libro de la periodista Marisol García en sala Rubén ...

Leer más

18953458_1355138631231101_8666359974269198771_o

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más