0080052016

A Moon Shaped Pool

Radiohead

Mar 10 mayo, 2016 - Diego Montanari
Etiquetas: A Moon Shaped Pool Pablo Rebolledo Bañados Radiohead
Share on FacebookTweet about this on Twitter

 

 

¡El día que todos esperaban por fin llegó! Radiohead lanzó su noveno disco el pasado domingo en formato digital, dándole el nombre de “A Moon Shaped Pool”. Acompañado de un trabajo artístico sublime, y un tracklist que deja la expectativa previa a la escucha, la banda inglesa nos trae este trabajo hecho con mucho cariño a la música. Esta es mi opinión sobre lo nuevo de Thom Yorke y compañía.

Durante semanas existía la especulación de un nuevo anuncio, y todos esperaban una respuesta peculiar o normal. El grupo cerró todas sus redes sociales por casi tres días, esto para crear expectación a lo que se aproximaba. En casos particulares esta ha sido la forma más poco convencional de promocionar su material, y claramente se logró el cometido con su desaparición en la faz de la tierra, causando sorpresa. “Burn The Witch” fue el primer vistazo que pudimos obtener, y acompañado de un video en stop-motion, se homenajeó el clásico del cine de terror, “The Wicker Man”, esto con figuras de plastilina y una trama tensa.

Hace muy pocos días se dio a conocer una declaración de Virpi Kettu (animadora del video) sobre la letra de esta, señalando que la crisis migratoria sería la gran inspiración de esta canción. Es ahí cuando uno cuando lee: “Quédate en las sombras/Aclama en la horca/Este es un resumen” (Stay in the shadows/Cheer at the Gallows/This is a round up), seguido de: “Quemen a la bruja/Quemen a la bruja/Sabemos dónde vives” (Burn The Witch/Burn The Witch/We know where you live) cuando recién empieza a relacionar las referencias a la cruda situación de los inmigrantes, con la lírica escrita en esta ocasión, aludiendo a como ellos son perseguidos y obligados a seguir una mirada negativa de la vida, sin otra opción. Siguiendo esa línea por el resto del álbum, tendrá mucho sentido lo escrito por Thom Yorke, siempre dejando su pluma a la interpretación de cada uno. Las composiciones acá van de la mano con las melodías de “la orquesta contemperaría de Londres”, que le agrega dramatismo a cada momento fuerte de la canción.

“Daydreaming” fue el segundo single a ser lanzado en la misma semana, y el clip de este tuvo la dirección cinematográfica de Paul Thomas Anderson (“There Will be Blood” y “Boogie Nights”), en el cual se puede verificar a un curioso e inquieto Thom, abriendo diferentes puertas con nuevos ambientes, en la búsqueda de un hogar cómodo. La letra de este tema da en claro que por más soñadores que podemos ser, siempre habrá algo que sin pensar nos hizo mucho daño, pero queremos vivirlo y sentirlo. A pesar del dolor. Musicalmente tiene la categoría de banda sonora, cumpliendo con todas las funciones de esta. Ambientar. Sentir. Imaginar. Vivir.

El tracklist tiene una cosa muy familiar para los seguidores, y es que si lo contemplamos de una manera más objetiva, habría solamente 3 temas nuevos en su totalidad, siendo “Decks Dark”, “Glass Eyes” y “Tinker Tailer Soldier Sailor Rich Man Poor Beggar Thief” las privilegiadas. En el caso del primero, las esencias o aires de” OK Computer (1997)” se puede notar con la ambientación, y de sonidos espaciales, con algunas modalidades vocales de Yorke y los sintetizadores haciendo su magia como de costumbre. Las guitarras de Jonny Greenwood son cosa de ser admiradas, y en el tema “Identikit” podemos notar la oscuridad con la ciencia musical del innovador guitarrista.

En el caso hay muchos temas acá los cuales habían sido tocados en vivo, o simplemente no recibían aún su tratamiento de estudio, “True Love Waits” por fin obtiene su puesto para ser mostrada en gloria, y desgarrándonos con el sufrimiento de la misma manera que en su versión acústica o en vivo.

Si bien muchas veces algunas bandas merecen ser analizadas por su instrumentación, en este caso es un digno trabajo investigar o asociar las letras que la banda propone, teniendo una cierta profundidad. Más adelante se puede notar intenciones de crecer como humanos, pero que al pasar el tiempo, siempre se puede caer con la misma piedra incrustada.

Radiohead ha regalado una pieza hermosa para este año. Un grupo que logra un antes y después cada vez que trabajan en los estudios. Este disco podría ser el último, quien sabe, pero de que estos músicos son de otro planeta, realmente lo son. Una experiencia que necesitaba ser mostrada durante mucho tiempo. Eso es lo que representa su “piscina con forma de luna”.

 

Tracklist:

01 Burn the Witch
02 Daydreaming
03 Decks Dark
04 Desert Island Disk
05 Ful Stop
06 Glass Eyes
07 Identikit
08 The Numbers
09 Present Tense
10 Tinker Tailor Soldier Sailor Rich Man Poor Man Beggar Man Thief
11 True Love Waits

 

 

Pablo Rebolledo Bañados.

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

PAR2003100792251

Les presentamos el...

Se estrena el 8 de Enero por HBO...

Leer más

20914673_10154942767175208_1506044753220271248_n

Retorna a Valpara...

En lanzamiento del nuevo libro de la periodista Marisol García en sala Rubén ...

Leer más

21246509_1571193996271971_8105504779108480464_o

Tocatas del Jueves...

Pirámides, Icarus Gasoline, Los animales también se suicidan, Discos Nobita, V...

Leer más