Ángel Parra, músico: “me interesaba que mi historia se reconstruyera por medio de la música”

Entrevista destacada

Mié 03 junio, 2020 - Diego Montanari
Etiquetas: Ángel Parra Fernanda Schell

 

 

Ángel Parra, recocido guitarrista nacional con una gran trayectoria, el año pasado presentó su primer material solista, tras una recopilación de 20 años de diferentes trabajos que pasaron en bandas, tv y películas. Con todo el material lanzó “Travesuras Vol 1”, un disco que nació en la última gira de Parra en Europa. A través de 22 canciones contó y recordó parte de la historia de su familia.

El nieto de Violeta Parra e hijo de Ángel (Cereceda) Parra, Ángel (Cereceda Orrego) Parra, fue músico de Los Tres, y tiene las banda Ángel Parra Trío y el más actual Ángel Parra y Los Retornados. Fue ganador en la categoría a “Mejor instrumentista” en la última entrega de los premios Pulsar 2018, y en la edición 2020 es nominado a “Mejor Artista Rock”.

El guitarrista habló con Fuego y Cenizas acerca de su música, su padre, historia y trayectoria.

F: Lanzaste una recopilación fruto de 20 años de trabajo desarrollado en diferentes ámbitos. Tú primer EP, “Travesuras Vol 1”. ¿Cómo fue la creación de este álbum?

Á: “Esta fue una reflexión que me hizo un amigo, él me decía que había trabajado por tanto tiempo en la música, que estaba seguro que dentro de mi computador habían muchos audios que tenía botados y que no los tenía como disponibles para acceder a una especie de catálogo. Estoy trabajando para cine, radio y televisión, entonces me dio la idea de tener un sampler de toda mi música para mostrar mi trabajo. Me quedó dando vueltas el tema, así que un día me compré un reproductor de CD, y saqué una caja donde estaban todos los CD y DVD acumulados, lo metí al computador y ahí empecé a descubrir los tesoros, habían muchos audios que no me acordaba que existían, música para películas, aparecieron personas que se murieron que tocaron conmigo en esas grabaciones. Fue adquiriendo una emoción que no fue programada o pensada. De repente me di cuenta que había algo histórico. Si alguien le interesaba, genial, pero me interesaba que mi historia se reconstruyera por medio de la música”.

F: ¿Qué se siente reconstruir esta parte de tu vida?

Á: “Se siente emocionante. La primera vez que paramos con Los Tres de tocar fue en el 99’- 2000,  fueron seis años donde no tocamos y me las tuve que arreglar haciendo música, hicimos cosas muy importantes, como el disco “La hora feliz” de Ángel Parra Trío, logramos tener un single sonando en las radios, como es el tema “No puedo quitar mis ojos de ti”, hicimos muchos discos durante en ese tiempo. Me fui dando cuenta que estos momentos en que uno la comodidad de lo que te da la industria en el sentido de haber pertenecido de una banda muy conocida. Cuando se rompe por un motivo, ocurren cosas que te obligan a desarrollarte de una forma que uno no la esperaba, eso ocurre cuando te ves envuelto de quedar a la deriva de que lo que es trabajo y se derrumba el piso laboral. Tuve que reencontrar la forma de ganarme la vida, eso requirió mucho esfuerzo. Voy viendo un desarrollo en mi cerebro como compositor, que se lo debo a esos momentos de inseguridad. Son 20 años de una persona que empieza a crecer como compositor, pero también a manejar las plataformas y hacer cosas que no nunca antes eran pensadas”.

F ¿Antes había otra industria musical?

Á: “Había una industria muy desarrollada, las bandas viajaban, iban a grabar a Estados Unidos, pero era una situación que se empezó a magnificar, después vino la hecatombe, las compañías quebraron, se fueron a pique. Es como un registro de una época de tantas turbulencias en la industria, de los cambios que se toca en la radio. Soy un sobreviviente a todos esos fenómenos”.

 

angel parra 2

 

Á: ¿Cómo evalúas esta evolución musical?

F: “Creo que la gente lo evalúa a uno, pero uno va observando los procesos creativos que van ocurriendo y se va dando cuenta que hay momentos en que uno se ve envuelto en dificultades que no se las esperaba. Por ejemplo, cuando me tocó hacer la música de la Radio Cooperativa, me metí a trabajar con una música que tenía históricamente un sonido que venía de la época de las protestas en Chile. Me dijeron que no querían cambiar esa música, entonces dije que les dieran la oportunidad de hacer algo, finalmente les gustó lo que hice. Son estos desafíos que ponen a prueba, son bonitos. A veces te va bien y a veces te mal, como en la vida. Estos mini fracasos son oportunidades para crecer como artistas”.

F: ¿Sientes que tu disco fue un desafío?

Á: “Cuando tú sacas un disco hay muchas fans y gente que está esperando algo, hay una industria radial que con la cual tiene que tener una fusión comercial exitosa. Estoy en un momento de mi vida que no tengo presión, porque me puedo a dedicar hacer clases. Antes me hacía muchas expectativas. En este momento, antes de sacar el disco no tenía expectativa, que no era necesario que fuera un éxito o un fracaso, sino que lo importante era hacerlo. Estoy en esa parada, el único aspecto que estoy relacionado con la industria muy de cerca con mis clientes que piden música para la radio, y ahí tengo que hacer música funcional como noticias, cosas puntuales, ya no tengo esa presión de cuando uno está en el rock”.

F: ¿Este disco está dedicado a tu familia?

Á: “Después de darme cuenta de la lista de canciones, si bien el centenario de Violeta fue maravilloso, los valores de los cambios que las mujeres han estado luchando tanto en estos años, están reencarnando en la Violeta. Ese año sentía y me decían algunas personas que “mi mamá fue tan importante en la vida de ustedes”, después falleció mi papá, la presencia de él tan omnipotente y los Parras siempre muy famosos y conocidos. Realmente sentía que mi mamá tenía una importancia en nuestra formación como músicos y en el cariño que nos dio el exilio y vivió lo que fue tener preso a su marido, luchar por su vida, por sacarlo de la cárcel. Fueron muchas las cosas que hizo mi mamá, luchó por nosotros, nos trajo a vivir a Chile cuando tenía 10 o 12 años, nos reinsertó en la cultura chilena, sino sería prácticamente un mexicano, estoy súper agradecido de eso. Se fue transformado en un disco familiar. Hay un parte que está dedicada a músicas que he hecho en el cine, radio, televisión, otra está dedicada a mi madre, hay una canción que se llama “Frida”, que es mi madrina, después hay una parte intensa que tiene que ver con la detención de mi padre en el Estadio Nacional y en Chacabuco”.

F: Tu padre, Ángel Parra, personaje que colaboró en varias obras del cine chileno y en la música. ¿Qué influencias te heredó?

Á: “Mi padre es una especie de catedral, si Violeta era una catedral del planeta, mi papá también es una catedral grande de exploración que estoy empezando a descubrir, sus canciones, su manera de tocar guitarra es algo que merece una admiración absoluta, me cuesta imitarlo dentro como él mismo hacía eso. Conoció a gente muy importante, viajó por todo el mundo, tenía esta capacidad cuando viajó con la Violeta con esa grabadora recopilando, aprendió del “pie de la vaca”, mi papá podía escribir las décimas, las pensaba y te las decía. Es una persona de gran valor poético, artístico, humano, un altruista que fue siempre muy sobrio. Son hartas cosas que me dejó en formación como ética. Fue un hombre que sufrió bastante las inclemencias de la muerte de su madre, partiendo de allí para adelante, además de la pobreza. La familia Parra tiene la característica que vienen de abajo y aprendieron absolver del folklore, desde las cosas más sencillas. Nunca fue el tema tener dinero, al contrario, lo que se hablaba en la mesa, cuando tomaban once, eran parte de la inteligencia y la sabiduría de las personas, de Nicanor, de la Violeta”.

Mi papá por un lado fue súper afortunado, por otro fue súper desafortunado por las cosas que pasaron en la Unidad Popular. Las influencias de mi padre se notan en cosas que estoy haciendo actualmente. Estoy tratando de recopilar toda su obra musical para hacer un disco nuevo, para re grabar sus canciones y que la interpreten cantantes, además de releer su música”.

F: ¿Cómo es el proceso de re leer y re interpretar sus obras?

Á: “Son una obra de doble filo, porque cuando escuchas las obras de Violeta, como las últimas composiciones que se grabaron en dos días y te encuentras con esa obra de arte,  te pones a dudar si la tecnología te va ayudar al momento de grabar. Cuando grabé las últimas composiciones, no sobrecargarme en elementos tecnológicos que fueran ensuciando en la música. Encontré que los cantantes tenían el rol principal de interpretar las canciones y que las letras tuvieran sentido gracias a sus interpretaciones. Me preocupé que cada uno entendiera de que se estaba hablando la canción, lo logramos bastante bien, y que también entendieran que había que tratar de copiar el vaivén que le da Violeta a su manera de interpretar sus canciones. Mi hermana fue testigo de eso, fue un trabajo súper difícil para ella, tratar de imitar a su abuela. Soy bien conservador acerca de eso, trato de no sobre poblar una producción con muchos elementos para hacer una re licitación de esa música. Fue más simple de lo que creía y por suerte no se complicó”.

Ángel Parra y Los Retornados lanzaron un EP. ¿Cómo se gestó los pasos de Agua Bendita?

A: “Es bien divertida la historia de “Agua Bendita”, porque hay una canción en “Travesuras”, que encontré por casualidad y que se llama “Manantiales” y esa canción cuando la escuchas es agua bendita. Esa canción la compuse para una película en el año 98’, la grabamos con baterista, Titae y contrabajo. Me pareció importante ponerla ahí. Se la mostré a Álvaro en el año 2006, y era solo esos acordes, le interesó inmediatamente, con él nos juntamos y escribió esta letra, interesante y bonita, habla de cierta forma de la mujer. En vez de transformarlo en un blues, Álvaro dijo hagámoslo tonada, por eso toqué el guitarrón y la grabamos en el “Hágalo Usted Mismo”. Entonces, les dije a los cabros de Los Retornados, que esta melodía era interesante porque originalmente era un blues. Fue reversionaria, expliqué que era un gestó, en ese momento Álvaro estaba enfermó del hígado y quise con las sesiones que se grabó como decirle a la gente que era mandarle un abrazo enorme para él. Fue un momento bonito.

F: ¿Por qué se llaman Los Retornados?

Á: “El grupo se llama Los Retornados porque después de darle muchas vueltas, quisimos, buscamos nombres con José Miguel Carrasco, mi compañero de guitarra, encontré que la idea de Retornados, es volver al origen del blues, es una esencia rockera que no tuviera tanto que ver con el jazz, sino con tuviera que ver con mis raíces blues rock”.

F: ¿Cuál es tu visión de la actual música chilena y músicos chilenos?

Á: “Hay mucho talento, una lista extensa. Me gusta mucho que la gente joven no tenga que tranzar con compañía disquería y que pueda hacer cosas desde su propio nicho. Hay otros que son más masivos que están metidos dentro de la industria, pero me quedo más con gente que se junta a tocar en pequeños lugares, estilo antiguo, casi como una peña, eso que se está reivindicando como la labor cantautoral. Hay gente que está haciendo cosas diversas como el trap. Es una escena muy movediza, muy entretenida, me gusta que los jóvenes hagan las cosas de forma emprendedora, no se enredan mucho, utilizan el Instagram, Youtube, suben sus videos, graban en sus casas, la cosa es mucho más directa y rápida. Es bueno que aparezca gente que haga las cosas en forma honesta, esa simplicidad puede estar enmascarada con algo muy artificial, los que no caen en eso, me encanta lo que hacen”.

 

Por Fernanda Schell

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Nadie sabe que est...

Primera película chilena de Netflix ...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más