Animita

Adelaida

Mar 21 abril, 2020 - Diego Montanari
Etiquetas: Adelaida Animita Fernanda Schell Sello Mescalina

 

Adelaida, una de las grandes bandas porteñas y de la escena nacional, vuelve con “Animita”, el cuarto disco que trae novedades, experimentación y mucho contenido. El trío formado por Jurel Sónico, Naty Lane y Lele Holzapfel se propusieron crear y producir esta nueva entrega a modo de pago por una manda realizada al popular y milagroso Émile Dubois, conocido como el “Robin Hood de los porteños”. De esta manera, y tras el favor concedido, nace “Animita”.

Es un disco que trae estética invernal, psicodelia, supersticiones y fe, donde la creatividad comenzó a fluir, rindiéndole culto a diferentes formas de crear música, además de generar canciones provenientes de sus recuerdos.

La aventura de 13 temas comienza con “Perdida”, melodías misteriosas que van acompañados de riffs, con una voz que tiene toques a recordar recuerdos. Este está inspirada en las obras de la escritora ucraniana Maya Deren y el director de cine Sergei Parajanov. Se expresa las almas, la historia y un mundo desconocido. Un tema que suena como un post punk.

“Kraken”, canción más pesada que busca las venganza, acompañado de una ágil guitarra y los coros de Naty Lane. Jurel Sónico se apodera y expresa todo el desamor a través de una rápida canción. Luego de la tormenta, aparece la tecnología, la electrónica y la experimentación que no se había visto en Adelaida, “Efervescencia”, es un lado nuevo de la banda, con psicodelia, guitarra distorsionada, sintetizadores y teclados.

De la misma línea surge “Mundo”, que expone a hacer las cosas, empoderarse, no tener miedo y continuar. Un claro grito de revolución, pasión, distorsión y locura. La siguiente, “Valhalla”, es una especie de stoner pesado, novedoso, con toques que sabe realizar Adelaida. Jurel Sónico toma el control y produce un tema oscuro.

 

 

“No hay daño” es un tema que cuenta con la colaboración de “Chini.png”, quien le da un toque de ternura a través de su voz, mientras la letra muestra el daño que se puede causar. Por otro lado, “Coral”, es el recuentro con temas anteriores que ha creado la banda, mostrando que después de la tormenta llega un poco de alegría y sol, pegajosa y rápida. Este recuerda la mítica esencia de Adelaida.

Adelaida trabajo en “Fantasma” con Jack Endino, una pieza diferente a las anteriores, trae extractos acústicos, un poco de grunge, desolación, recuerdos y arrepentimientos que se va disolviendo a través del tema.

Llega Naty Lane empoderándose en “Yo Tenía” donde ella pasa a ser principal del track más punk del disco, toda la fortaleza expresa en un gran tema. Luego aparece “Ya Siento”, canción que va deambulando por extremos opuestos y, al mismo tiempo, complementarios como lo son la dualidad temor – amor.

Finalmente el disco cierra con una especie de balada romántica, que hace una invitación a perderse, “Estrella de mar” es otra producción acompañada por Rubén Verdugo, donde vuelven a experimentar en un nuevo estilo, innovador y sorprendente. Un cierre que da el final a un gran camino creado por este trío, apoyado de diferentes colaboradores.

Es un disco con mucha variedad, esfuerzo y pasión. Adelaida cada vez sube de nivel, aprendiendo y desarrollándose como una gran banda. La experimentación calzó perfecto para esta nueva pieza, sin duda llegará lejos.

 

Por Fernanda Schell

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

“Niñx de este s...

La canción “Niñx de este siglo” es parte del Álbum “Ideales Primaveras...

Leer más

El biopic de David...

Stardust se estrena a fines de noviembre ...

Leer más

“La venganza de ...

Muestra la influencia femenina en la industria musical ...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más