BlackStarCoverCD

Blackstar

David Bowie

Mar 12 enero, 2016 - Diego Montanari
Etiquetas: Blackstar David Bowie Pablo Rebolledo Bañados
Share on FacebookTweet about this on Twitter

 

A mediados del año pasado David Bowie había anunciado el lanzamiento de un nuevo disco para el día de su cumpleaños (8 de enero) con el cual lanzó dos singles: “Blackstar” y “Lazarus” los cuales demostraban un experimentación musical enorme de acuerdo a la década que estamos viviendo. Ahora sabiendo el panorama general les daremos la opinión sobre ”Blackstar”, lo nuevo del rey camaleón.

Al escuchar el título de este álbum uno piensa en simbolismos relacionados con constelaciones, astros, galaxias y un sinfín de creativas ideas, pero lo que realmente demuestra la “estrella negra” son los pasos duros de la fama, éxito y los golpes duros que cualquier persona debe pasar para lograr ser diferente y surgir en un mundo lleno de imágenes predeterminadas del cual acá muestra el claro descontento. Las letras pueden ser tratadas a manera personal de cada uno, pero cada uno dejando una esencia más emotiva que otra logrando empezar un viaje de música interestelar de principio a fin.

Cada canción pasa por una sensación diferente a la otra, habiendo señalado anteriormente el experimentalismo de los singles lanzados, se puede notar sonidos más rockeros o movidos con una influencia de jazz que se puede percibir en la batería y los tempos complejos que muestran, esto se puede apreciar en el tema “´Tis a Pity She Was a Whore”. Más adelante se convierte en una mezcla de rock experimental con el tema “Sue (Or in a Season of Crime)” en donde se puede notar la aparición de una guitarra un poquito más pesada en compañía de sonidos extraterrestres que logran esa apariencia espacial al ser escuchada. “Girl Loves Me” juega con un sonido pop muy peculiar, incluso tratando de dejar un poco de lado todo lo complejo y tratando de acercarse un poco a lo que es la música electrónica con pistas que logran retumbar en los oídos del auditor. “Dollar Days” muestra claramente un rock psicodélico el cual nos transporta a la década de los 70s en donde en más de una vez el maestro logró experimentar con su música de esta manera, solamente que ahora se puede notar la modernidad entremedio. Finalizando con “I Can´t Give Everything away” se puede contrastar que se trata de un final con tintes de felicidad, el cual termina siendo una sonata agradable y tranquila.

La propuesta musical logra llegar a niveles de experimentación interesantes y muy sorprendentes, Bowie siempre acostumbra a adecuarse perfectamente a cada estilo y época en la que este tocando piso, en este caso logro llegar a un nivel excéntrico y ambicioso de música. Sintetizadores, saxofones, trompetas, de todo se puede lograr captar de esta odisea musical que demuestra que la maestría musical no es cosa de experiencia solamente, sino que de adaptación.

David Bowie ha dejado en claro porque ha sido uno de los músicos que ha sabido mantenerse fresco y potente en las cuatro décadas en la cual él ha destacado, y siempre dejando un sentimiento de querer lograr más allá del límite. Ha resucitado la leyenda. Ha llegado para transcender a nuevas generaciones y lograr ser una estrella negra solo para dejar claro porque es el mejor en lo que hace.

Aviso: Esta reseña fue escrita una semana antes de su lamentable deceso. Q.E.P.D. David Bowie

 

Por Pablo Rebolledo

 

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

PAR2003100792251

Les presentamos el...

Se estrena el 8 de Enero por HBO...

Leer más

20914673_10154942767175208_1506044753220271248_n

Retorna a Valpara...

En lanzamiento del nuevo libro de la periodista Marisol García en sala Rubén ...

Leer más

21246509_1571193996271971_8105504779108480464_o

Tocatas del Jueves...

Pirámides, Icarus Gasoline, Los animales también se suicidan, Discos Nobita, V...

Leer más