caf-naturaleza-muerta

Como Asesinar a Felipes – Lanzamiento Naturaleza Muerta en Sala Metrónomo: “Pieza por pieza en el laberinto”

Un crimen más en el historial de la banda experimental, Sala Metrónomo albergó este lanzamiento rupturista de CAF, en donde invitados especiales convirtieron esta presentación en una de culto.

Lun 15 julio, 2019 - Diego Montanari
Etiquetas: Como Asesinar a Felipes Naturaleza Muerta Pablo Rebolledo Bañados
Share on FacebookTweet about this on Twitter

 

 

Uno siempre se acuerda de la primera vez que escuchó un disco o tema de Como Asesinar a Felipes, un desafío al oyente más conformista, y para el melómano un disfrute de cambios en los patrones y rompiendo esquemas en su totalidad. Un asesinato que ha tenido sus primeras partes, y que con el tiempo ha desarrollado el thriller psicológico perfecto, mutando hacia una especie de cerebro trabajador, uno que suelta y no para de soltar estructuras. Un conjunto que se inunda en un mar lleno de pensamientos, sonidos y montones de inventos. 7 partes que han ido construyendo una metáfora, una manera de vivir, que ha potenciado una bandera de lucha la cual es la creatividad en sus extremos y sus bajos. Una que va creciendo de acuerdo a como el entorno va cambiando.

En la fría y movida noche del 13 de julio en el siempre concurrido sector de Bellavista, hubo una gran cantidad de gente haciendo fila de manera confusa en las afueras de Sala Metrónomo, la pregunta era inconsciente y continua: “¿Dónde se hace la fila?”. No importaba la manera o la variación con la cual se hiciese, simplemente la respuesta terminaba confundiendo más de lo habitual cuando no se sabía cuándo entrar o no. Se especulaba algo prometedor por las “sorpresas” que habrían dentro de esta jornada, en un crimen más en el historial de la banda experimental, esta vez con invitados especiales que convirtieron esta presentación en una de culto.

Colgado un afiche en el techo del local con el logo de la banda, a la par con el trance musical de fondo que mezclaba jazz y hip-hop de ambiente, los encargados de las luces probaron el juego que tenían preparado para esta jornada. Se apagó la iluminación, con la intención de que los “asesinos” saliesen a escenario a volar las mentes de los presentes, cosa que no ocurrió, porque lo que se mostró fue una demostración pausada y artística de lo mejor del break-dance nacional en escena. Fotogramas dirigidos por los focos, quienes hacían relevo con la constante movilidad de sus participantes urbanos, todos apoyando y celebrando cada movimiento que estos bailarines expertos hacían en un stop motion en vivo. Cuando de repente, y sin previo aviso, empezó a sonar la banda en su máximo esplendor, pero con un detalle peculiar.

 

DSC_0145[31044]

 

Con las luces aún apagadas en el escenario, la música rebotó desde los parlantes con clásicos de los primeros discos de CAF, pero en una situación confusa. Todo sonó orgánico, pero no había rastros de ninguno de sus integrantes, en lo que fue la movida introductoria que reveló la primera pieza de este rompecabezas que deconstruiría todo a la manera y ganas de los chicos. Al medio del público, un foco efervescente mostró a Felipe Metraca, Sebastián Bala, DJ Spacio y Cristián Gallardo amontonados en sus respectivos pads, tornamesa y sintetizadores, tomando a todos por sorpresa al experimentar entre ellos en esta movida. El público hipnotizado bailó y observó lo que ellos hacían de manera más sintética. “Ya llegó”, “Formo parte de un Engaño”, “Caen”, “Alerta Roja” e “Influencia” fueron re-armados como temas más fieles al beat y al experimento de efectos. Era presenciar un laboratorio siendo manejado por sus doctores en primera fila.

Pero ¿Qué era de Koala? El frenético vocalista estaba en otro rincón del lugar, cerrando sus ojos, con la muchedumbre escuchándolo de primera fuente en el mismo territorio. Era como un mapa trazado para desordenar lo establecido de un lanzamiento normal, en eso que Koala estaba hipnotizando con sus cuestionamientos, también estaba ocurriendo otra demostración de break-dance. Todo esto al mismo tiempo. Una manera poco común de llevar a la vida totalmente el concepto de la agrupación.

Terminó toda esta sorpresa para darle inicio al ciclo que tuvo como protagonista principal a los temas nuevos de “Naturaleza Muerta”, una vuelta a los orígenes track x track, y que tuvo a todos los colaboradores participando en la interpretación de las canciones. Entre azules profundos y siluetas, se percibió la revolucionaria figura de Camila Moreno alistando su voz para cantar “Días Oscuros” en compañía de Ricardo Santander en la guitarra acústica, en una performance que no podía decepcionar, totalmente explosiva y cerebral. Esto ya nos anticipó otra pieza en el puzle, en donde la ejecución del sonido y la precisión de sus instrumentos estuvieron soberbias en comparación a otras presentaciones. Las colaboraciones de Chino Moreno se sintieron en su grabación con “Disparan (Fill The SKies) y el shock pachamámico se completó con la excelente batucada e incendiaria manifestación mapuche de Avalancha, con un discurso hablado por David Añiñir, poeta mapuche, vertida en una demostración de percusiones intensa y veloz. Todo esto conllevó a una pausa de 2 minutos en donde finalmente darían un encore repasando temas de placas anteriores como “Elipse” (2016) o “Colores y Cadaveres” (2010).

Fue un juego mental constante, pero desde el principio percibido como un mapa el cual tenías que descubrir por ti mismo. Se sabía que el stage tenía que utilizarse tarde o temprano, pero entre medio de tanta confusión y detalles de ubicación, el espectador podía pasearse por una experiencia en primera persona, una que invitó a no tener miedo al encuentro de la mente con las raíces. Las distintas facetas de la banda se hicieron una realidad en una sola noche, en una propuesta que antes no se le había visto en registro. Todos los que estuvieron saben que no fueron parte de una fecha cualquiera, y que de culto tuvo de sobra.

 

DSC_0162[31038]

 

Como Asesinar a Felipes dejó claro el porqué de su existencia en este lanzamiento, no es algo de esperar o crearse expectativa, al contrario, escuchar su música siempre será referente de ser poco digerible y de ser impredecible en su progresión. Eso, en su fórmula, pero llevar esto a un punto más escénico fue una movida muy bien trabajada, todo desde un principio se sintió como la piel de la banda siendo esparcida por toda la sala, la música de ellos estaba viviendo y moviéndose al igual como lo fueron sus esquizofrénicos trances en Elipse, y tiñéndose de negro ahora con “Naturaleza Muerte”. Se podría decir que es la mejor presentación que el grupo ha otorgado, pero se caería en el punto de lo impredecible, porque pues eso fue lo que ocasionó que todo fuese una interacción energizante y viajante con sus fanáticos. CAF llevó a la vida misma su bandera de lucha, y lo hizo como siempre, con la intención de crear momentos en donde la gente menos espera.

 

Por Pablo Rebolledo Bañados

 

 

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

69057956_2392952377418064_7659552140616007680_n

Saltador nos prese...

Adelanto de su primer disco ...

Leer más

bowie-1000-x-1000-4fu00

Primeras imágenes...

Sin fecha de estreno por ahora ...

Leer más

56949222_2187519944661576_7775044438270672896_n

Naty Lane, autora ...

Hablamos en profundidad con la bajista de Adelaida ...

Leer más

18953458_1355138631231101_8666359974269198771_o

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más