Dark: “Que el conformismo nunca nos gane”

¿ Será el fin de todo ?

Vie 10 julio, 2020 - Diego Montanari
Etiquetas: Baran Bo Odar Dark Jantje Friese Netflix Pablo Rebolledo Bañados

La primera vez que se nos anunció una serie como Dark, de origen alemana y como una cierta reverencia a Stranger Things, pues las dudas captaron mucho más rápido que la aceptación. ¿Qué realmente podíamos esperar de esta enunciación? Claramente esperas que la expectativa sea un producto alterno para capear la ausencia del otro, o tal vez en el caso milagroso, termina tapando bocas.

Dark es algo que definitivamente tiene mucho sobre que ahondarse y referirse, la historia creada por la pareja Baran Bo Odar y Jantje Friese logró que una producción (la primera alemana totalmente original para Netflix) lograra poner de cabeza a todo el mundo, esto nuevamente bajo el tópico que aún tiene a muchos cineastas encantados: los viajes en el tiempo. Con esta nueva idea y propuesta, era imposible evitar que las alabanzas como también los comentarios más odiosos, comenzasen a surgir, que la idea era muy repetida, que era muy lenta en su desarrollo o simplemente la búsqueda de buscar ser superior intelectualmente para demostrar poderío de conocimiento, para autosatisfacer el ego convirtieran en esta en una producción llamativa.

Hace poco tuvimos el estreno de la tercera y última temporada, con las piezas ya ordenadas y establecidas, podemos por fin decir que la trama que al inicio se vio como una oleada de confusiones y plot twist con menos respuestas, tuvieron su final muy respetuoso. Y es aquí en donde entra en boga en que debe priorizar un guionista o creador al estar dando vida su obra ¿Calidad o cantidad? Ese es el dilema entre los distribuidores y el dueño de la serie, en donde muchas veces hemos visto grandes series sucumbir al consumo y sobre explotación de su producto, antes que verla morir en gloria. Game of Thrones pecó mucho en sus últimos pasos, dando a conocer una despreocupación con el que podía ser un gran final, como también The Walking Dead sigue por ahí cojeando inconsciente con su reiterante desarrollo de historia. Pero también hay casos específicos como el de Breaking Bad, que con 5 temporadas pudo mostrarnos la evolución e importancia del guion de manera perfecta, esto ahora seguido con la impensable maestría de Better Call Saul en su mismo universo.

Hay diferencias creativas en estas comparaciones, claramente las hay, son distintos tramas y universos, pero ¿Cómo puede ser que una serie con complejos y absurdos como los de Twin Peaks pudo darle mejor cierre que la misma obra de Lynch? Claramente la decisión del autor a cómo debe terminar su creación será la última palabra, pero de alguna manera Dark logra establecer una ambientación y elaboración de situaciones tan únicas en su ejecución que a veces podemos concluir que lo que lidera acá es el conjunto de elementos, más que la entretención. Son detalles como el del aplaudido casting, en el cual cada actor/actriz tienen rasgos parecidos para que después el maquillaje haga la gracia al mostrar los distintos tiempos y giros temporales. También es la música que engrandece y agrega detalles esenciales para la comprensión de lo que se muestra en pantalla, mientras que las tomas y sus composiciones van creando momentos icónicos como simbólicos.

¿Qué es entonces lo que hace especial a esta serie? Es que en ningún momento dejó que lo externo hiciese efecto, como inesperado éxito simplemente tomó lo que era suyo, lo mantuvo fiel a su estética y nunca perdió el rumbo. Simplemente el cariño de hacer las cosas bien, con su debida preparación y con su fecha de vencimiento fija. El 27 de junio pasado, la serie finalizó con una historia que respetó su alineación y que nos regaló un final redondo con grandes enseñanzas, recordándonos que dentro de una época en donde la inmediatez es un cáncer, filosofar lo suficiente para ver las cosas de otra manera es algo que necesitamos de vez en cuando, y si gracias a una serie masiva se logró volver un poco a este hábito, pues excelente que haya sido así. Nunca dejemos que la comodidad nos gane, y que la curiosidad esté por sobre nuestro gustos e ideales, solamente así podrás disfrutar de cualquier cosa. En este caso de Dark.

Por Pablo Rebolledo Bañados

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Nadie sabe que est...

Primera película chilena de Netflix ...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más