DpR3pm2U0AE1mgw

Discutible

Babasónicos

Mar 06 noviembre, 2018 - Diego Montanari
Etiquetas: Babasónicos Discutible Fernanda Schell
Share on FacebookTweet about this on Twitter

 

 

2018, año perfecto para descubrir nuevos experimentos musicales. Con toda la tecnología y avances le otorgan potencial a crear novedades. Este caso es de Babasónicos, banda que evoluciona en cada álbum y esta no es la excepción. Discutible, es la novedad de los argentinos, claro ejemplo que expresa su cambio e impulso para crear cosas nuevas.

 

La banda liderada por Adrián Dargelos, trae su decimosegundo trabajo en estudio de Babasónicos. Aquí demuestran la electricidad a base de profundidad, letras poéticas y experiencia adquiridas durante la última época del grupo.

 

Es un disco bastante sorpréndete. Inicia con el tema La pregunta, allí exponen el lado electrónico, mezclado con tintes de pop, ligándose a la experimentación. Tiene toques de movimiento, intentado algo pegajoso. En sí, reflejan su nueva expresión artística, anunciando las novedades de la música argentina.

 

Pasar de un salto a una melodía calmada, melancólica, clásica de ellos. Con Ingrediente, tienen su punto clave y juegan con una guitarra electrizada por las notas, percusión seguida y voz enlazada. Las letras nunca pierden contenido, siempre hablan a las parejas o el amor.

 

Un tema recomendado, Bestia pequeña, posee tintes clásicos, como una percusión seguida, juega con voces, letras rápidas entrelazadas con toques en el teclado. Se convierte en un lado popero, recreado con las guitarras que de a poco se van agrietando hasta llegar a un final intenso y dramático.

 

Luego en Tras- algo, regresan a sus raíces, ligados a sus clásicas melodías. Empieza con un tono tranquilo que va subiendo por la experimentación de guitarras cabalgas por Mario Roger, autor del tema, junto a Diego Uma. Esta canción expresa la naturaleza roquera con tonos pasivos.

 

Discutible tiene un lado tranquilo. Partícula es la melodía electrónica, mezclada con poesía que navega sobre una melodía ondulante, riffs deformes, unidos a una percusión que atribuye un toque combustible a esas frases de tono existencial.

 

Adiós Pompeya, mezcla entre rock psicodélico y la fantasía, llevándolo a un lado setentero del grupo. Se construye una atmósfera con el presente con toques eléctricos en las guitarras y batería, seguidos por un tono de voz liviano, llegando a su contrapunto. En el fondo, enmascara una canción de amor.

 

Todo tiene un lado amónico, Teórico, canción entre indie pop bailable, con teclados galácticos. Una excusa para bailar en la era del consumo digital. Este tema expresa que Babasónicos pueden adecuarse y manifiesta sus pensamientos contra la industrial en la que vivimos.

 

 

Saltar, bailar o explotar en las alas del rock, con gritos de go, sin dejar su lado pop, al ritmo de Cretino. Ellos logran crear un equilibrio entre lado melódico con la fuerza del rock irónico, para mostrar la crítica en el consumo de los hits radiales. Es así, como alistan su bomba contra el sistema musical, bajo una melodía pegajosa y convincente. Percusiones ligados a suaves riffs de guitarra. Como dice el vocalista, “no soy un premio para nadie”.

 

Seguir saltando, la efervescencia está en su salsa. Un tono rápido, riffs pesados, sonidos retros y melodías poperas. Orfeo es uno de los mejores temas del álbum. Desean crear un ritual colectivo bajo sus frases, intentando llamar la atención de la gente. Mover la cabeza, seguir la melodía y dejarse llevar por sus frases que llaman a la honestidad brutal de sus fanáticos.

 

Cerrar la historia con Un pálpito, melodía que tiene bases de beats primitivos, voz melódicas en base de un teclado iluminado, versos ensoñados que intentan incluirse en la poesía. “Esto recién empieza”, como dice Dárgelos. Juegan con una infancia, en medio de ese viaje espiritual, guiados por un dramático acorde de piano que va a despedirse.

 

El disco es una montaña rusa misteriosas de pop destartalado, que juega con la experimentación en cada tema. Intentan renovarse y buscar una identidad para exhibir que la música puede perdurar con el tiempo, sin perder su esencia, buscando algunos tintes que los ayudan en su transición. Sus líricas expresan la realidad, manifiestos y poesía, presentando su lado poético enlazado a las melodías extravagantes. Es lo novedoso que puede expresar una banda de trayectoria en tiempos modernos.

 

Por Fernanda Schell

 

 

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

unnamed-1-1540312777-640x640-1542298835-640x640

Escuchemos Merrie ...

Otro interesante proyecto de Damon Albarn...

Leer más

20914673_10154942767175208_1506044753220271248_n

Retorna a Valpara...

En lanzamiento del nuevo libro de la periodista Marisol García en sala Rubén ...

Leer más

18953458_1355138631231101_8666359974269198771_o

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más