S_685945-MCO27843998856_072018-O

El Depredador

Dirigida por Shane Black

Jue 20 septiembre, 2018 - Diego Montanari
Etiquetas: El Depredador Esteban Brito Quinlan Shane Black
Share on FacebookTweet about this on Twitter

 

Hace 31 años que el alienígena cazador llegó a la pantalla grande, de la mano del clásico de 1987 que lo enfrentó a un icónico Arnold Schwarzenegger en una batalla seria, llena de tensión y en donde cada vez que los gatillos de las armas se activaban, un personaje decía una frase para el bronce como: “Si sangra podemos matarlo.”

Predador es un personaje que se ha quedado en la cultura pop por un buen tiempo, pero que no ha tenido secuelas que se equiparen a la original; su secuela de 1990 protagonizada por Danny Glover, o “Predators” (2010), nunca han logrado superar al primer capítulo de la saga, y esta no es la excepción, pero es una especie de reinvención que intenta cosas nuevas en la franquicia.

Esta película se ubica después de la segunda cinta, pero es una especie de reboot al mismo tiempo, porque desde el principio uno se da cuenta de que no es un metraje que hay que tomarse en serio, de hecho, viene a ser una comedia de acción más que nada porque esta, pero plagada de chistes y muertes ridículas de principio a fin. Sinceramente es uno de los filmes más chistosos del año porque parece uno de esos trabajos clase B de mala calidad, pero a propósito.

Los únicos afectados con este cambio tan drástico en la franquicia son los talibanes que creen que Depredador es un personaje serio, o los que de verdad esperan ver algo dramático y sentir tensión por casi dos horas en una sala de cine. Si lo tuyo es pasar el tiempo y reírte de buena gana, esta secuela es para ti.

No es para nada una película espectacular, pero lo que si tiene es que se podría considerar como “dominguera”. Esta para pasar la tarde atragantándose de cabritas en la sala de cine y para reír de buena gana con lo ridículas que pueden ser muchas de las muertes, o de los chistes que los mismos personajes dicen. Nada parece ir en serio en esta comedia de acción, y eso no tiene que ser necesariamente malo. Si te gusta ver sangre ya de manera ridícula, lo pasarás muy bien viendo “El Depredador”, de lo contrario, no es la cinta para ti.

Parece drástico el cambio que sufrió el personaje, ya que en “Predators” (2010) todo es seriedad, y este filme que se ubica cronológicamente antes, solo se encarga de entregar risotadas y muertes que a ratos parecen baratas, o efectos especiales que en ciertos momentos no parecen del todo acabados. Pero todo este espectáculo sin sentido solo existe para justificar la nueva llegada del alienígena cazador, y cómo un nuevo grupo de personajes desechables se enfrenta a él.

Shane Black se atrevió a cambiar la fórmula, porque de otro modo hubiésemos tenido más de lo mismo; una película seria de soldados genéricos acabando con sus metralletas al Depredador en un lugar “X”. Aquí tomó el camino del humor, y le salió bien divertido todo. No me había reído tanto este año con una comedia, como fue con “El Depredador”, cinta de la que tenía cero expectativas de siquiera sonreír un poco. A veces los cambios son positivos, sobre todo cuando la franquicia ya tiene más de tres décadas.

 

 

Por Esteban Brito Quinlan

 

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

47226245_1952906368344426_2331468837095997440_n

Crettino nos prese...

Avance de su nuevo Ep Estamos Unidos...

Leer más

v1

Cielo (2017)

Dirigido por Alison McAlpine...

Leer más

20914673_10154942767175208_1506044753220271248_n

Retorna a Valpara...

En lanzamiento del nuevo libro de la periodista Marisol García en sala Rubén ...

Leer más

18953458_1355138631231101_8666359974269198771_o

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más