23435186_1859037281076163_921335108759782306_n copia

En Orbita: Una constelación de descubrimientos

El Planetario de Santiago ayer formó parte del festival En Orbita, con artistas de todo el mundo

Lun 18 diciembre, 2017 - Diego Montanari
Etiquetas: En Órbita
Share on FacebookTweet about this on Twitter

 

 

La jornada de ayer en el Planetario de Santiago venía cargada de variadas energías y sonidos de todas partes del mundo, contando con la participación de expertos dentro del booking y organización de festivales a nivel internacional. O sea una oportunidad más que única para tener un alcance cercano hacía algún contacto de peso, y lograr tener algún acuerdo para mostrar material (práctica que personalmente la recomiendo para todos los músicos).

Ayer fuimos testigos de presentaciones que dentro de lo desconocido, tenían el potencial para llenar estadios y convocar a multitudes por sus propuestas musicales. Eran muchas las sorpresas, y habiendo hecho el análisis, escogí los mejores shows que el festival ayer tuvo dentro de su cartel nacional e internacional.

DZ Deathrays

Simplemente wow. Mientras todo recién partía cercano a las 1 de la tarde, algunos grupos ya empezaban a tocar en sus respectivos escenarios. Entre la mezcla de la playlist del escenario Voyager, ubicado en el medio de todo el recinto, empezó a retumbar una distorsión de 6 cuerdas que amplificaba un punk veloz. Es ahí que en las cercanías el grupo australiano DZ Deathrays estaba entregándolo todo en frente de un poco más de 20 personas, pero captando la atención de unos oídos primitivos, en donde cabeceaban y asombraban con el sonido del trío.

Traídos de una tierra en donde agrupaciones como Silverchair o The Vines han dado luz como respuestas de movimientos musicales específicos, acá DZ llegó a marcar una mezcla que incita al baile, pero también al rock directo y al hueso. Esto con toques de psicodelia y stoner.

Adelaida

Desde el lanzamiento de su segundo LP, ”Paraíso”, la banda empezó a tener un año muy activo con su gira nacional y siendo parte de varios festivales. El distorsionado rock de las guitarras y raspada voz de Jurel Sónico se embestían con las rítmicas interiores de Naty Lane y la peculiaridad de Gabriel Holzapfel en la bateria, así tocando día tras día.

Las críticas musicales de varios medios (incluyendo este) se encantaron con la propuesta de este nuevo trabajo, que en comparación a su anterior LP, Madre Culebra, destacaban pasajes oníricos.

Ayer simplemente fue la demostración de todo lo que han hecho durante el año, con disfrute y garra como siempre. Valparaíso siendo representado nuevamente por estos músicos que han conseguido el reconocimiento de todos lados a base de pasión, sudor y autogestión.

 

Damo Suzuki

El legendario ex líder del grupo de rock progresivo Can trajo peculiaridad al festival. Damo Suzuki en un cierto punto entre la locura de las pistas y acompañamiento lírico, atrajo a la mayoría del público al exponer su manifestación poética y experimental.

Entre lo plano y rítmico, la intensidad de cada palabra se hacía más grande por cada sección que el cantante recitaba, para la gente que apreciaba su arte al mismo que otras que descubrían recién sobre la existencia de este hombre.

Night Beats                                                                                                                     

Como una persecución del viejo oeste, con difusos mensajes y los efectos haciendo su parte, Night Beats lograba hacer bailar a los presentes con gorros de vaqueros y un baterista el cual endemoniado en su éxtasis, desataba todo su desplante en la batería.

Ambientes desérticos, potencia rockera y mucha onda al momento de mostrar un show llevado de las transiciones. Todos disfrutaban de su propuesta musical en una hora de performance en el cual el stage fue suyo.

Juana Molina

La inminencia de lo extraño. Juana llegó con energía y carisma de sobra, concentrada meticulosamente en cada efecto y loop aplicado en vivo con sus excelentes músicos de acompañamiento los cuales se miraban seguido para lograr cada detalle, y pulirlo. La voz robótica de la artista argentina, y la inteligente aplicación del batero creaban la complejidad de las canciones.

Cigarretes After Sex

Se sabe que eran el plato fuerte de la jornada, demostraro su extrema melancolía, siendo el último grupo en tocar (esto antes del set de Dj). Su calidad basada en la calma, en la sensibilidad depresiva guiada hacía una bella sensación fue lo que se pudo presenciar ayer.

Por algo muchos pedían que su presentación fuera una solitaria, afirmando que su fanaticada los quiere de vuelta en nuestro país, en un show más extenso.

 

Pablo Rebolledo Bañados

 

 

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Precision 12 Inch Jacket Template

Waxahatchee anunci...

Además de presentar el sencillo Chapel of Pines ...

Leer más

bohemian-rhapsody

Otro adelanto de B...

Sera estrenada en noviembre ...

Leer más

20914673_10154942767175208_1506044753220271248_n

Retorna a Valpara...

En lanzamiento del nuevo libro de la periodista Marisol García en sala Rubén ...

Leer más

21246509_1571193996271971_8105504779108480464_o

Tocatas del Jueves...

Pirámides, Icarus Gasoline, Los animales también se suicidan, Discos Nobita, V...

Leer más