train-to-busan

Estación zombie (2016)

Un viaje frenético y dramático

Lun 05 diciembre, 2016 - Diego Montanari
Etiquetas: Estación zombie Esteban Brito Sang-ho Yeon
Share on FacebookTweet about this on Twitter

 

 

Desde Corea del Sur viene esta producción que ha batido récords en todo el globo desde su estreno en el Festival de Cannes. La cinta revitaliza el género del cine de zombies y lo hace con una fórmula que mezcla alucinantes escenas de acción con momentos de gran dramatismo.

Un divorciado hombre de negocios adicto al trabajo que nunca tiene tiempo para su hija, le concede el regalo de cumpleaños a su pequeña de llevarla a la ciudad de Busan en donde se encuentra la madre de la niña. En su travesía se desata una epidemia zombie por el país, la que se esparce con un solo mordisco en el cuello de sus víctimas. Ésta infección logra llegar a los carros en los cuales los protagonistas viajan, resultando en un caos impresionante.

Los infectados y los pasajeros arrancando frenéticamente en los pasillos del tren bala es un espectáculo abrumador y sanguinario. Unos de los mejores momentos de la cinta se encuentran cuando la gente escapa de estas hordas de infectados.

Estos momentos son uso de los elementos más grandiosos del filme y son las invasiones de cientos de muertos vivientes corriendo a comerse a sus víctimas. El desorden que se desata en tan solo segundos está a una altura épica. No son montones de cuerpos que simplemente se agolpan entre sí como en Guerra mundial Z, sino que se nota un mayor cuidado en cuanto a los movimientos que realizan, como en el aspecto visual de cada uno de los come cerebros.

 

 

Pero otra sorpresa que tiene Estación Zombie es que no solamente tiene grandes escenas de acción llenas de dinamismo, sino que también hace sus pausas para centrarse en el conflicto humano, en las decisiones de los involucrados en un momento límite. Este dramatismo hace que uno quiera saber hasta dónde van a poder llegar sus protagonistas, a sentir empatía por la hija que nunca ve a su padre.

Las instancias que se centran en las intenciones de cada personaje no son interacciones que apaguen la acción y el desenfreno que causan los muertos vivientes, sino que ayudan a ver el conflicto desde la arista personal de los personajes, lo que no pasa como un elemento superficial en este mundo fantástico, sino que le da más peso a las motivaciones de sus involucrados.

En cuanto a los protagonistas, el padre (Yoo Gong) y su hija (Soo-An Kim) tienen un vínculo que va progresando conforme se desarrolla la trama, y esto es uno los elementos que más destacan en la película: la relación entre ellos que se ve marcada por el dinero y el poco tiempo en el que se ven por causa de éste. El progenitor oficinista representa la sociedad que no es empática, que destruye lo que no le parece necesario. Con el conflicto que se vive a bordo del tren bala, ésta mentalidad influye mucho en su actuar, y también su interacción con otros pasajeros.

El género zombie ya estaba bastante saturado, pero esta producción le da un giro fresco. Sus alucinantes momentos de acción que conllevan a hordas de muertos vivientes tienen un dinamismo increíble que te mantiene al borde del asiento expectante. Pero por otro lado, su conflicto humano de fondo esta tan bien tratado que se mezcla perfecto en la propuesta. Esta cinta es perfecta para los amantes del género o para aquellos que quieran experimentar algo original y fantástico.

Por Esteban Brito

 

 

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

17458417_1057361947702644_5014783847469536008_n-1

Rubio presenta su ...

El proyecto de Fran Straube de banda Miss Garrison...

Leer más

09

Tres películas pa...

El mundo del séptimo arte perdió a uno de sus grandes realizadores...

Leer más

20914673_10154942767175208_1506044753220271248_n

Retorna a Valpara...

En lanzamiento del nuevo libro de la periodista Marisol García en sala Rubén ...

Leer más

21246509_1571193996271971_8105504779108480464_o

Tocatas del Jueves...

Pirámides, Icarus Gasoline, Los animales también se suicidan, Discos Nobita, V...

Leer más