artworks-000475409751-y1qkd1-t500x500

Glass (2019)

Dirigida por M. Night. Shyamalan

Mar 22 enero, 2019 - Diego Montanari
Etiquetas: Anya Taylor-Joy Bruce Willis Esteban Brito Quinlan Glass James McAvoy M. Night. Shyamalan Samuel L. Jackson
Share on FacebookTweet about this on Twitter

 

 

En el 2017, el director famoso por películas como “El sexto sentido” (1990) y “Señales” (2002) sorprendió con su cinta de suspenso “Fragmentado”, en donde al final aparecía una escena que conectaba con uno de sus trabajos más queridos, “El Protegido” (2000). Todo parecía indicar que el cineasta se había sacado bajo la manga un pequeño universo interconectado de superhéroes urbanos.

“Glass” es la conclusión en donde los personajes de estas dos cintas convergen y se reencuentran. Las expectativas por este final son altas, ya que han pasado 19 años desde que se sabe del héroe David Dunn (Bruce Willis) y el villano Mr. Glass (Samuel L. Jackson). A esto, súmenle al hombre con 24 personalidades múltiples interpretado por James McAvoy. ¿Qué podía salir mal en una obra con tanto potencial?

El resultado no es una mala película, como de repente hace Shyamalan, pero tampoco es una excelente, ni memorable obra como las dos instancias que preceden al final de esta trilogía. La conclusión épica no esta aquí, y todo indica ser una historia y personajes mal aprovechados.

El primer acto de “Glass” es maravilloso, la presentación de los superhéroes y el enfrentamiento entre La Bestia y David Dunn comienza de inmediato con acción. Pero las cosas cambian cuando las figuras del filme son confinadas a un hospital psiquiátrico porque ellos supuestamente se creen superhumanos. Este segundo acto es pausado y construye tensión tal como en “El Protegido”, pero también peca en sentirse excesivamente largo.

 

 

La cinta tiene momentos brillantes, como ver a James McAvoy interpretando a muchos personajes de corrido, o ver al maléfico Mr. Glass ponerse en acción y ejecutar un plan dentro del recinto en el que sucede casi toda la película. Pero nada prepara al espectador para un tercer acto tan desordenado y poco satisfactorio, sobre todo si el mismo director ha dicho en entrevistas que ha estado trabajando en esta obra desde hace 19 años.

La conclusión de Glass dividirá a los fans entre los que la amen, y los que simplemente se sentirán decepcionados. Yo pertenezco al segundo grupo. Se desaprovechan personajes que casi no tienen participación en el filme, como al superhéroe interpretado por Bruce Willis. Tampoco esta la maravillosa música de “El Protegido”. Parece una secuela netamente de “Fragmentado”, y nada más.

El filme cae en mostrar mucho sobre los personajes secundarios, como la sobreviviente a La Bestia, Casey (Anya Taylor-Joy), quien no tiene un arco argumental coherente, y que tampoco tiene mucho que aportar al desarrollo de la trama.

En fin, “Glass” es una decepción más de Shyamalan, no es una caída en picada como otros desastres del director como “El último Maestro de Aire” (2010), pero si es una bajeza que no concluye de forma satisfactoria la narrativa construida anteriormente por las dos brillantes películas de la trilogía. Con sus luces y sombras, esta obra sólo cae en la categoría de regular, y eso es triste para terminar una historia que empezó hace casi 20 años.

Por Esteban Brito Quinlan

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

16684115_10154244871783309_5534530951983684051_n

Ángel Parra nos p...

Previo a su presentación en Lollapalooza...

Leer más

50689149_2228715360742547_2698699942691559802_n

Suspiria

Dirigida por Luca Guadagnino...

Leer más

20914673_10154942767175208_1506044753220271248_n

Retorna a Valpara...

En lanzamiento del nuevo libro de la periodista Marisol García en sala Rubén ...

Leer más

18953458_1355138631231101_8666359974269198771_o

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más