Hay un fuego

Natisú

Lun 10 enero, 2022 - Diego Montanari
Etiquetas: Fernanda Schell Hay un fuego Natisú

Natalia Suazo, conocida como Natisú, reveló su nueva obra, “Hay un fuego”, producción donde explora la electrónica, los sentimientos y melodías más sintéticas. Tras largos años de grabación, composición y dedicación, nació esta obra que se destaca por la colaboratividad junto a los nuevos sonidos.

Natisú estuvo durante un año y medio componiendo y trabajando en la preproducción, con el armado de bases electrónicas, baterías, bajos, arreglos. En ese tiempo, presentó la idea de realizar un disco diferente, guiada por sus gustos, como “Homogenic” de Björk o “22, A Million” de Bon Iver.

Para lograr esto contó con Iván González, pieza fundamental en la obra, su visión y trabajo fueron significativos para la construcción sonora y para mantener un hilo estético del disco.

“Hay un fuego” está conformado de nueve canciones que aterrizan en conexiones trascendentales, el agote del ritmo moderno de vida junto a la pena de los quiebres que se envuelven en una sonoridad nostálgica y espiritual. 

La obra inicia con ‘Huracán’, en un ambiente misterioso, electrónico, acompañado de sintetizadores que siguen a la dulce voz de la cantante. Es una buena puerta de entrada hacia un mundo utópico, sentimental y personal. Continúa con ‘Paisaje’, en la misma línea, poco a poco va creciendo la onda sonora, pero más tranquila, hasta que aparece la voz de Benjamín Walker, quien le da un toque especial y se sintoniza junto a Natisú, haciendo una mezcla única.

‘Una Isla’, un encuentro con la niñez, los recuerdos y las memorias que van apareciendo entre esas energías vibradas con la oscura electricidad. Esta debe ser una de las claras experimentaciones en la carrera de la música. Por otro lado, ‘No Somos’, una de las grandes canciones del álbum, acompaña por Chini.png, crearon un tema energético, fuerte y directo que nos habla acerca de las apariencias.

La percusión, coros y tierna voz que se refleja en ‘Nadie sabrá mi nombre’, canción metafórica y poética. El tema principal, ‘Hay un fuego’, pieza que tiene un tono confesional, que invita a arder y reinventarse en la luz, como una especie de metamorfosis. Es una reflexión sobre los cambios en la sociedad, la cultura y el mundo en general.

‘La distancia’ debe ser uno de los temas más sentimentales, personales y melancólicos del disco, es un punto de inflexión y pausa, hasta que encuentra el lado electrónico que hace un cambio de rumbo en la canción. La siguiente pieza, ‘Amores’, es más pop, pero utilizando los recursos anteriores, sigue con esa ternura que la caracteriza.

El disco cierra con ‘A las palabras que no vienen del viento’, un final perfecto, variado y especial a lo escuchado anteriormente, tiene ese toque más oscuro, con guitarras acústicas que le dan una fricción de misterio. Entrega una sensación de esperar un posible encuentro.

“Hay un fuego” es una obra especial, distinta y novedosa, se expresa todo el trabajo que hay detrás, junto al desafío de trabajar con música electrónica. No cabe duda de que Natisú realizó una experimentación que logró buenos frutos, con matices que se pueden disfrutar en momentos de reflexión. 

Por Fernanda Schell

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Estrenos de vierne...

Un amplio catálogo musical ...

Leer más

En el Mes de la Mu...

Durante marzo, la editorial destaca interesantes títulos escritos o sobre mujer...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más