tyler-the-creator_IGOR

IGOR

Tyler, The Creator

Mar 04 junio, 2019 - Diego Montanari
Etiquetas: IGOR Pablo Rebolledo Pablo Rebolledo Bañados Tyler The Creator
Share on FacebookTweet about this on Twitter

 

 

Hacer una introducción sobre quién es Tyler, The Creator llega a ser un trabajo un poco complejo, su discografía se ha dedicado a aumentar expectativas, pero también a cambiar de identidad para confundir a los auditores como a los fieles seguidores del rap más callejero. Tyler es una mente que se transforma sin previo aviso, es un laberinto de miles de ideas con complicaciones también, en donde incluso los medios faranduleros han tratado de descifrar sus palabras y poemas buscando una respuesta a una supuesta declaración de homosexualidad. Con cada disco que ha lanzado ha demostrado ser uno de los artistas más versatiles, con los experimentos innovadores de su entorno, y dominando su habilidad actoral para impactar con sus performances que bordean la rareza. “Igor. Este no es Bastard (2009). Esto no es Goblin (2011). Esto no es Wolf (2013). Esto no es Cherry Bomb (2015). Esto no es Flower Boy (2017). Esto es IGOR. Pronunciado EEE-Gor.” Con esta frase el artista deja claro que esto no llega a satisfacer a nadie, sino a que tratar de entender este nuevo capullo.

La nueva faceta del rapero asume que este personaje es representado como un sujeto de peluca rubia con traje rosado de preferencia, el cual es una muestra directa de deconstrucción. El típico modelo rubio de ojos azules, el estereotipo del rosado como algo de niñas y la fascinación por un pelo liso bien cuidado, se ven todas derribadas cuando Tyler decide desmontar todos estos ideales, y hacerlos el alter ego que es Igor. Esa manera de diseccionar esta manifestación, es la misma que utilizó para ahora entregarnos su trabajo más cerebral y post punk a la fecha. El “Do it for yourself” por excelencia del rap moderno, lo deja claro en su portada y en letra chica frente a la enorme cabeza de su protagonista viéndose agotado, tal vez parte de ese cansancio es por el hecho de que el disco fue grabado, producido y llevado a cabo por él mismo. Pero dejando de lado la tradición de hacer un track x track onírico como lo logró en Flower Boy, pues con esta nueva personalidad decide crear una experiencia y un viaje maravilloso jugando con los componentes que le faltaba agregar, resaltando el excelente uso de los sintetizadores y los teclados, esto con los característicos bajos saturados que le otorgan la sensación de rap/trap a sus canciones.

El disco se compone de 12 tracks que necesitan ser entendidos en su orden y transición, tratando de sumergirse a fondo en el rincón más rebuscado del rapero, retomando índices de música negra esparcidos en el subconsciente del músico. Cada una va agregando elementos sellos de sus discos anteriores, pero también va incluyendo ritmos de soul y jazz urbanizados que hacen trabajar la música de manera compleja. “IGOR´S THEME” que por nombre es la canción principal de este nuevo look, es explicita con su declaración musical, es exhibida con los toques oníricos y confusos que el resto del álbum agarra como estructura base. Es una explosión de creatividad que abre nuevos espacios en este universo de Tyler.

“EARFQUAKE” contiene sensualidad en sus pianos rememorando la época de las baladas de autores como Barry White o Marvin Gave, con bases de electrónica que van convirtiendo este en un viaje de ciencia ficción relajado, pero acá se nota que es una llamada al sentimiento de enamorarse. Se percibe con más alma y más amigable, incluso podría ser la canción más bailable y pop del álbum, hablando de sentimiento sobre enamoramiento. Su sello del West Coast está impregnado en las bases utilizadas.  “I THINK” logra meter de nuevo el amor en su letra, pero entre bajos saturados que van explayando más pieles musicales, incluso agregando el R&B con el coro de la cantante Solange. Pero en sus compases la música va sonando como nave extraterrestre en su desarrollo, y haciendo alargue de todos sus componentes en un tema romántico con sus detalles ochenteros bien puestos, jugando con finales falsos.

“EXACTLY WHAT YOU RUN FROM YOU END UP CHASING” es un monologo hablado del comediante de stand up, Jerrod Carmichael, que de inmediato le da relevo a “RUNNING OUT OF TIME”, con la actitud colaborativa de Jessy Wilson, en un tema onírico. Una cosa queda clara avanzado en este trabajo, los aportes de letras que Tyler hace no son tan característicos, pero acá vemos el punto más alto en lo que a producción y fluidez respecta, él suelta todo en un par de ideas y frases, y eso se ve interceptado por un bajo agresivo y sin aviso. “NEW MAGIC WAND” es repentinamente una cachetada con un bajo profundo que va sonando agresivo y con un palabreo relajado, acá la participación de Santigold ayudó a que se metiera una intervención mucho más directa con filtros de voz de megáfono, que van siendo acompañados de sintetizadores más alegres. Los sentimientos van siendo utilizados como contrapartes que le dan más bipolaridad a las emociones de las canciones. Nuevamente obtenemos una faceta más introspectiva del cantante, con una frase inicial que dice “que uno algunas veces debe cerrar una puerta para abrir una ventana”, volviendo a sus mensajes crípticos e interpretativos.

Decir que “A BOY IS A GUN*” es la pieza más parecida al sonido de Kanye West es una obviedad al saber que el mismo rapero se encargo de dejar su sello en esta canción. Incluso simples de las canciones “Bound 2” de West en el 2013 y “Bound” de The Ponderosa Twins Plus, reafirma la elección clásica de este experimento que cruza estilos más orgánicos con otros más computarizados. “PUPPET” de verdad es sentir la música negra de los 70s pasado por un filtro de lo más moderno y urbano del rap de la nueva década, incluso teniendo un patrón musical que parece estar subiendo de grado, pero se mantiene ahí inquieto. El quiebre en el minuto 22:04 en este track es delicioso, baja el tono a algo más perturbador, asomándose el Tyler clásico.

 

 

La producción de este álbum es soberbia, es una mente ingeniosa buscando experimentar con todo a su alrededor, es un cerebro poniendo en marcha una lluvia de ideas que extrañamente calza en su manifestación. Y eso explota en todas sus canciones, por los repentinos y versátiles cambios de estilo que van atacando como si una canción de rock progresivo fuese, más cercano a una reacción experimental. Pero él hecho de que Tyler hizo todo para lograr-hasta ahora- su obra  más surreal, deja en claro el peso importante que tiene su nombre dentro de la música. Este fácilmente puede ser el disco más experimental del rapero, te mantiene atento a lo que va a ocurrir desde la declaración de descubrimiento que agarra “IGOR´S THEME” hasta la melancólica “ARE WE STILL FRIENDS?” la cual da una despedida romántica, con guitarras eléctricas que van cantando con sus propias notas anunciando un final épico que se siente perdido. Un grito desgarrador da final a este delirio perfecto. Este final también adquiere mucho más peso, con las canciones que la anteceden con “GONE, GONE/ THANK YOU” y “ I DON´T LOVE YOU ANYMORE”, reafirmando la sensación sentimental.

Tal vez pasen los años, y este trabajo seguirá teniendo sus sonidos ocultos por ahí. Tal vez sea un ejercicio que tenga que ser diseccionado o analizado desde otra perspectiva. Esta es una obra artística que se puede sumar al “To Pimp a Butterfly” de Kendrick Lamar o discos del nuevo milenio como el “Speakerboxx and The Love Below” de Outkast. Esa complejidad y propuesta darán de que hablar a futuro. Pero lo que se percibe es a Tyler, The Creator dejando de lado su faceta engreída y oscura, acá soltándose más a sus sentimientos, es tal vez una de las evoluciones más interesantes de su carrera. Y es así como se abre otro capítulo nuevo en su imaginario musical.

 

Por Pablo Rebolledo Bañados

 

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

29-og

Jesse Valencia, es...

Escribió sobre la banda The Brian Jonestown Massacre...

Leer más

18953458_1355138631231101_8666359974269198771_o

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más