Humboldt-Foto-Promo-01-2

Lanzamiento de Atlas de Humboldt en Club Amanda: “Nave propulsada por el esfuerzo”

La banda Humboldt presentó su segundo disco "Atlas" en una jornada llena de intensidad y coloridas visuales.

Lun 10 junio, 2019 - Diego Montanari
Etiquetas: Atlas Humboldt Pablo Rebolledo Pablo Rebolledo Bañados
Share on FacebookTweet about this on Twitter

 

 

El Club Amanda preparó sus interiores con mucho trabajo y dedicación a la que fue una presentación lisérgica y prendida de parte de los porteños de Humboldt, banda que dejó de lado las afiladas guitarras de Gigantes (2016) por sonidos volátiles más empeñados en ser ejecutados con afinidad en vivo. Una jornada que comenzó con los teloneros de José Nazcar, preparando turbinas para un viaje maravilloso de virtudes y resiliencia, que por fin después de muchos años rindió frutos.

 

Las pantallas mostraron una señal con color arcoiris, que pareció ser una emergencia interna, que señaló en sus subtítulos lo que este nuevo universo musical del grupo significó: un viaje hacia matices antes no surcadas por la banda, en la travesía a este lugar llamado Atlas. Previo a eso, Alfredo Lewin-en su rol de animador y bibliotecario del rock- salió al escenario para presentar con gran cariño a esta banda que “él respeta y del cual se enamoró en su primer trabajo”.

 

Las visuales, los adornos y la intensidad intacta de sus miembros originales, Christian Silva, Simón Cárcamo y Sebastián Álvarez, hicieron que este lanzamiento demostrará el real potencial de sus convicciones. Se notó una madurez en performance, una clara manifestación que en escena pareció enfocada a recrear los sonidos de su segundo disco. Todo partió con los tres temas más escuchados y promocionados de este larga duración, “Atlas”, “Trasatlánticos” y “Solo voy”, ocupando un espacio importante en el trabajo visual llevando a la vida el concepto espacial y psicodélico de estas canciones. El sonido resultó ser el mecanismo con el cual agarraron la atención y admiración de su público desde el primer instante, contando también con la inclusión de Juanchi Riquelme (batería) y Tomás Cordero (sintetizadores), siendo dos elementos que le dieron más vida y narración a sus canciones.

 

Lo que se percibió en todo el recinto fue una energía cálida que envolvió a todos en una sintonía hogareña. Christian al micrófono se veía brilloso de la reacción de los presentes, de repente parecía como si fuese uno más de ellos. Los recuerdos rockeros no fueron bloqueados para nada, los temas de su primer disco hicieron el corte para satisfacer a los fieles seguidores, tocando “Extraños”, “Desaparecer” pero agregando uno de los temas más políticos de su carrera, “Cerdos”, el cual, en tiempos de crisis en nuestro país, sirvió de manera simbólica para concientizar sobre el trabajo del obrero. Eso fácilmente puede ir de la mano con el camino que la banda ha logrado a base de esfuerzo y gran talento en este país en el que cuesta más surgir con la música.

 

Pero en esta celebración no estuvieron solos como quinteto, sino que las colaboraciones de Franz Mezko y Seba Gallardo (We Are The Grand) fueron el elemento sensual de “El Mapa de tu viaje”, juntando la cálida voz del vocalista de WATG con las excelentes intervenciones del saxofón de Mezko. Monse Sembler también fue una de las caras visibles, cuando de exponer el alma viajante en “Sur” trató, su participación con la flauta traversa mostró ese aire detallista del cual el álbum se ensalza.

 

El profesionalismo de su puesta en escena fue la carta principal de este show, creando momentos de intimidad como también de éxtasis a través de un juego de luces nostálgico. Como también el setlist logró equilibrar el repertorio de ambos discos le dio dinamismo en el transcurso de la presentación. Pero lo que queda claro es cómo se prepararon con todos los recursos para entregar una exposición a la altura de su LP, cosa con la que claramente terminaron sobrevolando en la capa de ozono, y cumpliendo el sueño de ser una banda con una gran propuesta.

 

Lewin antes de introducir a la banda nombró un tema super importante, el de dar el empujón que necesitan las bandas chilenas del rock. Y claramente esas son cosas que el público debería estar haciendo ahora mismo para apoyar la música nacional. Pero ¿Cómo podrían ayudar? Humboldt antes de sus viajes a EE. UU y Colombia, llevó a cabo una seguidilla de presentaciones en una de las casas de ellos, ubicada en Viña del Mar. Así juntaron fondos desde un principio para lograr sus planes, a través de autogestión, y teniendo gente apoyando, comprando y reproduciendo su música. Que ahora la historia sea otra, con un exitoso paso por Lollapalooza durante este año, y con un Club Amanda rendido ante un show de nivel ambicioso, solo confirma lo que se dice siempre. El esfuerzo y la resiliencia es lo más rockero que existe, y esta nave no pudo haber surcado si no hubiese sido por la dedicación de estos porteños con grandes sueños.

 

 

Por Pablo Rebolledo Bañados

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

69057956_2392952377418064_7659552140616007680_n

Saltador nos prese...

Adelanto de su primer disco ...

Leer más

bowie-1000-x-1000-4fu00

Primeras imágenes...

Sin fecha de estreno por ahora ...

Leer más

56949222_2187519944661576_7775044438270672896_n

Naty Lane, autora ...

Hablamos en profundidad con la bajista de Adelaida ...

Leer más

18953458_1355138631231101_8666359974269198771_o

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más