Notes on a Conditional Form

The 1975

Mar 09 junio, 2020 - Diego Montanari
Etiquetas: Notes On A Conditional Form The 1975 Valentina Armijo

Todo tiene que cambiar, y tiene que comenzar hoy. Entonces, todos afuera, ahora es tiempo de desobediencia civil. Es hora de revelarse.

Aquel, es el final de un discurso inmortalizado de Greta Thunberg, la activista sueca. Y es así como termina “People”, el primer track del nuevo disco homónimo que presenta la banda de rock alternativo The 1975. Pese haber sido lanzado a mediados del pasado año, sin duda, es un inicio imposible de ignorar, totalmente distinto a las introducciones previas. En esta ocasión, un popurrí de visuales y sonidos compactos para un viaje ecléctico, trascendental. Desde góspel, pop, incluso r&b. Y de décadas, dan para hablar.

Es justamente con un sonido revelador y estridente con el inicia la nueva producción musical que es un seguimiento del primer track. Algo así como el mismo mensaje de Greta, pero en versión de Matt Healy. De pronto, un giro inesperado con “The End”, una orquestal y ventoso instrumental. Y una sutil navegación con “Frail State Of Mind”, pese a ser una canción deprimente describe lo frágil que puede ser la mente frente a sentimientos negativos con una musicalización esperanzadora bajo el género de electro pop. Sobretodo al final. El hilo ventoso vuelve con “Streaming”, una fluida metamorfosis de lo que sigue a continuación: “The Birthday Party”, de tonalidad alegre, aunque desafortunadamente trata sobre el breve placer que nos da el uso del internet.

Tomamos un rumbo diferente con infecciones de dubstep en “Yeah I Know”. Muta solo un ¡Error! Referencia de hipervínculo no válida.poco en “I Think There’s Something You Should Know”, “Shiny Collarbone” y “Having No Head”, y es realmente impresionante lo mucho que varían hasta el punto de no reconocer si el track pertenece realmente a la banda porque las vocales no son las mismas y el fondo es solo instrumental. Fácilmente podría ser una pista para bailar en un pub o algo de ese estilo. Hay un gran uso de sintetizadores con efectos defectuosos, pero en la medida perfecta. Lo que da cuenta de la evolución musical sello de la banda. De esa exploración pudo haber nacido también “What Should I Say”. La exploración fue riesgosa pero muy atrevida.

Así, van y viene con estilo como las baladas “The Because She Goes” y “Playing My Mind” que contiene pequeños resplandores de electrónica. Un folk acústico con “Jesus Christ 2005 God Bless America”, “Playing On My Mind” y “Roadkill”, aunque este último tiene un sonido country. No es una queja.

“Me and you Together Song” y “Tonight (I Wish I Was Your Boy)” son canciones poco comunes de obtener de the 1975. Están llena de nostalgia de los 90’s y principios de los 2000. Hay múltiples referencias; a épocas, a sentimientos, a sus propias canciones. “Nothing Revealed/Everything Denied” posee casi el mismo sonido gospel de otras canciones cuando Healy canta pero cuando la voz cambia parece ser una muestra continua lejana de Shiny Collarbone. Resulta ser una gran canción en términos de combinación.

Luego de la nostálgica, volvemos a unos enérgicos 80’s con ”If You’re Too Shy (Let Me Know)”. Tiene un espectacular solo de trompeta, espectacular, y después se pone mucho mejor. No lo estropeo, debe ser oído por uno mismo. Al igual que “Bagsy Not in Net”. Otra pieza orquestal, fresca y vivamente cinemática. Hablando de, posee una base de la canción Sailing de Christopher Cross, que suena exactamente a esas canciones de amor en una película ochentera/noventera. Lo que la banda hizo con la canción es un tributo hermoso. El recorrido casi se acaba con “Don’t Worry”, y se siente así. Tim, el padre de Matt escribió y grabó la canción junto a él. Hubiese disfrutado de una versión acústica, aunque la musicalización de canción de cuna suena más especial.

Y terminamos con “Guys”, otra canción con una temática no tan fácil de conseguir. Una dedicatoria absoluta a sus amigos, sus compañeros, su banda. Perfecto final.

En esta nueva entrega, The 1975 posibilita experiencias con múltiples vibras, sonidos, líricas. Decir que son versátiles es un entendimiento. Al principio de la impresión de que puede ser un disco entregado absolutamente al activismo, pero amplían enormemente el significado del concepto. No es solo una causa social política, es además sobre la religión, la mente, el cuerpo, toda acción en contraposición del quietismo si definición se necesita.

Excedieron las expectaciones al infinito, si es que realmente se tenía una. Con The 1975 solo hay que dejarse llevar.

Por Valentina Armijo

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

X LA CHUCHA, El ú...

Editado por Surpop Records...

Leer más

Beavis and Butt-He...

Después de su fallida vuelta en el 2011...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más