69607853_2352527044866802_8520467297033256960_n

Patio 29

Slowkiss

Lun 16 septiembre, 2019 - Diego Montanari
Etiquetas: Beast Discos Pablo Rebolledo Bañados Patio 29 Slowkiss
Share on FacebookTweet about this on Twitter

 

 

Oscuro, arrollador, sin filtro y totalmente distorsionado. Para Slowkiss, el camino de la música no ha sido uno fácil, al contrario, varios temas personales entre sus mismos integrantes hicieron que la formación cambiara, y que incluso en el caso de la cantante, Elisa Montes, fuese un proceso duro y lleno de decisiones difíciles. Ella asumió para el medio “El Desconcierto”, que siempre ha sido depresiva, sensible y peleadora, por lo tanto, ella define este grupo como algo emo, pero también como su proyecto número uno, su corazón, su alma, y al parecer su propio patio también. Radicada ya en EE.UU, se dio el gusto por el sonido sucio y dolido de los 90 representado en la producción de Tim Pichetti, el cual grabó, masterizó y mezcló en su mayoría, cediendo 3 temas para que Alejandro Taranto también pusiera su sello.

Desde los títulos, la secuencia del tracklist, y la rabia gorda de las guitarras, Patio 29 es un excelente producto de exportación de lo que una banda chilena puede hacer con sus propios métodos, en este caso, tomando el grunge como una medula espinal definitiva. Temas en inglés que se entienden y están muy bien ejecutados, recursos sonoros como gritos de fondo y adornos de guitarra, la propuesta del primer LP de Slowkiss no podría ser más profesional en su primer trabajo largo.

 

 

Es una ansiedad de jugar con la muerte y el destino, la desgracia es parte de muchas de sus canciones como la personal y definida “autobiográfica” ´In Vain´, la cual contiene ese desquite que está presente en la mayoría de los temas como ´Control´ y la pegajosa ´Vampire. También se da espacio temas con más pausas y sentimiento melancólico como ´Ballerina´ y ´Don´t Lie´, enfocadas en el ambiente ruidoso y la interpretación vocal mucha más íntima. Al final, como si fuese parte humorística del LP, ´Jugando a las Cartas´ habla sobre jugar con naipes en el cementerio, como si jugando a la muerte estuviese.

Calidad oscura y una postura que se cree, no importa el idioma o el como se haga, sino como se siente, y en lo que menos cae es en tratar de ser otra cosa o artista. Las influencias claramente están presentes, y es un poco tedioso tratar de buscar la originalidad en material actual. Pero en donde anteriormente había cercanía al punk y al thrash con tintes noventeros, “Patio 29” es un testamento personal con estilo, basada en la depresión y la traición.

 

Por Pablo Rebolledo Bañados

 

 

 

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

algo especial

Gael y Cristóbal ...

Cuando se cumple un mes de movilizaciones y manifestaciones, dos cantautores chi...

Leer más

29-og

Jesse Valencia, es...

Escribió sobre la banda The Brian Jonestown Massacre...

Leer más

18953458_1355138631231101_8666359974269198771_o

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más