radiohead-1

Radiohead en Festival SUE: “Contacto del cuarto tipo”

50.000 fanáticos repletaron el Estadio Nacional para presenciar a Radiohead como parte de Santiago Urbano Electrónico

Vie 13 abril, 2018 - Diego Montanari
Etiquetas: Pablo Rebolledo Bañados Radiohead Sue
Share on FacebookTweet about this on Twitter

 

 

Festival SUE regresó con todo desde las 5:30 pm en el Estadio Nacional, con un cartel que preparó la vista y la mente para una visita que iba a ser de otro planeta, comenzando la jornada con los locales de Föllakzoid, quienes sumergieron su puesta en escena vanguardista con una mezcla de noise con psicodelia, la cual ocasionó que las miradas se centrarán en sus vestimentas y sonido. La entretenida y amistosa compañía de Junun con sus sonidos traídos de India, fueron secundados por la epiléptica y visual futurista de Flying Lotus, creando la previa perfecta para el aterrizaje. Radiohead llegó a las 9pm al escenario, cómo una formación de entes poco convencionales, con la disposición de raptarse a la multitud en una jornada que fue magistral y emotiva.

Con las luces apagadas, y un repentino encendido de brillantes destellos que simulaban una luna en las pantallas, Jonny Greenwood tocó los primeros acordes de piano para dar paso a la sublime pieza musical de ‘Daydreaming’, con Thom Yorke arreglando su voz con el controlador de efectos, y uniendo a los presentes en una instancia que era intima en su masividad. La conexión fue inmediata, y es que fue una señal en donde la banda empezó a hipnotizar con el repertorio más movido y electrónico de su discografía. En una sintonía ascendente- y con Thom bailando al ritmo de su sintetizador- ‘Ful Stop’ fue el primer trance de esta travesía, hilando a los presentes al son de la reiterativa base del bajo de Collin Greenwood, acompañado del excelente trabajo a dúo de los bateristas Philip Selway y Clive Deamer, agregando un ingrediente más atrevido dentro de su atrevida propuesta. ‘Airbag’ fue un golpe emocional potente, los suspiros de la gente se sentían desde todas las ubicaciones, mientras Thom con Ed O´Brien observaban el recinto, creando un ambiente hermoso apenas siendo la tercera canción. Thom empezó a balbucear palabras aleatoriamente, como si fuese un mensaje oculto para activar una alarma, así dando hincapié a la locura experimental de ‘Myxomotosis’, con el juego de iluminación haciendo efecto con verdes parpadeantes, mientras en la reja sus fanáticos bailaban al ritmo de los bajos saturados y exóticas coreografías del cantante. 

Las lágrimas caían desde las delicadas miradas de la gente, cuando en partes altas del show, los clásicos desgarradores de la agrupación fueron tocados con una sensibilidad y tacto irremplazables. ‘Street Spirit (Fade Out)’ otorgó nostalgia llena de pena y pérdida, con una calidad sonora que desde galería se sintió sin rebotes, y con detalles mínimos siendo escuchados desde cualquier rincón del Nacional. Radiohead en ese punto ya estaba otorgando una presentación soberbia y llena de momentos memorables, como la “retada” de Thom a Jonny para que apresurara el ritmo en ‘All I Need’, situación que desde de afuera se vio como una humorada muy simpática, y que logro mostrar un lado humano venido de estos músicos extraordinarios. Hubo canciones que nunca se pensó que serían tocadas, de discos que son casi ignorados en su repertorio, como ‘The Bends’, que- con su sonido rock alternativo noventero- tuvo una gran rendición y calidad diferente.

El último encore fue sorpresivo, en donde ‘Nude’ hizo volar a todos en su aura espacial para azotarnos con ‘Paranoid Android’ y ‘Karma Police, en un final que fue abrupto, y que cerró una noche mágica. La banda dejó clarísimo un punto muy importante, que el arte de hacer setlist es importante para captar la atención y continuidad de una tocata, y dentro de este hilo conductor las visuales son importantes para darle coherencia a la propuesta. La calidad sonora fue de otro nivel, realmente llegar al punto en que hasta las maracas sonaban clarísimas mientras eran tocadas, y que hasta la mínima distorsión de Jonny o Ed se entendieran, definió que la perfección detallista del grupo paso a un plano que no es terrenal. Cuesta creer como 5 mortales logran componer, y llevar estas melodías en vivo, y observar que ellos mismos las disfrutan en su éxtasis, así creando una cercanía emocional que es tan lejana de la tierra, pero cercana a la humanidad y corazón, entregando una de las experiencias musicales en vivo de excelencia. Es simplemente la definición de una travesía interestelar, que el miércoles 11 de abril fue y será para la memoria colectiva.

Pablo Rebolledo Bañados

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

theohsees_9531

Oh Sees, Suuns y Y...

    El Festival En Órbita 2018 es uno de los eventos musicales que ll...

Leer más

ATLANTA - May 10: Comedian Robin Williams performs at Chastain Park Amphitheater in Atlanta Georgia. May 10, 1986 (Photo By Rick Diamond/Getty Images)

Robin Williams: en...

Dirigido por Marina Zenovich ...

Leer más

20914673_10154942767175208_1506044753220271248_n

Retorna a Valpara...

En lanzamiento del nuevo libro de la periodista Marisol García en sala Rubén ...

Leer más

21246509_1571193996271971_8105504779108480464_o

Tocatas del Jueves...

Pirámides, Icarus Gasoline, Los animales también se suicidan, Discos Nobita, V...

Leer más