Run The Jewels 4

Run The Jewels

Lun 22 junio, 2020 - Diego Montanari
Etiquetas: Pablo Rebolledo Bañados RTJ4 Run The Jewels 4

“A la mierda, ¿por qué esperar? El mundo está enfermo con tanta porquería, así que aquí tienen algo crudo para que escuchen y puedan lidiar con todo lo que está pasando” escriben Killer Mike y El-P a días después del asesinato de George Floyd por parte de la policía racista de EE.UU, hecho que desencadenó el estallido social más grande visto en su país. ¿Asertividad? ¿Predicción? Sea lo que sea, Run The Jewels lanzó una bomba con la cual tener cuidado, porque es una de esas que quedará para la posterioridad. Adelantaron su cuarto lanzamiento porque sabían que era necesario.

El primer enfoque es la gran fuerza y crudeza de las bases que nos remontan a los mejores momentos del rap de los 80s-90s, con una frescura que convierte este paso en una máquina del tiempo que no pierde originalidad. Si lo tomas de esa manera, en comparación a los trabajos anteriores de RTJ, pues este fijo se lleva el lugar por lograr el experimento más concreto y logrado, si bien en sus anteriores discos tenías esta manera menos comercial de hacer música, pues ahora se afianzaron de manera perfecta para dejar un álbum digno de ejemplo. La mejor descripción podría ser algo como “toma los recursos y ritmos de ahora, y derrumba el muro con la fuerza del pasado”.

Nuevamente hacen alusión de una virtud con la cual han ganado el aprecio de sus oyentes, como también crear un sello, acá la mezcla y variedad de estilos con los cuales van azotando estas declaraciones hechas versos incendiarios, van agarrando mucha más sazón cuando hablamos de las colaboraciones que hacen este álbum uno muy diverso y bien pensado. Tomemos por ejemplo el sencillo que se lanzó con “JU$T” donde se atrevieron a traer a Pharrel Williams con Zack de la Rocha en una misma canción, en donde el experimento pudo haber sido algo dispar, pero termina convirtiéndose en una de las canciones más potentes del disco. El verso de Zack de la Rocha debe ser de los mejores de este nuevo capítulo, es esa rabia que aún no se va de su ser, mientras Williams complementa con sus falsetes al fondo, dando narrativa de sample más que de protagonismo, lo cual le da el toque perfecto a esta canción que desnuda a los académicos y economistas que implantaron la esclavitud en años coloniales.

La pegajosa “ooh la la” con Greg Nice y DJ Premier es uno de los temas más pegajosos en esta fórmula, flow sin límites con un coro que sirve para el público en vivo. “out of sight” es intensa a la par con 2 Chainz, evidenciando como la mezcla de estilos de rap van creando una manera mucho más versátil de hacer que las temáticas y bases calcen en la diferencia. Ahora, no solo en las colaboraciones tenemos a los MCs más destacados de este último tiempo, también contamos con manifestaciones poéticas y totalmente arriesgadas con “pulling the pain”, donde tenemos a Marvin Staples aplicando su rango del soul, mientras en las guitarras ambientales tenemos al rockero Josh Homme de QOTSA entregando el estruendor, mientras Killer Mike grita con fuerza “que se vaya a la mierda lo político”.

Ahora lo más rockero y pesado no termina con este track, “a few words for the firing squad” es más un highlight de recitación rap que va siendo atentada por un esquizofrénico desplante del saxofón, mientras un bajo ascendente nos va anticipando que algo va estallar, con una sección breve de cuerdas que va sumando texturas a un final épico y bohemio. “holy calamafuck” es una amalgama de recursos de electrónica con mayor presencia de sintetizadores, que es de las más atrevidas en quiebres, en donde filtros de voz que se pierden en el abismo van siendo impactados por bajos sucios de trap.

El mensaje fue escrito hace meses atrás, el dúo nunca ha sido ajeno a las problemáticas referentes a la brutalidad policíaca que el país ha sufrido desde décadas. Pero de verdad llega a dar escalofríos que, en la precisión de varias problemáticas, tengamos una canción como “walking in the snow”, la cual tiene el lado más rockero en esas guitarras y samples psicóticos, en donde el verso más fuerte es el que hace referencia a la muerte de Eric Garner en 2014, en donde dijo “no puedo respirar”. Esta es la parte más significativa y dura del disco. La clara referencia directa en contra de la esclavización del sistema, en donde lo más posible es que la “nieve” se deba a los campos de algodón, o a la cocaína que siempre se le saca en cara a los policías corruptos.

Esto no para ahí, con “goonies vs. E.T.” tenemos efectos de más graves de voz, creando una sensación de imposición, y es que el título puede aludir que los goonies son el grupo de policías tratando de atrapar al ser distinto según su percepción, en este caso a los afroamericanos. Esto al blast beat profundo con más oscuridad. “never look back” tiene muchos simbolismos igualmente, no es solamente el hecho de no olvidar que el pasado seguirá espantando y haciendo grietas en el presente, también es como nos encontramos con la realidad de una sociedad manchada con sangre. “the ground below” logra meter riffs de guitarras mucho más cabeceables, con mayor énfasis a las estrategias de represión de los oficiales, a lo que tenemos coros pegotes y un enfoque en los sintes que crean esa sensación de misterio con ataque.

Run The Jewels marca un hito, primero sacan el mejor disco de su carrera musical. Segundo tienen el momento y el contexto a favor de palabras que aludieron a un tema racial que estalla en un punto histórico que ellos ya veían venir. Tenemos un trabajo que fijo finaliza el año como uno de los mejores, no solo por ser el disco perfecto del duo, sino porque las masas recordarán el día en que RTJ adelantó su lanzamiento en pos de las protestas y la resistencia. Y eso, en algunas ocasiones, pesa más que la calidad de la música en sí.

Por Pablo Rebolledo Bañados

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

X LA CHUCHA, El ú...

Editado por Surpop Records...

Leer más

Beavis and Butt-He...

Después de su fallida vuelta en el 2011...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más