brian-jonestown-massacre-the-lp-the-brian-jonestown-massacre

The Brian Jonestown Massacre

The Brian Jonestown Massacre

Lun 22 abril, 2019 - Diego Montanari
Etiquetas: Fernanda Schell The Brian Jonestown Massacre
Share on FacebookTweet about this on Twitter

 

 

Historia, psicodelia, drogas y música. Son algunas de las palabras que pueden definir a una agrupación que lleva 31 años en el camino del under norteamericano. Conocidos por su particular nombre, The Brian Jonestown  Massacre lanzó su álbum homónimo, con el regreso de Anton en su décimo octavo LP.

En los últimos cinco años, han creado cuatro álbumes que consisten en un EP, una banda sonora y dos discos con Tess Parks.  Este fue lanzado por A Recordings de Newcombe el 15 de marzo de 2019, fue grabado y producido en su Cobra Studio en Berlín.

Abrir el disco con un tema apasionado, gustoso y elegante, clásico de estos chicos, Drained se reduce a la pista con el rock alternativo, con Newcombe que suena como David Bowie, acompañado por Joel Gion y su mítico pandero. Una canción sobre acerca de sentirse perdido, y acompañado con alguna guitarra, junto a una batería, a través de un camino sin rumbo. Seguidos por las melodías que extravagantes de Tombes Oubilees, un ambiente Velvet Underground, con la voz sensual de la invitada Rike Bienert (Ella ha participado en anteriores discos de BJM). Siguen la misma línea de sus previos proyectos, pero aquí se nota maduración, progresión y estilo.

Gion en su máximo esplendor, una línea que continúa su camino sin perder el rumbo, seguido por las cuerdas, formando un ambiente en My Mind Is Filled With Stuff, el instrumental que expresa psicodelia de los años 60-70’. Cannot be Saved, rockero, pero a su ritmo. Melódico, baterías aseguradas y guitarras ordenadas. Variante para la temática del disco.

A Word, folk, suaves tonillos que dan pase a las guitarras, la percusión y la simbólica voz. Quedarse pegado, mientras hay una banda de rock genérico que produce un extenso viaje de LSD. Good trip. ¿Hay posibilidades en el amor? We Never Had Never a Chance lo responde. Emotivo, tonos relajados que son ambientados por la mezcla de lo acústico y eléctrico.

Siguiendo la misma línea, tras el suspenso, llega To Sad To Tell You, sombrío, secciones rítmicas y desgarradoras. Potente en sus letras, porque se abalanza contra una persona, Newcombe se enfrenta ante su enemigo.

Danzar con algunos pasos de bailes sesenteros al ritmo de Remember Me This, la canción más movida del disco. Con matices de colores, y ese clásico riffs que te engancha a disfrutar de la tonada.

Su final y remate, What Can I Say, como siempre, ese pandero que es ícono de la banda, da inicio al cierre. La voz se siente agotada, aunque sus compañeros de banda reviven el tema. A veces los tonos llegan monótono, pero es parte de ellos.

Treinta y ocho minutos de emociones, mezcladas en un viaje al pasado. Brian Jonestown Massacre sigue la misma fórmula, sin perder su estilo o esencia. No cambian sus métodos, pero aun así, logran llegar a la gente y decir que marcan tendencia en la música.

 

Por Fernanda Schell

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Sebadoh_Act_Surprised_1024x1024

Escucha Act Surpri...

Último disco de la banda...

Leer más

avengers-endgame-poster-square

Avengers Endgame (...

Dirigida por Joe y Anthony Russo...

Leer más

20914673_10154942767175208_1506044753220271248_n

Retorna a Valpara...

En lanzamiento del nuevo libro de la periodista Marisol García en sala Rubén ...

Leer más

18953458_1355138631231101_8666359974269198771_o

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más