Fauna Primavera 2023 

Día 2: hagan ruido

Pasadas las 13:00 horas inició la segunda fecha de Fauna Primavera. El cartel más abultado y con números de mayor atractivo (al menos tomando en cuenta indicadores cuantitativos cómo las escuchas en las plataformas de streaming) y arraigo en el público chileno (basta revivir el éxito que en contadas ocasiones han tenido en suelo nacional conciertos de grupos como Bandalos Chinos y Babasónicos). 

Como siempre ocurre en estos casos, el cansancio, el calor, la extensión de la jornada y, muy particularmente en esta oportunidad, el transporte, propician que los y las asistentes comiencen a llenar el recinto recién pasada la media tarde. La extenuante jornada anterior fue solo un preámbulo de una tarde que se proyectaba agitada y exigente.

El saldo artístico  del día viernes 24 de noviembre era a favor. La calidad de la parrilla y la excelencia técnica en tanto a sonido y visuales cumplieron según los estándares que se esperan para un espectáculo de estas características. Para este segundo día, con un público de mayor número según las proyecciones, la vara debía mantenerse.

Bandalos Chinos 

Los estudiantes más adelantados de la clase del indie argentino, herederos favoritos de Babasónicos y relevo indudable de El Mató a un Policía Motorizado. Bandalos Chinos, en pocos años, se inscribió como la banda argentina de la última generación (debutantes hace cinco años) con mayor popularidad en Chile.

Lo de Bandalos es magnético. El set list concentrado principalmente en, a estas alturas, el clásico del indie latinoamericano, BACH (2018), congregó miradas de fanáticos e incrédulos. Gregorio Degano debe ser uno de los mejores frontman de la nueva camada del pop rock continental, y promete convertirse en uno de los nombres claves para entender la fauna de la música popular argentina. La exitosa ‘Departamento’ -grabada junto al chileno/mexicano Adanowsky, ‘Mi fiesta’ -principal sencillo de su último disco El Big Blue- y ‘Vámonos de viaje’ -su mayor éxito, que debía cerrar el show-, sonaron con tesón y pulso bajo los 28° de temperatura de Santiago.

Molchat Doma 

Los que algún día fueron una sorpresa extravagante, hoy son un número cada vez más estable en la audiencia chilena. La banda bielosurra de post punk aprovechó un espacio en su agenda para fichar en el cartel de Fauna tras la cancelación de Grimes, uno de los nombres más esperados del cartel. El reemplazo puede ser confuso en términos estéticos pero, lo cierto, es que Molchat Doma se ha ganado un lugar en el país con seguidores y seguidoras en ascenso, por lo que su anuncio pareció conformar a quienes tenían su boleto ya comprado.

Pese a esto, el show tuvo poco de novedad para los oídos un tanto más exigentes. Un set cargado al repertorio que integró su segundo disco, Etazhi (2018) y poca confianza en sus nuevas producciones marcaron el espectáculo de la carismática agrupación liderada por Egor Shkutko. Una presentación que no se quedó en las ganas, pero que careció de los elementos necesarios para cumplir con la misión de reemplazar a Grimes y convencer a nuevos posibles seguidores.

Babasónicos

Piedras angulares del rock argentino (y de la región), Babasónicos es el puente directo entre la generación de Soda Stereo y Virus con la avanzada actual liderada por Bandalos Chinos y Las Ligas Menores. Una banda de la casa, que si bien presentó su último disco Trinchera en un accidentado concierto en el Teatro Caupolicán el año pasado, siempre tiene algo nuevo qué ofrecer. El músculo con el que aterrizaron en el Banco de Chile Stage es propio del de una banda que termina una gira por Europa y Norteamérica (tocaron incluso en Tel Aviv pocos días antes del comienzo del terrible genocidio palestino en Gaza, por parte de Israel) y se prepara para un cierre mayúsculo en Campo de Polo en diciembre en Buenos Aires.

La banda liderada por Adrián Dárgelos Rodríguez es el número ideal para ver en el ocaso de la tarde en cualquier festival. Aunque con problemas iniciales en el sonido, el grupo argentino tomó la posta del Banco de Chile Stage con una dosis de canciones que fueron desde un valle tranquilo a hitazos dignos de cualquier headliner regional. El público los adora (¡Y cómo no!). ‘Microdancing’ -cantada por el insuperable Diego Rodríguez, show aparte-, El colmo -que sirvió como uno de los tantos karaokes de la presentación- y ‘Sin mi diablo’ -que recuerda los mejores años de su pasado noventero- mantuvieron al público sobre la ola hasta el momento final con los clásicos ‘Putita’, ‘Irresponsables’, ‘Los calientes’ y el encore con ‘Deléctrico’.

Pulp

Para las 22 horas estaba programado Pulp, el que ha sido considerado por muchos y muchas cómo el tercer grupo más relevante de la generación del brit pop (luego de Oasis y Blur), pero que con los años ha ido fortaleciendo un relato que los posiciona cada vez más a la punta del movimiento (si es que lo fue). Era un regreso en grande y estelar para una banda que ya había tocado en el escenario de Fauna hace una década y que hoy se reencontraría con un público familiar, sumado a jóvenes que los presenciarían por primera vez.

Las noticias este año fueron agrias. La muerte de Steve Mackey, que si bien no estaba programado en la gira de regreso, marcó a la banda y el ánimo del tour. A la vez que se ha desestimado el lanzamiento de una nueva producción. Sin embargo, la incorporación en el set list de dos canciones inéditas significa cierta esperanza en los y las fanáticas de la banda de Jarvis Cocker, sobre una reunión más prolongada y de mejor vida de lo pensado.

Con eso en sus espaldas, los seguidores del grupo rebosaban de ansiedad antes del show número 540 del grupo. Era el número más esperado de la noche y, cómo era de esperar según el set realizado en sus últimos conciertos, la apertura debía ser un golpe a la médula con la dupla ‘I spy’ y ‘Disco 2000’ de su álbum Different Class. Y así fue. Contrario a lo hecho por Blur la noche del viernes, Pulp entregó un espectáculo concentrado básicamente en clásicos de sus discos más emblemáticos y pop, con fuerte porcentaje de canciones del ya icónico Different Class (‘Something changed’ ‘F.E.E.L.I.N.G.C.A.L.L.E.D.L.O.V.E.’), His ‘n’ hers (‘Babies’, ‘Pink Glove’) y el subestimado We love life (‘Sunrise’). Relegado en el set quedó el que debe ser su mejor disco luego de Different Class, This is hardcore de 1998, el disco incomprendido en su momento, pero que con los años ha sumado fieles y fama como la obra de arte del pop que es. De su sexto disco solo fue interpretada la canción homónima, ‘This Is Hardcore’, en una interpretación soberbia, dotando al show de la oscuridad post gótica que la banda nunca soltó, aun en momentos de mayor estelaridad en los 90.

El carisma de Jarvis Cocker está a prueba de cualquier escenario. Su versatilidad vocal y presencia escénica lo consagran como uno de los mejores frontman de la era moderna del pop. Sensual, atractivo, líder total, Cocker es el mejor crooner que el pop británico ha entregado al mundo. Grandes canciones como ‘Common People’ y ‘Underwear’ -con esas divertidas y ácidas historias sobre la vida en el bajo fondo del que Cocker siempre ha sido representante- no serían lo mismo sin la voz y expresividad que el líder de Pulp les imprime. Baila como dueño absoluto del espectáculo, bromea con el público y les regala snickers, y es capaz con su sola presencia de que el recital parezca un concierto solista con acompañamiento de siete músicos. Como maestro de ceremonia también puede ser solemne, como cuando antes de interpretar ‘Do You Remember the First Time?’ recordó a Steve Mackey mostrando las fotos que el bajista tomó en la Cordillera de los Andes cuando hace una década exacta la banda se presentó en Chile y aprovecharon de conocer el colosal oriental. 

Un show que se hizo corto y que dejó temas insignes fuera (‘Mis-Shapes’, ‘Help the aged’, ‘Bad cover version’, etc), pero que mostró novedades, como la inusual ‘Like a Friend’. Material y deseos hay de sobra para un pronto regreso de Pulp en solitario.

Fauna Primavera 2023 cumplió. A nivel artístico presentó una parrilla atractiva y convocante, aun considerando las dificultades que las cancelaciones que tuvo la competencia y la enorme oferta de conciertos de la temporada. Hay muchas preguntas para una futura edición ¿Habrá más bandas nacionales? ¿Se incluirán cabezas de cartel con repertorios más actuales? ¿Podrá competir con la oferta de festivales y conciertos 2024? La gran tarea sigue siendo hacer de la experiencia del usuario una oportunidad completamente agradable, con mayor acceso a servicios al interior y con un servicio de transportes que no se transforme en un dolor de cabeza. Por lo pronto, como saldo positivo, es que la oferta artística mantuvo un alto nivel, tal como el sonido y la comodidad del Parque Ciudad Empresarial, además de presentar un modelo basado en la inclusión tanto para el público como arriba del escenario.

Fotos: Andrea Flores

María Troncoso

Ramón Gómez

Texto: Cristofer Rodríguez