Los Bunkers: Un cumplidor regreso 

Noviembre (2023)

Autoedición

Con la sorpresiva vuelta de Los Bunkers una de las dudas que rápidamente apareció fue; ¿vendrán con nuevo álbum? Una pista dejaron en esos históricos y masivos conciertos que dieron en Santa Laura con ‘Rey’. Después de eso tímidamente fueron dejando singles hasta anunciar “Noviembre”, su último lp de estudio, uno que llega a diez años de “La velocidad de la luz” (2013). 

Esos discos post regreso siempre son un arma de doble filo; pueden ser una señal de vitalidad o una demostración de que es mejor vivir del recuerdo. Si hay algo que el catálogo de Los Bunkers puede poner en la mesa con autoridad son himnos, ya sea para bailar, rabiar, gritar, llorar o abrazarse y explotar de amor. Esta colección de quince canciones -un álbum largo y atípico para estos tiempos donde solo importan los sencillos -, apuesta por la cocción lenta, que va entregando pequeñas joyas a media que van pasando los minutos. 

A diferencia del reflexivo, introspectivo y a ratos intenso álbum de 2013, acá Los Bunkers se dan aire y tiempo para explorar todos sus interés: rock suave, al más puro estilo del Travis de “The Invisible Band”(2001) en la canción que da título al lp, synth pop con toques ochentososo en ‘Rey’, baladas románticas con más de un guiño a Queen con la conmovedora ‘Ya no te esperaré’, cortes funk y bailables en ‘Infiel’ y la contagiosa ‘La ciudad se apagó’,  guitarras desenfrenadas y beats pesados en ‘Olor a viejo’, muestran el diverso abanico que puede utilizar la banda para conquistar a extraños y fanáticos de toda la vida. 

En 59 minutos Los Bunkers hacen un viaje por todo lo que han sido sonoramente como banda, pero también dejan muestras y guiños sobre el futuro. Además de dejar en claro que su máquina sigue funcionando y no da muestras, de momento, fallas, ni necesidad de cambiar piezas.  “Noviembre” no asoma como su mejor álbum, pero sí es una muestra de vitalidad y que esté segundo capítulo del grupo penquista aún tiene mucho por entregar.

Texto: @bastianfernandez_

Foto: Alejandro Álvarez