Parálisis del Sueño presenta «IV», su disco más catártico:“Es el grito de desahogo en medio de una crisis”

(Comunicado)

“Son canciones que nacieron de la necesidad de saltar, gritar y sacudirse”, comenta Kotalo Gallardo, compositor y vocalista de Parálisis del Sueño, al explicar de dónde viene el ímpetu que forja la sonoridad de “IV”, el nuevo EP de la agrupación, que ya está disponible en las plataformas de streaming más populares.

La banda revela inmediatamente, con la explosiva entrada de bajo y batería de “Reencuentro”, que este disco no dará tregua durante sus 16 minutos de duración. Es por lejos su trabajo más inclinado hacia la distorsión y, a medida que se avanza en su escucha, la ferocidad de su propuesta sólo va en aumento, logrando momentos de exquisita catarsis.

“Hay una continuidad en la búsqueda de relatos que resulten cercanos y sean fáciles de habitar por quienes los escuchan, y a eso le sumamos como motor principal la liberación, el poder botar lo malo a través del movimiento”, comenta Kotalo. A esto agrega que este EP se podría definir como “el grito de desahogo en medio de una crisis. Para nosotros es eso y hemos visto que esa energía se transmite al público, se contagia”.

Parálisis del Sueño actualmente se compone por Marco Soto (batería), Fabián Paz (guitarra), Diego Soto (guitarra), Kotalo Gallardo (voz), y para el disco contaron con la participación de los tres bajistas que han estado en el último año del proyecto: Pablo “blosqui” Orellana (“Goces” y “Platos Rotos”), Carlo Soto (“Feroz”) y Patricio Jara (“Reencuentro” y “Destructor de Soles”), éste último ya confirmado como miembro estable de la agrupación.

La campaña promocional de “IV” ha llevado a la Parálisis del Sueño a escenarios como Festival Frontera, Teatro Coliseo, Club Chocolate, Sala Metrónomo, Bierfest, Bar de Rene, incluso recientemente interpretaron el EP íntegramente en Rockódromo.

La banda seguirá mostrando su espectáculo de rock por los escenarios más destacados del país, y acaba de anunciar shows en Bar de Rene y Club Subterráneo, para los meses de diciembre y enero respectivamente.