Los Tres: una historia coral de “La Revuelta”

Por Rodrigo Cabrillana

El retorno

Roberto “Titae” Lindl (bajista de Los Tres): ¡Estamos saliendo a trotar todos los días!

Bárbara Alcántara (periodista de música popular): El regreso de Los Tres es maravilloso, ¡me encanta! 

Rainiero Guerrero (periodista y director de Radio Futuro): Como seguidor del grupo viví este regreso con mucha ansiedad, y estaba muy feliz porque los fanáticos de Los Tres sabemos que o son todos o no son no más.

Sergio Pirincho Cárcamo (conductor de Radio Futuro): ¿Qué pienso de Los Tres con el regreso de su formación original? Me parece fantástico, porque esos “Tres” que se habían perdido en el tiempo, esos cuatro digamos, a veces se habían juntado tres y Pancho Molina no había participado en esos reencuentros, pero ahora sí que están los cuatro originales.

Alfredo Lewin (conductor de Radio Sonar): Me parece extraordinario que haya pasado finalmente.

Cristofer Rodríguez (escritor de literatura musical): Siento una alegría muy grande con este regreso. Es una banda que, para mi generación (tengo 35 años), nos acompañó cuando fuimos niños.

Horacio Salinas (compositor y músico de Inti-Illimani): Los Tres un poco nos atraparon el corazón en una época, son más o menos contemporáneos a la conquista de la democracia nuevamente. Era muy novedoso el grupo en años refundacionales y yo lo asocio a toda esa época, con talentosísimos músicos. Y yo creo que es muy importante eso, o sea, Pancho Molina, Álvaro, Titae y Angelito Parra son un cuarteto que todo el mundo está muy feliz de verlo nuevamente unido.

Pedro Carcuro (conductor de radio y televisión): Yo creo que Los Tres son un clásico de la música, perdónenme, lo voy a decir, pero son como Los Prisioneros, ¡un clásico de verdad de la música popular chilena!

Gerardo Figueroa (musicólogo): Era algo absolutamente esperable este regreso, dado el estatus que han ocupado desde comienzos de los ‘90 en el mainstream local. Lo hicieron Los Prisioneros, también, y Los Tres están ahí, en la fila.

Marcelo Contreras (periodista de Culto, La Tercera): Me parece una súper buena noticia, es uno de los grandes regresos, sino el gran regreso que estaba pendiente dentro de la música chilena. Yo soy de los que cree que Los Tres nunca se pudo recuperar de la partida de Pancho Molina, cuando se acabó la alineación original en estricto rigor. 

Carmina Abarca (fan de Los Tres): Este regreso, en una palabra, es maravilloso. Porque son 23 años que no estaban juntos, y si bien Los Tres como nombre han seguido tocando (en el tiempo) con Álvaro y Titae, no es lo mismo, porque se extrañaba mucho a Pancho Molina y Ángel Parra. Han pasado tantas cosas entre medio, que verlos ahora de vuelta, es como volver a los 15 años.

Gabriela Bade (experiodista de Subte, La Tercera): Cuando vi a Pancho (Molina) con su teñida como Charlie Watts, diría que me gustó mucho el look de él. ¿No sé qué motivó a Pancho volver a juntarse con Los Tres?

Lucho Herrera (vocalista del grupo Emana): ¿Qué piensan ustedes de todo lo que está pasando? ¿De este momento que todos imaginamos iba a suceder algún día, y que ahora está pasando? 

Felipe Arratia (periodista de Warner Music): ¿Sabes qué me pasa? Que me pongo trágico con esta noticia. ¿En qué sentido? En los últimos 10 años se murió (David) Bowie, se murió Prince, se murió Glenn Frey de los Eagles, se murió (Gustavo) Cerati, nómbralos, hay un montón. Y Álvaro estuvo ahí, o sea, podría haber pasado perfectamente, lo que me habría parecido tan trágico como el ACV de Jorge (González) o la muerte del mismo Cerati.  Entonces, lo que digo, es: ¿Te das cuenta la cantidad de variables que se pusieron de acuerdo para que lograra existir este escenario? Que Álvaro se mejorara, que Los Tres se pusieran en la buena, que ordenaran todo lo que había en términos administrativos…Entonces, me parece un regalo, un milagro, súper emocionante, y ¿sabes qué? Yo fui al show de Plaza Ñuñoa y lo que más me impactó, es que había una cantidad importante de escolares y que se sabían todas las canciones.

Germán Bobe (artista multidisciplinario): En la era de las redes sociales, el regreso de esta icónica banda representa un hito en la música chilena, una posibilidad de unir a sus fans de todas las edades en una celebración de su legado y música.

Esteban Ramos (transformista, actor del video “Traje Desastre”): Yo he sabido de muchas bandas que han hecho reencuentros y en varios casos, algunos son netamente comercial, se nota y se percibe aquello. Pero, aquí con Los Tres hay como una evolución a lo largo del tiempo, y que es una evolución un tanto musical y de cada uno de los personajes del grupo, donde se siente claramente que es una vuelta, pero una vuelta de corazón. Porque este regreso no es por plata, no es por compromiso con una disquera, sino que es una vuelta que es muy de ellos, muy sincera. 

Alfredo Lewin: De acuerdo al mismo Álvaro, esto es un proceso lento que se produjo durante un buen par de años. Y el mismo hecho de los conciertos del estadio Santa Laura de Los Bunkers, definitivamente entre promotores, representantes, todo renovado con un nuevo contingente detrás de Los Tres, marcó el momento de que era ahora o nunca.

Lucas Uribe (ingeniero en sonido, fan de Los Tres): Por las redes (sociales) cuando supe lo de “La Revuelta”, por una lógica de que Los Tres iban a estar por primera vez en vivo (para una entrevista en Radio Futuro), tenían que estar ahí. Y como vivo cerca de la radio en Providencia, había que probar suerte no más. Llegué y el encuentro con ellos interiormente fue muy fuerte, porque es mi banda favorita en Chile por lejos y sabía que era el primer fan, después de muchos años que los vio juntos, terrenalmente en el mismo lugar. Y hay mucha gente que podría haber hecho esto, pero no lo hizo. A Álvaro le conté del casete que le llevé (para que lo autografiara), que era el Unplugged, y de otras cosas que también traía, como el setlist de canciones del show acústico que él hizo en el Museo de la Memoria para uno de los aniversarios del 11 de septiembre. Le dije también que Cuti Aste fue mi profe. ¡Fue todo muy loco!

Rainiero Guerrero: Fue impactante verlos en la radio, porque si hago memoria, creo que nunca había estado con los cuatro juntos, nunca había estado en una cita con Los Tres. Los había visto en vivo, varias veces, pero no recuerdo haber estado con ellos en una situación de entrevista todos juntos a la vez. Porque no se había dado no más. Entonces, fue entretenido cuando se dio la previa, cuando se juntaron abajo (del edificio de la radio), ver que efectivamente había una buena onda muy genuina, no existía esto de que arriba del escenario o en la entrevista eran todos amigos y después no se pescan, no. Era todo bien ameno, bien grato y se notaba que había una energía de ansiedad también. Porque estaban ellos muy ansiosos de sentarse en esta primera entrevista juntos y fue bonito dar un paso atrás y verlos cómo estaban en esa parte, preparándose, tomando Coca-Cola y jugo, esperando la hora de entrar al estudio. Era la primera vez que los veía juntos en una situación mucho más íntima y apreciar esa buena onda de gente que se quiere y que juntos como dice Álvaro, hacen buena música.

Lucas Uribe: Yo no sabía si iban a estar todos o iba a estar solo uno, pero como llegaron todos (a la entrevista) fue así como:” ¡Conchesumadre!”. Llegaban en las van, fragmentados, pero adentro, en la radio estaban juntos. 

Rainiero Guerrero: Como te digo, en general Los Tres estaban bien tranquilos, con esta ansiedad normal, como echando el chiste y riéndose, esperando que llegara el momento no más. No vi a nadie más ansioso que otro. Era más bien una ansiedad propia del instante de estar a punto de salir al aire. Del momento histórico, que era la primera entrevista después de más de 20 años de no estar todos juntos.

Carmina Abarca: ¡La entrevista que le hicieron a ellos fue impactante! Verlos de nuevo juntos era una cosa que no se podía creer…

Lucas Uribe: Ver al Pancho que utilizaba una vestimenta donde se notaba que había una línea común que era muy de onda rock & roll, donde parecían todos de los sesenta o setenta…dije: “Esto es otra cosa”, porque por ahí estaba el estilo, entre el Álvaro, el mismo Pancho, el Titae que también se viste bien parecido y el Ángel igual, que anda con cosas bandoleras a veces, o con una elegancia muy americana.

Sergio Fortuño (experiodista de revista Rock & Pop): Este regreso de Los Tres tiene que ver también con activar un público que va a tener ganas de ver el show. Gente sobre los 40 años o 35 (años) siendo generoso, desde el punto de vista de la juventud, y no es que sea ni bueno ni malo, pero es una cuestión ya que tiene que ver con la industria del entretenimiento. 

Rainiero Guerrero: En Los Tres radica también algo que es muy bonito, que es una banda de excelentes músicos, que obviamente en términos de una música pop y radial no teníamos en Chile.

Felipe Arratia: Álvaro en una entrevista dijo algo así como que, “si nos juntamos y nos hay canciones nuevas, no es lo mismo”. No lo dijo de esa forma, pero dio a entender que, para él, la vuelta tiene que ser con canciones nuevas o no tiene brillo. Me quedo con eso.

Fernando Blanco (ex bajista y voz de Los Súper Ratones): Respecto a la vuelta de Los Tres, lo celebro, porque es una banda que recuerdo ver allá por los ’90 con el video de “Déjate Caer” y me gustaba mucho, así que en hora buena y que sea con suerte y buena música. Es un buen hecho musical, referido al pasado, pero puesto en el presente.

Lucas Uribe: Necesitaba la confirmación visual de que estaban juntos, y eso fue ver en la radio (Futuro) al Pancho, al Ángel, al Álvaro y al Titae. ¡Los Tres están de vuelta, de verdad están de vuelta!

El nombre de la gira

Carmina Abarca: “La Revuelta” más que el volver, es como que vinieron a revolucionar todo. A revolver el gallinero musical actual, donde ya están Los Bunkers, pero en donde también hacían mucha falta Los Tres, sobre todo porque nos permiten volver a las raíces y a disfrutarlos en vivo. No es lo mismo escuchar sus discos que verlos en directo.

Horacio Salinas: “La Revuelta” está muy bien. Ellos son muy queridos entre los músicos, además corresponde, porque ya se salvó de una bien dura Álvaro Henríquez, entonces está bien que se junten y sobre todo que lo pasen bien musicalmente, que ese es el sentido que tienen los grupos.

Germán Bobe: La palabra «revuelta» tiene varias dimensiones. ¿Es una acción espontánea de descontento o resistencia ante el pasado? Puede ser el comienzo de cambios significativos.

Esteban Ramos: Sé que ellos son de una camada de músicos chilenos que escriben (canciones) muy bien, estudian muy bien lo que van a decir y que son muy poéticosY esto de” La Revuelta” cuando lo escuché y sin ser yo un poeta, inmediatamente lo asocié con otras palabras chilenas como “remolienda”, pero también con la “cueca”, el “folclore” y el “rock”. O sea, no podían usar otra palabra (mejor). Tiene que ser un regreso, un reencuentro ¡como la revuelta!

Alfredo Lewin: “La Revuelta” es un gran nombre para una gira considerando lo de octubre del año 2019, y que en esa instancia una banda como Los Bunkers, colegas, cómplices directos en esta sonoridad de Concepción y una banda de un calibre tan grande como el de Los Tres haya participado y haya orquestado una suerte de reunión en medio del estallido. Yo creo que son cosas que no pasaron desapercibidas para Los Tres, ya fuera para Titae o para Álvaro o de oídas para los otros dos, quizás si no es ahora, cuándo. Puede haber sido ese momento y el de la pandemia en donde se empezaron a pensar estas cosas.

Cristofer Rodríguez: Yo creo que “La Revuelta” es un nombre muy gracioso, porque no puedo evitar pensar en la relación con el estallido social. Es una relación directa. Hay quienes le dicen estallido social, que es el nombre medianamente instalado por la prensa y con el nombre que se quedó históricamente y probablemente la mayoría de los libros vayan hacia allá en el futuro, para hablar de ese proceso histórico que empezó en octubre del ’19. Y en ese sentido, hay quienes hablan de la revuelta del pueblo chileno. Y Los Tres fueron inteligentes como siempre lo han sido, porque son una banda muy marquetera, desde los inicios.

Felipe Arratia: “La Revuelta” es un jugueteo como con el tema político y es divertido porque quizás uno podría pensar que Los Tres se fueron acomodando con el correr de los años y seguramente que, para un grupo más radical y más joven, lo identifican con esa cosa media “whiskierda”, media Liguria, media acomodada, pero yo a los primeros conciertos de Los Tres que fui, fue de las primeras veces que escuché “el que no salta es Pinochet” o declaraciones, comentarios, chistes, ironías de Álvaro que siempre eran en relación a la política y que yo nunca escuchaba en algún otro concierto. Entonces, obviamente en esos años a mí me abrieron la cabeza, yo que era un pendejo súper mamón, poco arriesgado y que salía poco de su casa en San Miguel. Así que cuando había un comentario de Álvaro, era como: “¡Ah mira, tarea para la casa!”.

Pedro Carcuro: Es ingenioso el nombre “La Revuelta”. Ellos revuelven siempre el ambiente y provocan. Son provocadores por naturaleza, incluso en algunas canciones. Y esto de “La Revuelta” puede asociarse perfectamente también al retorno, porque esto es como otro retorno. Yo creo que el juego de palabras es muy inteligente. La palabra que están usando para presentar este regreso, retorno, revuelta de Los Tres.

Felipe Arratia: En un concierto una vez, Álvaro como que hizo un guiño al local o una referencia diciendo: “¿Hay sapos acá? Porque me acuerdo que cuando tocábamos antes en La Batuta, siempre había sapos”. Y yo en ese tiempo entendía lo que eran los sapos, pero perfectamente podía haber también un cabro de 14/15 años que no lo sabía y que lo iba a llegar a googlear a su casa. Entonces, siempre te ibas a la casa con algo y, en ese sentido, no me extraña que Los Tres hagan estos tipos de guiños políticos. 

Marcelo Contreras: “La Revuelta” obedece a un estilo lírico que Álvaro Henríquez tiene y que se hizo muy patente.

Gerardo Figueroa: Si mal no entiendo, el sustantivo está separado – Re-Vuelta -. Creo que el juego de palabras con la movilización de 2019 es interesante, pero en ningún caso la homologa o se le acerca.

Alfredo Lewin: A diferencia de otros nombres de giras de reunión, “La Revuelta” es el hecho de que Los Tres ya ha pasado por esto, de separarse y volver a reunirse y esto es eso, una vuelta, re-buena, re-importante, el ocupar el “re” me parece que es un muy bonito prefijo para el hecho del regreso o la vuelta.

Lucho Herrera: Obviamente no es solo la vuelta, sino que es “La Revuelta”, y tiene que ver un poco con este chasconeo de revolver un poco la escena también. Porque Los Tres generan eso, generan una efervescencia del público, generan una revuelta. Si consideramos de lo que pasó hace unos años con el estallido social, se puede tomar una acepción por ese lado, pero sí, efectivamente hay una revuelta, siento yo, en el ambiente musical de que estén de regreso, uniendo y revolviendo generaciones, porque se vio en los conciertos de Concepción y en Plaza Ñuñoa, un público de 50, 40, 30, 20 años y menos… Así que esa transversalidad genera también esta revuelta de Los Tres. 

Esteban Ramos: Hay muchos juegos de palabras en las canciones de Los Tres e incluso en sus entrevistas. Son muy inteligentes a la hora de componer, cantar y también comunicarse. Y si alguien lo quiere ver sólo desde lo textual, es la “revuelta”, como que ya volvimos antes, entonces ahora “revolvemos”, o sea, volvemos a volver. Entonces, por eso textualmente es una revuelta, pero si lo quieres ver de otro lado, es como: “Oye, estamos haciendo un revoltijo”. O como en el campo, que la gente dice: “Uy, está revuelto”. Así que le puedes dar distintas formas de cómo tú lo entiendes. Es como el “Traje desastre”, alguien que vino a dejar un desastre o puede ser también el traje de un sastre. Juegan con las palabras y eso es muy Los Tres.

Cristofer Rodríguez: Yo creo que esta impronta de cabros chicos pesados e insoportables que eran el ’91, ’92 y el ’93, era parte de su promoción. Porque cuando uno ve las entrevistas de Álvaro Henríquez o de los cuatro músicos en general, eran gallos súper antipáticos, fastidiosos y arrogantes, y eso era maravilloso, yo lo gozo mucho y me encanta. ¡Qué huevones más pesados! Pero, como te digo, todo eso era parte de su propuesta de marketing, el que siempre ha sido muy bueno y muy interesante y siempre han tenido esta lectura vinculada con los procesos políticos que el país vive, a veces de forma más directa, a veces de una forma más “gatopardista”, pero presente de alguna manera. Entonces, el nombre “Revuelta” me parece muy curioso, me parece muy pertinente, me parece muy gracioso, me parece muy efectivo.

Rainiero Guerrero: Yo creo que “La Revuelta” es otra forma más de decir “Somos Tontos No Pesados”. La revuelta ya sabemos lo que significa para nosotros, es un concepto que quedó medio tirado, como que se agotó rápidamente y ellos le dan una nueva forma a ese concepto.

Sergio Pirincho Cárcamo: ¿Qué me dice el nombre de su gira “La Revuelta”? Bueno, me parece muy de ellos. O sea, de volver, esta vez es “revolver”, y es muy folclórica la cosa, muy chileno, un chilenismo así por decirlo, y muy propio de Álvaro Henríquez en este caso que es muy ingenioso para esos juegos de palabras. Así que me parece muy bien que este regreso, no se haya llamado “el regreso” sino que precisamente “La Revuelta”.

Rainiero Guerrero: Como que esta revuelta también significa como un estallido interno de la banda. De que estallaron cosas para que se reprodujera finalmente este reencuentro y es otra forma más de la ironía de Los Tres. Del juego irónico que ellos han hecho siempre de estar, pero no estar.

El impacto de los shows y el regreso de Pancho Molina

Lucho Herrera: Fue heavy (el primer concierto de Los Tres en la plaza de Concepción), fue impactante la gente, la onda, la energía, y estos locos disfrutando como un grupo de amigos que se vuelven a juntar solamente a pasarlo bien y quizás sin las presiones del sello, de los egos internos y propios de los artistas. Realmente eran como un gran ensayo con mucho público y pasándolo muy bien. Así lo sentí, y es increíble la influencia que generan Los Tres. Yo al menos volví al Lucho de los 15/14 años, cuando realmente uno soñaba con tener una banda de rock. En ese momento de la historia, cuando todo era como un sueño. 

Felipe Arratia: Ver con tus propios ojos, in situ, que esta banda que hace rock con 32 años de trayectoria tiene a 3000 pendejos menores de 16 años cantando, ¡cómo no emocionarse con eso!

Carmina Abarca: Tengo un hijo de 17 años que creció escuchándolos a Los Tres y ahora por fin va a poder disfrutar de un show de ellos en directo. De hecho, ayer llegué a la casa y mi hijo estaba cantando sus canciones a todo pulmón…Se sabe todos los temas y le gusta mucho Álvaro Henríquez. Una vez que vino a tocar (con Pettinellis) a Valparaíso se lo presenté, y ahora es como su ídolo.

Lucho Herrera: Lo de hoy (en Concepción), todo fue como un sueño. En un momento del concierto yo sentí una vibra así heavy, como una cuestión eléctrica, y un amigo que me escribía intensamente, me decía: “Oye, ¡cómo está la huevada!”. Fue increíble todo, recién lo estoy dimensionando, y no me pasó con Los Bunkers. Porque siento que para Los Prisioneros yo era muy chico, y para Los Bunkers yo era muy grande. Con Los Tres fue medio a medio, justo en la adolescencia, y eso yo lo leí en alguna parte, de que las bandas que tú escuchas en tu adolescencia te acompañan toda tu vida, son para siempre. ¡Cuático!

Rainiero Guerrero: Un súper buen guitarrista, un tremendo bajista, un mejor baterista y un cantante compositor que hacía cada canción, una mejor que la otra. Entonces, obvio que esa marca tenía que volver y se nota de inmediato, porque estamos hablando de músicos que tienen una cantidad de carrete, años y experiencia que son extraordinarias. ¿Se puede conseguir un baterista que toque las canciones de Los Tres? Lo van a conseguir sin duda, pero no es la mano ni la muñeca de Pancho, que se nota inmediatamente.

Bárbara Alcántara: Me encanta esto que se está generando con “La Revuelta”, me encanta la onda con Los Bunkers, me encanta que exista este tipo de rivalidad rockera tipo Blur/Oasis, Beatles/Rolling Stones. Me parece súper entretenido, le hace falta a la escena, me gusta, lo celebro absolutamente y, de todas maneras. El regreso de Los Tres, ¡cómo no!

Alfredo Lewin: En mi caso me enteré como todos los demás, por la prensa, algo incrédulo al principio de que pudiera pasar, siempre pensando en que Francisco Molina no iba a estar tan de acuerdo. El hecho es que me provocó una gran alegría, porque la sola vuelta de él, más que la de Ángel, es la que obró el milagro, la sensación de que estamos frente a una verdadera reunión, en donde solamente los cuatro, a diferencia de lo que fuera “Hágalo Usted Mismo” y “Coliumo”, son capaces de crear la magia. Y por eso le di un crédito especial, que, la banda por supuesto refrendó en la entrevista en que pude conversar con los cuatro, y le di ese reconocimiento especial a Pancho de que tan sólo él pudo haberlo hecho posible.

Marcelo Contreras: En el caso de Los Tres, eran cuatro tipos que eran realmente secos, eran súper jóvenes, súper atractivos y eran una unidad. Y yo sentí que cuando se les fue Pancho Molina, esa unidad se rompió. Y por cierto resultó muy desilusionante que no comprendieran que, si querían que la banda siguiera sonando, tenían que tener un buen músico en ese puesto, cosa que no se hizo. Los músicos que estuvieron en el puesto de Pancho Molina, era gente que cumplía con la pega no más, en el tono más de aporrear la batería que de sacarle un sonido o buscar una manera de relatar a través de los tambores y los platillos. Por eso siento que el regreso de Molina era una deuda que estaba pendiente y el gran saldo que teníamos que cubrir. Eso es lo que a mí me provocó el regreso de Los Tres, al menos con esta alineación nuevamente.

Rainiero Guerrero: Cuando ya se confirmó esto que estaban todos de vuelta, fue bonito, porque fue acordarse de los primeros conciertos que uno iba, de la primera banda que a uno realmente le gustó, más allá de las influencias que uno puede tener por los viejos (grupos de rock). Porque de repente hay un minuto que uno toma una banda, como Los Tres, y dice: “Esta es mi banda”.

Cristofer Rodríguez: Yo creo que van a hacer shows que van a ser impresionantes. Los Tres son una banda que ha dado los mejores conciertos de rock que ha habido en Chile junto con otras bandas, pero también han dado conciertos que han dejado poco que desear, han pasado como por altos y bajos en su carrera. Entonces, yo creo que esta “Revuelta”, estos shows, a lo mejor pueden tener momentos altos y bajos, pero creo que en realidad a la gente no le importa, porque está contenta de poder ver a los cuatro músicos originales al fin tocando juntos. 

Sergio Pirincho Cárcamo: Los Tres son totalmente transversales, de todas maneras, y por la cantidad de tiempo que llevan son conocidos por el gran público adulto joven y con el público mayor también. Sus canciones han seguido siendo difundidas, por lo tanto, tienen un alcance también bastante fuerte entre la gente más joven, entre las nuevas generaciones. Yo creo que, de público, los shows serán un éxito total. De respuesta, no estoy entre el público, pero soy un admirador de Los Tres y su talento.

Alfredo Lewin: Sobre el cómo se pudo haber gestado este regreso nos queda la duda si es que esto fue hecho de manera más urgente o pensado el año pasado o el año antepasado, aunque ellos parecen decir que esto es un proceso lento, no el de la reconciliación, sino que de los términos bajo los cuales van a girar este año y el próximo, y hacer todas las cosas que correspondan, entre ellas lanzar un nuevo disco, que sí o sí, debería tener una buena salida y ser algo más relevante que el último mini álbum de Los Tres que pareció no importarle mucho a nadie.

Felipe Arratia: De la misma manera en que Los Tres han sido históricamente detallistas en cuanto a lo artístico y lo musical, también lo han sido en cuanto al equipo de trabajo que construyen. Y creo que tienen un equipo de pega, muy delicado, que se preocupa de los detalles. Y eso lo he visto desde la primera entrevista con Carcuro hasta el detalle del escenario con las palmeras (de La Yein Fonda) en la Plaza Ñuñoa. Seguramente que van a pasar cosas parecidas con los hitos que vengan en el futuro. Entonces, creo que se nota que quienes están detrás de esto entienden el peso de lo que tienen en las manos.

Pedro Carcuro: Les hice una entrevista para el noticiario central en TVN, y fue una entrevista larga, por lo menos de unos 15 o 20 minutos. Ahí conversamos sobre la posibilidad de que yo los presente cuando ellos vuelvan. Parece que para el Movistar (Arena) existe la intención de parte de ellos y mía, de poder presentarlos en una de esas actuaciones.

Alfredo Lewin: Los Tres habiendo mostrado esta performance en vivo en un estudio de “Hojas de Té” y estos otros cinco o seis temas con los cuales decidieron empezar a ensayar y reinterpretar muestran una performance bien afiatada que en todo caso no es tan diferente a la que lograban en el tiempo de “La Espada & La Pared” y del “Fome”. O sea, una banda instrumentalmente impecable, así como cuando sin Pancho Molina desafortunadamente en el (Teatro) Caupolicán volvieron a tocar el disco debut completo, superando en algunas cosas de performance de guitarra y bajo a las versiones originales en tanto a su potencia, y eso creo es lo que redunda en el sonido de estas versiones revisitadas, muy ajustadas a la original, en donde entre otras cosas se agradece el touch de Pancho Molina en la batería, pero sobre todo, la cuestión más heavy que definitivamente trae de vuelta más diablo, más viejo, en su manera de tocar la guitarra, la de Ángel Parra.

Felipe Arratia: Para mí Los Tres siempre han tenido un estándar de calidad tan alto que no es una prioridad para mí como que suenen bien, porque sé que van a sonar bien. Pero, lo que me gustaría, son dos cosas: 1) Me gustaría sorprenderme, a ver si lo revuelven un poco el setlist, y ya que tienen buenos consejeros al lado, que también son fans de la banda, les recomienden cositas y no nos quedemos solo en las cuecas, en “He barrido el sol” y “La primera vez”. Tienen que estar, pero ellos tienen más repertorio que eso. Entonces, el fan también parte del encanto es sorprenderse. 2) Y lo otro, es la onda entre ellos. O sea, el ejemplo que tengo más a mano es el show reciente de Blur en Primavera Fauna, donde me tocó trabajar con la banda por el sello coordinando algunas entrevistas, me tocó además estar muy adelante, casi pegado a la reja, y me impactaron mucho pequeños detalles, como, por ejemplo, cuando se agarraban para el hueveo entre ellos, de cómo se hacían gestos y que tenían cosas como muy cómplices entre todos. Porque uno pensaría que a esta altura del partido ya están como en piloto automático, que están tocando canciones en el último punto del mundo y que les da lo mismo, y, sin embargo, veía como todos estos pequeños errores que los engrandecían como grupo. Entonces, me encantaría que existieron esos gestos cómplices entre Los Tres. Como que se note algo que hemos visto harto en las entrevistas, que son las expresiones de cariño y la buena onda entre ellos.

Pedro Carcuro: La entrevista con Los Tres la encontré muy buena y me gustó mucho. Ya no me acuerdo tanto por la vorágine, por lo rápido que fue todo, no la mastico muy bien, pero fue muy simpática. Fue como un reencuentro de viejos amigos después de muchos años. Ese fue en verdad el sentido, el contenido de la conversación.

Rainiero Guerrero: Lo que más me golpeó fuertemente (en el concierto de Plaza Ñuñoa) es que vi una banda de rock, una banda de rock que no vino a reinterpretar de forma exacta los clásicos ni las canciones. Es una banda de rock llena de imperfecciones con todo lo que significa el en vivo. ¡Pero súper rockera! 

Pedro Carcuro: La idea primitiva con Los Tres era anunciarlos en el Estadio Nacional, porque ellos estuvieron en los Panamericanos y yo estuve también en la transmisión de la ceremonia inaugural de los Panamericanos. Entonces, la banda quería que yo los presentara ahí, pero por la estructura del show, la organización, la dirección del evento, no admitió esta posibilidad.

Rainiero Guerrero: Como que los vi ahora, todos con 50 años, pero se me vino (a la memoria) la energía de los conciertos que yo vi en los ’90. Y en el fondo, yo decía: “La energía es la misma”, porque esta es una banda que en estudio suena de una manera que es soberbia, porque son insuperables, pero en vivo ellos sacan ese sonido del estudio y lo ponen de otra manera. De una manera mucho más cruda y con lo que hay, con los instrumentos y con todo. Y eso trae obviamente imperfecciones, cambios, señales de que hay que repetir o pasar más. Hay más espacio para la improvisación en el en vivo con Los Tres, y eso sigue intacto. Y eso me gustó mucho verlo, me gustó ver una banda de rock sólida que toca rock así bien puro, con todo lo que eso significa y que va naciendo en el minuto. Eso los mantiene vivos, fue muy impresionante.

Gerardo Figueroa: Creo que la fanaticada de siempre y la gente más joven debe estar muy feliz. Mal que mal, esta última los ha escuchado por culpa nuestra y el gusto se va adquiriendo/traspasando generacionalmente. La experiencia de verlos en vivo completa con creces la obra y cerrará el círculo para buena parte de ese público.

Sergio Pirincho Cárcamo: Me imagino que en Concepción va a ser tan bien recibida esta “Revuelta”, como espero que sea en la Región Metropolitana, en la V región o dónde estén Los Tres. Creo que les va a ir muy, muy bien y con gran respuesta de público. ¡Hay cariño además!

Rainiero Guerrero: Van a estar intensos y muy buenos los conciertos. Van a ser un repaso bien bonito por toda una gran historia de los ’90 con Los Tres. Ellos mostraron en estas dos presentaciones que están en un súper buen nivel y todo lo que viene ahora es seguir progresando y mejorando para llegar de la mejor manera a ese 6 de abril. Y van a ser conciertos de rock. El que vaya a buscar que la canción suene exactamente igual como en la grabación, por ejemplo, de “Déjate Caer”, no, esto es otra cosa, es sonido en vivo y ahí Los Tres tienen una marca bien clara. Es una bonita señal también para las nuevas escenas: “Así se hace el rock”.

Fotos: Antonio Larrea