Un viaje por «Countdown to Extinction»: el disco más vendido de Megadeth

Un viaje por «Countdown to Extinction»: el disco más vendido de Megadeth

«Countdown to Extinction» es un álbum lanzado en 1992, que logró rápidamente la aceptación de los fanáticos de Megadeth a nivel mundial. Hoy lo reseñamos porque, además de ser uno de los trabajos más destacados de la banda, también es su placa más vendida y la que se convirtió en una referencia dentro del género thrash metal. Al igual que su antecesor, destaca la combinación de la habilidad técnica de sus músicos, las letras introspectivas y sociales, pero se suma un adicional; y es que la experiencia y madurez artístico musical que fueron adquiriendo Dave Mustaine, Marty Friedman, David Ellefson y Nick Menza, queda manifestada de lleno en la pulida producción de este álbum.

1. Skin O’ My Teeth: Considerada un clásico dentro del catálogo y repertorio de Megadeth, esta es una de las canciones más valoradas del disco, según los fans, debido a su potente batería, su abrasador riff de guitarra y la letra introspectiva de Dave Mustaine. La atmósfera que se da a lo largo de la composición es frenética y llena de energía, con una instrumentalización precisa y una interpretación vocal apasionada. Para qué hablar del coro que es contagioso y digno de corear en grupo.

2. Symphony of Destruction: Este es el segundo sencillo del álbum y para muchos es considerado un himno del metal, ya que presenta uno de los riffs de guitarra más reconocibles de la historia del género. Respecto a la profundidad de la lírica, ésta aborda temas políticos y sociales con letras mordaces, mientras que la instrumentalización es poderosa y enérgica.  De hecho, es una de las canciones más coreadas por el público y se atribuye a los fans argentinos el grito «Megadeth, Megadeth, aguante Megadeth», encima del riff principal del tema. Consecuencia de ello, Mustaine quedó maravillado al escuchar por primera vez al público del Estadio Obras Sanitarias de Buenos Aires, un diciembre de 1994, al darse cuenta cómo esta frase calzaba a la perfección con el ritmo de la canción. De ahí, luego se replicó en diferentes países de Latinoamérica y el mundo. 

3. Architecture of Aggression: Comenzamos con música dramática y balazos, seguido de un pesado riff de guitarra que nos lleva a cuestionarnos toda la naturaleza destructiva y agresiva del ser humano. Esto es lo que refleja perfectamente el tema de la canción en sintonía con su musicalización. Escrita por Mustaine, esta pista aborda de lleno temas de guerra, violencia y agresión y realiza una dura crítica a la industria militar y la política belicista ejercida en el mundo. No podemos dejar de mencionar las potentes líneas de bajo de David Ellefson que contribuyen en su totalidad a la intensidad de la canción.

4. Foreclosure of a Dream: Si bien es cierto, este disco casi en su totalidad trata temáticas relacionadas a temas sociales y políticos, en esta balada en particular, el líder de Megadeth se centra en la codicia corporativa, la corrupción y la pérdida de los sueños americanos y cómo las grandes corporaciones triunfan a expensas de la raza humana y el medioambiente. En la misma composición musical podemos apreciar este enfoque que nos invita a la reflexión a través de líneas de guitarra melódicas y emotivas.

5. Sweating Bullets: Este, sin duda, es un himno de la lucha interna del ser humano en todo su esplendor. Una canción con una melodía y rítmica diferente, que trata de tomarse ‘con humor’ esa paranoia inquietante por la que pasan las personas cuando comienzan a cuestionarse el estado de su salud mental de manera introspectiva. Sus riffs de guitarra son potentes y su ritmo varía de lo frenético a lo vertiginoso, sin dejar de mencionar su coro pegadizo que contrasta totalmente con las secciones más pesadas y agresivas de la canción.

6. This Was My Life: Esta pista es todo arrepentimiento, redención y aceptación de la traición. La letra expresa sentimientos de amargura y desilusión, así como una sensación de haber sido traicionado por alguien cercano. En algún momento se habló de que esta canción era dedicada a Metallica, luego de que Dave fuera despedido de la banda, pero eso solo puede saberlo el compositor, lo demás siguen siendo suposiciones. 

7. Countdown to Extinction: Esta es la canción que da nombre al álbum y es una declaración apocalíptica oficial de la banda sobre la destrucción del medio ambiente y la humanidad y de cómo debemos hacernos cargo de nuestras acciones. Al final, somos lo que hacemos ¿no? Sobre la composición, ésta es pesada, melódica y posee una sección rítmica sólida. Antes del término de la canción puede escucharse una voz femenina entregar un claro mensaje: “Una hora a partir de ahora. Otra especie viva desaparecerá de la faz del planeta… para siempre y se está acelerando”. ¿Potente no?

8. High Speed Dirt: Esta canción es distinta en contenido y musicalización. Incluso tiene ritmos muy parecidos a “Skin O’ My Teeth” ¡a que ya te habías dado cuenta! Pero su temática es totalmente distinta. En esa pista, Mustaine trata casi de manera muy random la experiencia de hacer paracaidismo, por lo que las guitarras y baterías están llenas de adrenalina y emoción, mismo sentimiento que segundos antes de saltar desde un avión. Esta canción intenta transmitir al oyente el espíritu aventurero que también puede tener la banda, además de todo su discurso político, social y ambientalista que trata en sus discos.

9. Psychotron: Muy adelantados a su época, e incluso, casi viendo el futuro, Megadeth nos presenta una canción que trata la historia de un ser artificial conocido como Psychotron, creado por humanos para fines destructivos, pero ¿qué pasa? Esta máquina que posee inteligencia artificial se rebela contra sus creadores y se convierte en una fuerza imparable. Casi como “Terminator”, la banda nos plantea el respecto que hay que tener a las tecnologías descontroladas, entre medio de riffs rápidos y pesados y frenéticos solos de guitarra.

10. Captive Honour: Con un comienzo acústico y melódico, esta es la canción del disco que habla sobre injusticias, resistencia, lucha por la libertad y venganza. La composición es determinante, igual que el personaje principal de la historia y no solo vemos elementos del heavy y thrash metal, sino que también nos encontramos con una mixtura que incluso mezcla mucho hard rock.

11. Ashes in Your Mouth: Esta canción es el epilogo del álbum y es una completa explosión de agresión y furia, muy al estilo thrash. Destaca la progresión de las guitarras y la batería, así como también, los imponentes solos de guitarra muy al estilo heavy metal. En cuanto a la lírica, volvemos a la crítica política con diferentes estrofas que tratan sobre la hipocresía y la violencia de los conflictos bélicos, así como también, la corrupción de las personas que gobiernan el mundo a través de poder y dinero.

Así es como culmina «Countdown to Extinction», un álbum que muestra a Megadeth en la cima de su juego, con letras que invitan a la reflexión constante, una instrumentalización potente y una composición e interpretación vocal apasionada de Mustaine. Nos guste o no, este álbum es un clásico que sigue siendo un referente en la historia del trash metal en la actualidad.