The Metal Fest 2024, día 1: El inicio de una Gamma del Metal

The Metal Fest 2024, día 1: El inicio de una Gamma del Metal

Por Luis Bonilla

El tan esperado festival The Metal Fest por fin dio lugar a su edición 2024 luego de su regreso en el 2023, una cita que prometía ser la fiesta metalera del año, con más de 10.000 asistentes diarios en el Movistar Arena.

Previa

Estuvimos desde las 12:00 en el recinto para poder vivir toda la experiencia del festival. En esta edición hubo muchos cambios para bien, el upgrade del festival con respecto a su edición del 2023 fue sustancial, es decir, no solo son un montón de bandas juntas en un mismo escenario, sino que acá tuvimos la experiencia de un festival masivo al estilo europeo.

Empecemos con la gran asistencia de turistas de otros países, quienes asistieron exclusivamente al festival. Pudimos ver banderas de países como Argentina, Perú, Bolivia, Ecuador, Venezuela y, por supuesto, de Chile.

El festival contó con distintas opciones de alimentos y bebidas, incluyendo dos jardines cerveceros, además de los bares del Movistar Arena y vendedores autorizados.

Jack Daniel’s

Una de las adiciones que más destacó en esta edición del festival fue la incorporación de la marca Jack Daniel’s como aliado teniendo dos espacios disponibles, destacando el stand de firmas al mejor estilo de los festivales europeos el cual le dio la oportunidad a los seguidores de poder conocer a algunos de sus artistas favoritos. 

A su vez, tenían dispuesto las instalaciones del bar de Jack Daniel’s ubicado en la terraza del Movistar Arena, donde se contó con charlas y firmas de autógrafos de bandas como Biohazard y Pentagram.

Escenario Nacional – Hell Stage

En las afueras del Movistar Arena,tal cual la edición del 2023, se ubicaba el escenario donde las bandas nacionales tendrían su show y, durante la jornada, tuvimos lo mejor de la representación del metal chileno. 

Los encargados de abrir los fuegos fueron los liderados por Fox-Lin Torres, BattleRage,banda de Heavy metaldonde destacaron los temas “Wine Of The Wicked” o “Para Bien o Para Mal”, exponiendo sus mas de 20 años de trayectoria en el escenario.

Luego tuvimos la experiencia de Necrodemon, quienes vienen de celebrar sus 30 años de carrera con lo mejor de su death metal oscuro y, ya con la energía a tope, llegarn los nacionales de Vastator con su speed/thrash metal para generar los moshpits más agresivos al momento.

Después, uno de los momentos más esperados. Directo desde Temuco, Derrumbando Defensas, banda femenina autogestionada con más de 15 años experiencia y creciendo cada día más, dijeron “presente” en este gran escenario. 

Con ocho canciones, iniciando con “Abuso y represión”y “Alza tu voz”para con todo el poder del hardcore thrash ponernos a todos a bailar, la banda culmino su show con “Esclavitud Moderna”,con una letra que encaja perfectamente en nuestra sociedad actual.

A partir de este punto la intensidad musical fue in crescendo con las bandas Sadism (death metal old school) y canciones como “Crystal Clear Vision”, “On Your Knees” y “Lower Astral Entities”y Dogma, los “Metallica” chilenos, banda de Groove metal, culminando y con todo el éxito y poder del metal progresivo de Dorso, liderados por Pera Cuadra.

Escenario Internacional –  Devil Stage:

En la carpa interna del Movistar Arena los teutones de In Extremo, iniciaron la toda su fiesta folk con un recinto a medio llenar. Recordemos que ellos fueron la previa oficial al festival un día antes en RBX.

De la mano de su vocalista Dan letzte Einhorn,pusieron a saltar a todos con su tema “Troja” junto a sus arpas y gaitas, destacando los temas “Weckt die Toten” y “Sängerkrieg”, esta última con la cual cerraron. 

Luego de ello fueron los consentidos de la casa, Exodus, quienes bajo una controversia por su horario tan temprano, hicieron retumbar el Movistar Arena al momento de iniciar su concierto con el clásico “Bonded by blood”. Si bienhubo fallas en el micrófono de Zetro,luego se pudieron corregir.

La energía de Exodus en general fue como siempre el sello de su show, sin embargo, los asistentes sintieron una deuda por parte de la banda por el tiempo corto de, lo que es algo totalmente normal debido a que es un formato festival, por lo que el tiempo es vital. 

La segunda controversia de la noche vino dada por Sepultura, quienes vinieron con la promesa de su último concierto en Chile previo a su retiro, pero no fueron los headliners del día, por lo que su guitarrista y líder Andreas Kisser anunció que volverán a nuestro país el año siguiente para un concierto exclusivamente de la banda.

En lo personal fue el mejor show del día en cuanto sonido y calidad, destacando como todos los asistentes saltaban al mejor de ritmo de Sepultura con canciones como “Refuse/Resist” y “Territory”, clásicos obligados de la banda, además de algunos temas nuevos como “Kairos”y “Means to an End”.

El momento álgido de su presentación fue con el tema “Arise” donde hubo la primera bengala del día y, por supuesto, la cereza fue con la clásica “Roots Bloody Roots”.

El momento de descanso musical vino con Soen, banda de prog metal que nos visitó recientemente en la edición 2023 del CL.Prog. Liderados por Joel Ekelöff, la banda destacó con toda su energía canciones como “Sincere” y “Martyrs”.

Su vocalista también nos comentó que se sienten homesick al irse de Chile, queriéndonos decir que ya ven como su Hogar a nuestro país, extrañándolo al irse de tierras chilenas.

Uno de los conciertos más esperados vino con el show de la leyenda del power metal, Kai Hansen y su banda Gamma Ray, quienes aglomeraron miles de asistentes, fieles seguidores de la carrera de Kai tanto en Helloween,como en Gamma Ray.

A pesar de la baja de su guitarrista, Henjo Richter -reemplazado por Kasperi Heikkinen– y el baterista Michael Ehré -reemplazado por Michele Sanna-, Gamma Ray nos deleitó con lo mejor de su repertorio interpretando canciones de todos sus discos.

Iniciaron con nada mas y nada menos “Land of the Free” para luego dar vida a los clásicos “Rebellion in Dreamland” y “Master of Confusion” para luego terminar con dos palazos: “Somewhere Out in Space” y “Send Me a Sign”.

Todos aquellos que vivimos la época del metalcore en los 2000, tuvimos un regalo muy especial y fue una gran apuesta de la productora al publicar un cartel variado en gustos, lo cual me pareció un gran acierto y me refiero a los americanos de Killswitch Engage.

Iniciaron con uno de los temas icónicos de la banda, “My Curse”, la cual no decepcionó y puso a seguidores y escépticos a saltar al mejor estilo de la banda. Integrada por Jesse, Joel, Adam, Justin y Mike, nos demostraron que un género musical no define a una persona, pues pudimos ver a fanáticos de distintos estilos disfrutar de los breakdowns de Killswitch.

Su concierto culminó con su ya clásico cover “Holy Diver” de DIO, para dar pie posteriormente a una de las bandas más esperadas con su segundo show en nuestro país: Emperor.

Coronado como uno de los grandes exponentes del black metal, Emperor nos entregó un espectáculo sin igual. Empecemos por un aspecto un poco negativo, quizás no fue una banda para cerrar el primer día del festival, ya que muchos pensamos seria Sepultura, ocasionando que, en el inicio de su concierto, muchos empezaran a dejar el recinto para dirigirse a sus hogares.

Sin embargo, esto no fue impedimento para que los liderados por Ihsahn nos deleitaran con lo mejor de su repertorio, iniciando con “Into the Infinity of Thoughts”,su setlist se basó principalmente en los discos “In the nightside Eclipse” (1994)y “Anthems to the Welkin at Dusk” (1997),destacando los icónicos “Inno a Satana” y “The Burning Shadows of Silence”.

De manera exitosa se culminó el primer día del The Metal Fest, dejando energías para lo que se venía en el segundo día.