As The Love Continues

Mogwai

Jue 08 abril, 2021 - Diego Montanari
Etiquetas: As The Love Continues Mogwai Pablo Rebolledo Bañados

Durante los años de carrera que Mogwai ha tenido, solamente ha habido una clave sagrada con la cual mantenerse siempre a la par de los tiempos y crear música consagrada dispuesta a seguir explorando. Desde sus comienzos en los 90s, con sonidos más estruendosos y después abrazando el post rock como la principal filosofía esquelética de su estructura, pues el no apresurarse ha significado estar en constante consciencia de los ruidos internos de cada miembro, para así acertar al momento y sus pasajes más reales, que al buscar el rompedor de esquemas que podría ser un disco. Bajo este alero y hermosos años de creatividad y pasajes sonoros, es que “As The Love Continues” afirma que el cariño es algo que se construye con tiempo.

Las bases con la que el grupo ha trabajado en bandas sonoras cinematográficas han permitido que la banda legendaria del post rock extienda la intensidad y emotividad de sus piezas, y así crear un relato instrumental que nos envuelve en una aventura que, en tiempos de inmediatez y pandemia, fluyen a ritmo certero y así atravesando cada parte del cuerpo para vibrar en constantes momentos de efectos etéreos y agradables.

Los sintetizadores, ambientaciones flotantes y beats electrónicos llegan a presentarse como el principal platillo de este nuevo trabajo, donde la profundidad y epicidad sello de sus composiciones logran adaptarse y darnos un track como “Dry Fantasy”. Una que reactiva las habilidades sensoriales del auditor, para entrar de lleno cuando la caja de la batería marca el hi-hat como un código morse que reemplaza las palabras. En ese sentido, la mayoría de la instrumentación entrega un lenguaje consensuado, volátil y totalmente bello, es una conversación reflexiva y espaciosa, con momentos coloridos y bajadas sutiles.

Pero antes de esa fantasía seca que se menciona, “To The Bin My Friend, Tonight We Vacate the Earth” es el propulsor de una nave que nos dice que escapemos de nuestra tierra misma, a lo que el platillo, el cálido piano y la deliciosa guitarra empiezan una cuenta regresiva al son de una marea tranquila de emociones melancólicas, pues el adiós potente del final permite retratar esta sensación de “inicio del final”. Una nostalgia plasmada en los teclados que nos hace ir a otros lados de nuestros recuerdos, y pensar cual podría haber sido el último día realmente.

“Here We, Here We, Here We Go Forever” es percibida como un dialogo o negociación entre una persona y un cierto tipo de especie con voz difusa extraterrestre, que en este caso sería esa guitara con Talk Box que se vuelve en un código a descubrir. Esto palpitando a un ritmo mucho más cercano al post punk en bajo, y con una visceralidad de emociones que van subiendo el sufrimiento en un agujero que los lleva en una montaña rusa turbulenta pero inquieta.

“Ritchie Sacramento” es la primera canción que tenemos donde las voces llegan a tener un espacio, en un suspiro que va equilibrándose con los instrumentos, los cuales en la mezcla se escuchan más traseros. Con una estructura convenciona, este tema logra ser una breve pasada a un formato más pop, a lo que “Drive The Nail” llega a extender su duración sobre beats industriales que luego se tornan en un acumulo de riffs potentes subiendo la intensidad en pasajes que si bien son planos, logran mantener su rumbo.

“Fuck Off Money” es robótica y espacial en su arranque, con platillos tenues creando una tranquilidad y ambientación visual acercándose a un final propulsado por los teclados y efectos que van elaborando muros de sonido contenidos y sofisticados. “Ceiling Granny” es totalmente desapegada de la anterior, creando un tipo de canción con sonidos que recuerdan a los primeros años jóvenes de los Smashing Pumpkins, con el sentido de la juventud y la distorsión a la par, en un tema más simple y llevadero, donde uno puede disfrutar del groove de la batería y de guitarras ostentosas de ruido.

“Midnight Flit” nos sumerge nuevamente en un tipo de pensamiento musical, enfocado en las percusiones y en su aura misteriosa, que luego crece a un escape embellecido por los recursos, y es que dentro de este disco esta formula es la que está constantemente tomando. Acá se agregan detalles como orquesta y esa sensación de tranquilidad falsa, cuando en la base hay una estructura, pero de fondo se siente un derrumbe.

Con “Pat Stains” abrazando el minimalismo, “Supposedly, We Were Nightmares” creando una pista mucho más bailable con un bajo más carismático en su ejecución y ritmo, en el track más alegre de este trabajo, pues finalizar “It´s What I Want to Do, Mum” en densidad de sus relatos sonoros, define este capitulo nuevo en la discografía de Mogwai como una repasada de sus virtudes.

“As The Love Continues” se percibe relajado y totalmente desapegado de una pretensión. El mismo título alude que el sentimiento acá prima por sobre otra cosa, que no hay tantas enredaderas de propuestas o ideas muy complejas, es simplemente fluir con ideas a ratos sencillas, mutando a quiebres sellos del grupo. Es un suspiro notorio, que no deja de lado la calidad y la producción, pero que decide priorizar el alma antes que otra cosa.

Por Pablo Rebolledo Bañados

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Luca: “Empecemos...

Gran estreno de Disney ...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más