Atlas Vending

Metz

Lun 09 noviembre, 2020 - Diego Montanari
Etiquetas: Atlas Vending Fernanda Schell METZ

Metz volvió a las pistas con su disco ‘Atlas Vending’, el cuarto material de estudio. El trío oriundos de Toronto, realizó este disco a base de de Steve Albini en Strange Peace de 2017, con cada pedacito de Sturm und Drang intacto. Esta vez realizaron una autoproducción, pero con ayuda de Ben Greenberg (Argel).

En su anterior disco reclutaron a Steve Albin, ya que estaban buscando nuevos matices para una nueva propuesta. Pero en este nuevo trabajo (quinto su contabilizamos el recopilatorio de rarezas ‘Automat’), exploran nuevos géneros. En este álbum, Atlas Vending”, regresa toda la potencia de la parte sonoras que descubrieron en sus antiguos trabajos.

El álbum inicia con el suspenso y fuerza de ‘Pulse’, como una especie de bajo que abre la puerta a través de la percusión y voz bestial, salvaje, tipo grunge, a lo Nirvana. Luego de toda esta expresión salvaje continúa en ‘Blind Youth Industrial Park’, tema que tiene mayor ritmo, mezcla de instrumentos y corso que son acompañados por la guitarra enloquecida y pedales humeantes de Alex Edkins; las líneas de bajo de Chris Slorach, dispuestas a tronar los audífonos más básicos y los golpes de batería casi tribales de Hayden Menzies.

‘The Mirror’ ritmos a degüello con guitarras desquiciadas que provocan un mosh lleno de energía y potencia. Es una interesante interpretación post-hardcore del ritmo de Bo Diddley. Por otro lado, ‘No Ceiling’, una canción de amor con un estilo más punk que nos lleva a Los Ángeles.

La energía explota en ‘Hail Taxi’, es de la misma línea, con coros pegadizo y emocionante, es una especie de Fugazi con tintes de Sex Pistols, pero de manera original, pero repetitiva. ‘Draw Us Is’, es un desgarro con guitarras que tienen distorsión y se van desenvolviendo en aullidos.

De esa misma potencia surge ‘Sugar Pill’, trae guitarras desquiciadas, rápidas y distorsionadas. Le sigue el tema muy oscuro, casi gótico, “Framed By The Comet Tail”, contiene un juego entre guitarra y bajo que causa suspenso a través de la psicodelia.

Los temas que van cerrando el disco con ‘Parasite’, es como una paranoia veloz, para dejarnos sin respirar, logrando una especie de caos vertiginoso que hace que parezca que la guitarra, el bajo y la batería se persiguen entre sí.

Luego, el fascinante single “A Boat To Drown In”, el broche de oro de casi ocho minutos, esta se caracteriza por ser hipnótica, es una perfecta muestra de cómo cambiar algunas cosas sin que en la realidad cambie nada a nivel instrumental. En algunos momentos se permiten darse ciertos respiros melódicos. Sin duda es el tema más diferente del álbum.

‘Atlas Vending’ es un disco completo, novedoso, lleno de energía que te motiva a ir un concierto de ellos. Se aprecia que es una pieza compleja, con esfuerzo y talento por parte de Metz. Este es una prueba de que el propio viaje de este trío todavía tiene muchas ideas y posibilidades en la música.

Por Fernanda Schell

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Juan Francisco Pá...

Entrevista en profundidad ...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más