Change the show

Miles Kane

Mar 15 febrero, 2022 - Diego Montanari
Etiquetas: Arctic Monkeys Change the show Fernanda Schell Miles Kane

Este año apareció el cuarto disco de Kane, “Change the show” el cual llega tras el más discreto “Coup De Grace” (Virgin-EMI), donde mostró aquellas guitarras otrora tan evidentes a un plano algo secundario.

La nueva producción se deja caer hacia sonidos setenteros como el rock clásico, soul, glam e incluso funky, apostando por la inclusión de vientos y teclados vintage, con trazos ligados al pop. El músico creó una obra en torno a un álbum animoso que destila funcionalidad a lo largo de once piezas donde tornan la vida más colorida durante cuarenta minutos.

En palabras del músico, el disco nació de un intenso período de autorreflexión; tener todo este tiempo inesperado en sus manos para escribir canciones sobre grandes altibajos, sueños despiertos, verdaderos amigos y sentimientos profundos.

El disco inicia con ‘Tears Are Falling’, un agradable sonido, simpático, suave y vanguardista. Continúa con un tema rápido y al grano, se destaca de principio a fin, ‘Don’t Let It Get You Down’, posee guitarras que se entrelazan con los sintetizadores, además tiene ese logrado jugueteo con la vocalista Corinne Bailey Rae, también se supone en ‘Nothings Ever Gonna Be Good Enough’, donde deslumbran sus voces, sonando como un musical de Hollywood o B-52’s.

Luego pasa a un momento de lentitud y tranquilidad en ‘See Ya When I See Ya’, pero sube poco a poco con la energética ‘Never Get Tired of Dancing’, un rock and roll tipo Elvis Costello.

En la mitad del material suena ‘Tell Me What You’re Feeling’, continúa con el mismo ritmo anterior, produciendo diversas sensaciones y efervescencia. ‘Coming of Age’ junto a ‘Constantly’, tienen ese feeling de aire, dulzura y ternura que no habíamos encontrado hasta ese instante, resguardando sonoramente al corte que da nombre al disco. El tema que le da el título al álbum, ‘Change the Show’, es un resumen de los aciertos, melódico y peculiar que llega a cautivar.

La obra va llegando a su final, se va despidiendo de forma original, carnavalesca, energética y clásica a través de ‘Caroline’, tras esto, el telón baja y se acentúa con todo el estilo de ‘Adios Ta-ra Ta-ra’.

Miles Kane entrega un trabajo para disfrutarlo en cualquier minuto, es agradable, posee diferentes sonoridades tanto clásicas como actuales, va mezclando sus ideas para lograr una explosión musical y extraordinaria. 

 Por Fernanda Schell

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Hijo de Ladrón fl...

Estos dos tracks serán parte de “Zona de Niebla”...

Leer más

En el Mes de la Mu...

Durante marzo, la editorial destaca interesantes títulos escritos o sobre mujer...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más