Dune: “La enormidad hermosa de un comienzo épico”

Otra obra maestra de Denis Villeneuve

Mié 10 noviembre, 2021 - Diego Montanari
Etiquetas: Denis Villeneuve Dune Oscar Isaac Pablo Rebolledo Bañados Timothée Chalamet

A pesar de que la pandemia nos ha quitado libertades – como la de ir a un cine en estreno- fue imposible no sentirse importante frente a magno evento cinematográfico que se venía. Pocas son las veces en las que no sabes que se presenciará, solamente quieres sacarte la duda de encima y disfrutar lo que una obra gigante puede ofrecer con los recursos que hoy en día permiten que se logren hitos en este ámbito. 

Así mismo se sintió estar en la fila del cine para el estreno de Dune- bajo la dirección cariñosa y entregada de Denis Villeneuve- que desde muy pequeño soñó con lograr crear sus propias películas de ciencia ficción, esta vez, tomando una obra que él admira en totalidad desde pequeño teniendo la oportunidad de retratarla ahora. Y es que, si vemos el curriculum de películas que este director canadiense ha logrado, pues se espera que una historia épica como la de la novela de Frank Herbert de 1965 ahora tuviese un trato más conectado con lo visual que con lo sobre dialogado que hizo David Lynch en su adaptación de 1984.

Así como uno/a/e se creó una panorámica de lo que se podría venir con tal lanzamiento, es que desde el primer segundo es imposible no sentirse chico/a/e con toda la grandilocuencia y visuales hermosas que el director propone. La música de Hans Zimmer logra darle un factor alocado y errático que transmite el quiebre total de las relaciones diplomáticas, es como si su banda sonora se metiese en la psiquis de cada personaje, y así desarrollar cada quiebre de valores que se va efectuando con complejidad y adrenalina. Otro dato importante, es que el virtuoso guitarrista, Guthrie Govan (Conocido por su carrera con The Aristocrats) fue parte de las canciones que hicieron vibrar cada escena en esta ocasión.

La historia nos muestra a Paul Atriedes – interpretado sólidamente por el prometedor talento de Timothée Chalamet- quién tiene que llevar el peso de ser “El Elegido” de una misión que conlleva mantener y apropiarse de “la especia” ubicada en el desierto Arrakis. Esta es esencial, debido a que es una droga que extiende la vida humana, permitiendo los viajes interestalares que unen al espacio. 

Su padre, El Duque Leto (Oscar Isaac), busca emprender hacia estas peligrosas tierras desérticas para suplirse de ella. Pero entre medio de ese plan, se van descubriendo conspiraciones políticas, traiciones y montones de sub tramas que a la larga van desencadenando una guerra entre planetas que solamente busca estallar por este material tan codiciado.

Bajo esa premisa, este film logra darnos una catedra de dos horas con 35 minutos que se toma su tiempo, sin perder la hermosura de sus visuales y universos, reluciendo un gran cuidado frente a efectos especiales que son revolucionarios, y tienen de por sí como meta principal dejar atónito/a/e a los/las/les espectadores/as con su imaginario. Todo es grandilocuente, y la sensación de que una pantalla gigante de un cine logré minimizar a los/las/les presentes con una fotografía envidiable y con total conocimiento de su potencial, permite que se pueda sumergir en este universo que ahora tiene una gran historia con la cual desarrollar a futuro.

El casting es de lujo, es otro nivel de personajes, y acá nadie queda desapegado a los hechos que van armando esta película con sus salidas oníricas, como también con los gigantescos escenarios que van armando lo que será esta encrucijada que conllevará una guerra interestelar. Si bien toda la narrativa va tomándose su tiempo con tal de contar todos los datos necesarios para lograr que este enfrentamiento entre planetas ocurra, vale totalmente la pena para el desenlace del final con toda su parafernalia e imaginación, como si se premiase al paciente espectador en su butaca misma.

“Dune” es un evento con todas las credenciales que una franquicia debe tener, toma los rasgos a otro nivel de espectacularidad la cual siempre debe haber cada cierta década. Cada momento, conversación, enfrentamiento y desarrollo tiene sus maravillas propias, y eso permite que esta obra tenga una interioridad donde la misma kinética y visual sean las narradoras omniscientes que esta franquicia tendrá. 

Por Pablo Rebolledo Bañados

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Ana Tijoux, Inti H...

De Saloon, Quique Neira, Soulfia, Yorka y Villa Cariño, son otros de los artist...

Leer más

Dune: “La enormi...

Otra obra maestra de Denis Villeneuve...

Leer más

“La geometría d...

Editado por Gourmet Musical ...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más