El Juego del Calamar: “El efecto de la inmediatez y una trama revisitada”

Éxito de Netflix

Lun 18 octubre, 2021 - Diego Montanari
Etiquetas: El Juego del Calamar Netflix Pablo Rebolledo Bañados

Hace menos de 1 semana nadie sabía que era “EL Juego del Calamar”, solamente había una cantidad masiva de memes donde la gente aludía a figuras geométricas (Un cuadrado, un triángulo y un cuadrado), una muñeca tétrica con ojos peligrosos, y un tipo comiéndose un dulce de un envase sin ningún contexto. Solo en ese poquísimo tiempo, esta serie coreana dirigida por Hwang Dong-hyuk se convirtió en una de las serie más exitosas e históricas de la plataforma de Netflix, todo a base de la ambigüedad y un contexto que alude a un problema que siempre tendrá su podio en este tipo de producciones: El capitalismo y las consecuencias de este.

Pero ¿Qué tiene de especial esta serie? A rasgos generales, esta trama toma a personas endeudas que no tienen ninguna opción, y por razones que se explican al comienzo del primer capítulo, estas se vuelven parte de un juego macabro que busca premiar con un monto millonario al ganador. Esta trama si bien es efectiva, no es algo de lo que goce de originalidad, pero acá estamos ante una visión distinta de una fórmula que se ha aplicado anteriormente.

De alguna manera, todo lo que se logra acá se mezcla con una comedia irónica de la vida misma, porque toda la capacidad actoral de la que este elenco se dispones es muy parecida a la que se logra en el teatro. Todo es muy exagerado, los personajes son clichés que hemos visto en montón de películas y series anteriores, y todas tienen una caricaturización de sus hábitos. Eso mismo, agrégale que los juegos y desafíos a los que estas personas se enfrentan son basados en juegos infantiles donde el que pierde es ejecutado fríamente, agregándole ese factor de inocencia y choque de realidad instantánea en su efecto.

Goza de una banda sonora que a este corto tiempo se ha vuelto icónica y digna de ser el fenómeno que es, buscando que cada trampilla se convierta en una bomba de tiempo, donde la conclusión siempre conllevará muerte y una dura cachetada con cada resultado. También hay un gran trabajo de dirección de arte, donde los colores fuertes y bonitos hacen contraste con el tamaño de masacre que se puede ver capitulo a capitulo.

Los vestuarios lo más posible se vuelvan de los más cotizados en estas fechas de Halloween prontas a venir, tiene ese potencial transcendental que dejará marcado/a/e a más alguno/a/e para rendirle homenaje a cada escena o situación que la serie va generando con tensión, drama, violencia y arrepentimiento continuo.

En 9 episodios y con un ritmo que ayuda en general a digerir todo su contenido, pues es una producción digerible desde el primer momento. Y si, cuesta creer que una serie de este tipo tenga un público masivo, donde la dinámica y la rapidez con la que se definen los personajes esenciales permite que todo sea más de la puntería que del desarrollo. Es un contenido con no tanto análisis, que se vuelve predecible rápidamente, pero que logra engancharte hasta saber que ocurre en el final. Es rarísimo su efecto, es como algo que masticas y sabes que a que sabrá, aun así, te atreves a masticarlo esperando algo nuevo, y con su desenlace y giros, ocurre exactamente eso mismo.

Hay personajes entrañables si, bajo estas condiciones puedes lograr crear un panorama de quienes pueden ser los/las/les traicionadores/as en ese contexto, y aun así sacar ciertas conclusiones con quienes podrían ser los/las/les ganadores/as/es en el intento. Los/las/les sobrevivientes van dejando claras sus intenciones, teniendo historias de fondo con las cuales es imposible no sentir cariño y al mismo tiempo otros/as/es que son malévolos por la circunstancia misma. Más de alguno/a/e televidente se sentirá identificado/a/e con sus motivos, mientras que las reglas del juego van volviéndose cada vez más maldadosas y sin vueltas atrás.

“El Juego del Calamar” sigue cosechado éxito con una formula sencilla, eso puede ser un ingrediente que bajo los parámetros de Netflix lo convierte en un éxito asegurado y con total futuro. Su segunda temporada ya está siendo planteada, y al menos el cómo quedaron las cosas al final pueden permitir que tal vez el segundo ciclo que tenga este curioso fenómeno pueda atreverse más y sacarle más el jugo a esta premisa que tiene potencial.

Por Pablo Rebolledo Bañados

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Ana Tijoux, Inti H...

De Saloon, Quique Neira, Soulfia, Yorka y Villa Cariño, son otros de los artist...

Leer más

Dune: “La enormi...

Otra obra maestra de Denis Villeneuve...

Leer más

“La geometría d...

Editado por Gourmet Musical ...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más