I’m Thinking Of Ending Things: “Una babélica perspectiva de la condición humana”

Disponible en Netflix

Lun 26 octubre, 2020 - Diego Montanari
Etiquetas: I’m Thinking Of Ending Things Jesse Plemons Jessie Buckley Netflix Toni Collette Valentina Armijo

De por sí el nombre de este filme ya es cautivante y su historia lo es aún más. ¿Terminar qué? ¿Qué cosas? La relación, la estancia mortal, este viaje, el helado, el frígido tiempo, las conversaciones, los monólogos mentales -y reales-, la vida en su totalidad. Este thriller nace tras la novela debutante de Iain Reid, en la que una joven mujer y su novio, Jake, se adentran en un viaje de carretera para conocer a los padres de él. Con un tiempo terrible, en el que donde no solo hay nieve y poca claridad en el camino, sino que tampoco en sus mentes. Pese a que se es testigo desde muy lejos, es posible hacer propia cada sensación. Como algunos han dicho, te captura desde el inicio, y nunca te deja ir.

I’m Thinking of Ending Things está excelentemente personificada por Jesse Plemons, Jessie Buckley, Toni Collette y David Thewlis. Existen otros actores, que pese a sus breves apariciones, también consiguen la atención de la audiencia y dejan una sensación a través de toda la película. Mantiene constantemente un enganche que lleva a preguntarse qué ocurrirá después, y después, hasta que algo sucede y nos encontramos tan incomprendidos como la joven pelirroja que se plantea terminar las cosas. Acompañado de una simpleza en su fotografía, en su guión, logra presentar aún así un filme de gran calidad, y especialmente único dado el estilo y visión de su director y guionista Charlie Kaufman, quien es responsable de una película similar: Eterno resplandor de una mente sin recuerdos.

Lo anterior tiene mucho sentido al adentrarse en esta, sin embargo, es una sorpresa en 360 grados. Es una trama colosalmente intrigante y tan babélica que resulta exasperante, pero la sed de seguir en el espiral y saber qué será de este relato.

Es una exploración e introspección muy completa de lo que significa irse, dejar algo, separarse, irse, preguntarse qué sería y sentir aquel futuro incierto y nuevo.

Comenzamos con Jake quien al inicio se ve muy tranquilo y pasivo, se siente un poco de pena por él porque su novia, la chica con ondas pelirrojas, está pensando en terminar las cosas y se cuestiona continuamente su relación, de hecho, casi cada momento. En el viaje camino a la casa de sus padres, tienen una conversación que pasa por varias emociones y es donde todo comienza a sentirse extraño. Tras esto, no hay vuelta atrás.

Llegan a casa y Jake le da un muy extraño recorrido de la granja que tienen como familia y levanta sospechas de cosas terribles que sucedieron y otras que están por suceder. De vez en cuando, se vislumbra breves episodios de un viejo conserje en una escuela local. Este es solo uno de los múltiples cambios de tiempos y espacios que transcurren en el mundo físico y mental de los personajes.

Los padres de Jake se comportan de manera insólita, incomodando, y creando empatía en algunas instancias. Jake por su parte, se vuelve sospechoso, enojado, nervioso y oscuro. Lo cual propicia todas las posibles dinámicas que surgen en este mundo, que presenta ocasiones cotidianas, aunque en escenas que salen de todo lo normal.

Es en este punto en el que, como una suerte de reflexión, se indaga en la propia mente humana. En su condición, que posee como base el pensamiento, y este, la fundación de la perspectiva. Bajo la misma línea de la condición de la raza humana, navegamos a través de los insistentes y profundos cambios siendo testigos de diferentes edades y estados físicos, psicológicos y emocionales.

Parece muy extraña y lo es. También es una tremenda historia, un gran retrato pese a su inextricabilidad. Es mucho para procesar, su intensidad alcanza el nivel máximo hasta desplomarse en lo inentendible, lo insuperable. Así es Kaufman.

Por Valentina Armijo

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Luca: “Empecemos...

Gran estreno de Disney ...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más