LPM 2019 BAJ VALPARAÍSO – Vibraciones

FacebookTwitterEl Laboratorio de Producción Musical de Balmaceda Arte Joven nuevamente se la juega por potenciar […]

Jue 02 julio, 2020 - Diego Montanari
Etiquetas: Balmaceda Arte Joven Pablo Rebolledo Bañados

El Laboratorio de Producción Musical de Balmaceda Arte Joven nuevamente se la juega por potenciar a los nuevos talentos y proyectos que la escena musical de la región está cosechando, en un esfuerzo de dedicación para lograr sacar a flote y también preparar a los futuros artistes en su camino hacia la creación.

El año pasado la búsqueda nuevamente se dio, y con el título de “Vibraciones” pues acá obtenemos un gran desplante y desarrollo de propuestas variadas con mucha proyección a futuro. Claramente la denominación no es algo por el azar, cada canción de este compilado contiene una energía muy ad hoc a los tiempos de ahora, tienes contenido político duro, calma y reflexión, viajes interestelares y creatividad en su máxima expresión. Además, señalar que también como sitio hemos podido ver y conocer a cada une de les encargades sea por presentaciones en vivo, como en los mismos talleres. También a les productores que se movieron con cada uno de los involucrados.

Comenzamos este compilado con “Sin Celu” de No Sabemos, el cual es una idea muy bien representada en su letra que es claramente una crítica irónica a la conexión y a la dependencia del celular en nuestra vida cotidiana, mucho más presente en este mundo tecnológico que nos tiene a todos más distanciados que cerca. Una canción que en su letra es claramente una manera humorística de representar a estos adictos de la red social, como también contiene una estructura muy ingeniosa en su instrumentación. Lo que parte como una canción de indie del montón, claramente va transformándose en una mezcla de muchos sonidos, en donde el bajo va marcando una diferencia notoria, a lo que el quiebre punk demuestra que está cansado de tanta monotonía. 

Hay algo muy especial con Alexideral, claramente hay canciones o un mercado de temas románticos que se vuelve una copia una de otra. El caso de este cantante es bello, porque lo que toca y canta con sus vivencias claramente rompe con algo que cualquier tema de este tipo no tiene hoy en día, genuinidad y sinceridad en sus palabras. “Queriéndote desde Lejos” es más profunda de lo que se percibe, y con cada escucha te pega más fuerte en su vibración. El nivel de interpretación también suma puntos con cada verso, y es imposible no querer soltar una que otra lagrima con su arte. Es poesía muy bien hecha, con cariño y dedicación, pues la guitarra es su acompañante fiel, y la supervivencia son sus letras.

En una época en donde el trap y el rap buscan maneras de mezclarse entre influencias y experimentos, en el caso de Lechu se la juega con buscar una manera sofisticada en su musicalidad, pero con unas ganas de tomar la vieja escuela del rap protesta para dejar claro su punto. “Estamos Hartos” se agradece más que la cresta hoy, porque de alguna manera el rapero logra condensar todas nuestras quejas contra el gobierno que se ha burlado de las injusticias desde el Estallido Social. Eso con unos arreglos de bajo, un piano que es relajante de tal desquite que tiene incluso un espacio para que sus musiques tengan spot donde brillar, total en un discurso de unión, todes tienen algo que contar y eso permite darle más veracidad a este grito.

Hay proyectos de la región que hace rato están tratando de romper con cualquier norma, sea por las violaciones a los derechos humanos como también las problemáticas de nuestro país. Cuando en la conformidad empieza a crecer un tumor cancerígeno, pues Insomnia is Dead llega con una actitud desafiante y con una elocuencia de vivencias dispuestas a romperte la cabeza con bases saturadas y versos que no quieren ser amigables con el enemigo. “Presunta Desgracia” es una clara declaración sobre las mujeres que han sido asesinadas por sus parejas, y de la clara tendencia mediática a culpar a ellas de estos actos, cuando la culpa ha sido de la cultura machista que se ha inculcado desde décadas. Ella logra incomodarte con tal de que despiertes de esa zona de confort que nos tiene en la mierda, y si el arte logra hacerte sentir eso, pues adivina, está cumpliendo su cometido

Con más tradición y de repente haciendo alusión de efectos lo fi en su voz, “Diluvio” es una canción que de alguna manera nos remonta a otros momentos, es tranquila, pero a la vez también es algo que busca ser explicado. Pello como cantante y guitarrista logra hacer alusión de su color de voz para reflexionar de muchas temáticas con la lluvia como principal inspiración. Es un guitarreo que trata de entenderse a sí mismo, como una herramienta de escape y de escritos que se mezclan con la cotidianidad igualmente. Es inspirador al mismo tiempo, y dan ganas de tomar la guitarra para expresar sin prejuicios.

En la brisa armonizadora y eterna calma, la voz y ukelele de Karicola es una bendición que nos ayuda a rememorar la dulzura musical que a veces necesitamos en nuestras vidas. Cada momento de “Consomepanchi” es tan abrazable y tierno, es un gesto de empatía de alguien que no conocemos, pero que te entiende a la lejanía con su voz cálida y con sus acordes nostálgicos. Hay veces en donde solo necesitas respirar y apreciar, y esta cantante lo logra de sobre manera, ponerte en un lugar lejano de cualquier parte del mundo, para soltar esas penas y buscar una puerta hacia algo bello.

El concepto y las obras literarias siempre han ido de la mano en la historia de la música. Si bien este grupo actualmente no está activo, pues dejó una muestra ejemplar de cómo llevar a la vida la ciencia ficción con recursos modernos y letras de gran ambientación. “Bradbury” de Alondra es un claro ejemplo de cómo puedes hacer sonar el rock sin la necesidad de clichés, y manteniéndote expectante a lo que se viene. Voces con actitud, secciones de guitarra fascinantes y una creatividad con harto potencial. Esos “Espasmos del 2098” se sienten, estamos todes en una nave dentro de Las Crónicas Marcianas (1950) de Ray Bradbury, mientras volamos en los pasajes que las guitarras van creando. Excelente representación de cómo hacer sentir al oyente en una historia.

Para finalizar este disco, tenemos una de las propuestas más frescas y llamativas que la escena musical de la región ha tenido la oportunidad de ver en vivo. Lo que logra Por Mientras es algo que es difícil de describir al inicio, porque no es solamente la enorme vara talentosa de sus integrantes la que potencia cada una de sus canciones, sino también esa complejidad atmosférica y onírica que nos hace decir: ¿Qué es lo que pienso cuando escucho esto? Es surreal, y es que todo acá es una sola vibra potenciada por 5 mentes creativas que se entienden en los rompimientos como también en el éxtasis. Una voz que te hace alucinar y calmar, guitarras que coquetean al peligro del math rock, mientras el bajo con la batería quieren meterse en la conversación de manera imprudente. A la vez, los bellos y exquisitos teclados van creando un colchón a todas estas manifestaciones, adornando con detalles de los cuales un buen melómano puede disfrutar al máximo, dándole sazón a los armónicos de la guitarra, es simplemente una maravilla. Cada cosa acá es destacable, y el hecho de que todo se complementa a la perfección lo hace más hermoso. “Wakolda” es todo lo que se describe acá, solo entre y escúchenlo.

Por Pablo Rebolledo Bañados

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Música chilena de...

Estrenos nacionales para todos los gustos ...

Leer más

Dune: “La enormi...

Otra obra maestra de Denis Villeneuve...

Leer más

“La geometría d...

Editado por Gourmet Musical ...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más