Maletas

Maletas

Mar 17 noviembre, 2020 - Diego Montanari
Etiquetas: Cuarentena Maletas Pablo Rebolledo Bañados

En la mente de cada artista existen vivencias y necesidades. Nunca ha sido fácil enfrentarse en este camino que es hacer música para vivir, y es que incluso esta meta en Chile es nula, habiendo poco apoyo del Estado a la cultura, como también por la actitud poco seria de los intelectualoides que cuando ven a chilenos triunfar, los tratan de bajar. Pablo Rodríguez, desde su comienzo con la extinta banda Alondra, tenía preparado algo de su cosecha para mostrar, en sus propias palabras sus maletas. Es ahí que su proyecto se hace realidad, abrazando el lo-fi y el hazlo tú mismo muy en serio, y así crear pasajes nostálgicos e interesantes a través de su imaginario.

Luego de que llegará la cuarentena con las consecuencias del encierro por la pandemia, Maletas simplemente pensó que ahora todo se alineaba. Sus inquietudes, ansiedades y eternos cuestionamientos empezaron a construirse, y es así como ahora tenemos “Cuarentena”, uno de sus primeros trabajos de estudio.

Como una brisa de aire, que pretende abrir la mente en una montaña abandonada entre mares y tierra, el relato que crea Pablo con sus recursos propios cobra vida desde su intimidad, en su casa ubicada en Concón, lugar del cual ha investigado, vivido y conocido por sus propios ojos. “Encomienda de Ayer” es un manifiesto recitado por él mismo con una guitarra inquieta que recuerda esos pasajes folk de la etapa acústica de Eddie Vedder en Into The Wild, creando pasajes marítimos y hogareños en un equilibrio entre la tensión y la serenidad.

Como máxima prueba de sinceridad, “Esperanza” se convierte en un abrazo fuerte con total cariño, incluyendo los audios de diferentes personas queridas de su círculo, complementando este track con sentimiento y amor. Luego tenemos colaboraciones que son entretenidas y bailables, como lo ejecutado “En esta pieza”, donde Príncipe Esqueleto (Vocalista de Calcopiritas) entrega su carismática voz frente a guitarras que coquetean con el funk y ritmos más ligados al indie. A esto se suma la pegadiza “Bailo Lloro Canto Siento” con Guti Albornoz (cantante de Niño Títere) usando los audios de Whatsapp como principal método de capturar lo casero de la grabación.

Asumir el lugar en donde se encierra uno conlleva tener una mezcolanza de sensaciones que nunca serán iguales que otras. Es verte de frente con todas las maneras existentes de vivir la soledad como también la ansiedad, el cómo podemos escuchar en los calmados y reflexivos acordes de “Soliloquio del Individuo”, su homenaje bello al poema escrito por Nicanor Parra, con su voz filtrada como si escondida estuviese en su refugio, en su hogar, en sus maletas. También acercamientos más ochenteros y oscuros con “Acecho”, donde sus compañeros del recién nacido proyecto, El Significado de las Flores”, ambientaron de manera breve una transición hacía el tema final. “Pensamiento antes de dormir” es totalmente revuelta, es monótona y a ratos tediosa, y es que eso representa la mente de cada individuo que se ha visto en sus problemáticas cotidianas.

La narrativa de este trabajo está muy bien construida, usando momentos transitorios que representan el inicio del día, la tarde y la noche, incluso con una burla ridícula a los políticos con “Mass Media Circus”. Claramente la menos creativa de todas, es un beat típico de electrónica ochentera, y esa la gracia, hemos escuchado tantos discursos nefastos de Jaime Mañalich y otros políticos respecto al control de la pandemia, que se vuelve esto. Algo cliché, algo repetitivo, como una danza burlesca a quienes nunca han sabido ayudarnos. Predecible y totalmente chistosa.

Maletas es un trotamundos de los sonidos. Sabe muy bien cuando decirte que todo pasará, como también el que hacer cuando todo está mal, y es que es tan palpable lo que logra, que se siente como una amistad a distancia. Nos comparte sus gustos, sus visiones, sus samples sacados de sus juegos favoritos como también sus batallas internas, creando una horizontalidad con sus composiciones. ¿Quién no se ha sentido así? ¿Y quién ya no soporta esta cuarentena realmente?

“Cuarentena” es el ejemplo de que una pandemia más que ser un extintor de ideas, es un fuego que logra sacar todo nuestro imaginario al máximo, con intensidades altísimas, como también con surrealismo emocional. Es la muestra de que sacar un disco con genuinidad y experiencia es posible bajo estos tiempos tan raros y a la vez absurdos.

Por Pablo Rebolledo Bañados.

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Juan Francisco Pá...

Entrevista en profundidad ...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más