Mi gran noche: el lado B de la TV

La última cinta de Álex de la Iglesia tiene al cantante español Raphael parodiándose a sí mismo

Lun 16 mayo, 2016 - Diego Montanari
Etiquetas: Álex de la Iglesia Esteban Brito Mi gran noche

 

 

La nueva realización del director español Álex de la Iglesia se centra en las grabaciones de un show de año nuevo que ha tenido problemas: un extra se accidenta, los animadores no se soportan pese a estar casados, el canal está pasando una feroz crisis sindical y por si fuera poco, el plato fuerte del show está amenazado de muerte.

El estilo y humor negro del realizador de películas como “La comunidad” y “El día de la bestia” están más que presente. Este largometraje tiene una serie de situaciones que se van entrelazando entre sí, que desbordan en absurdos extremos, pero que hilan un relato único y muy divertido.

Partiendo por añadir al cantante español Raphael, quien interpreta a una versión extrema de sí mismo, un intérprete llamado Alphonso. Este cantautor es presentado en su silla, y con unos espejos que incluso recuerdan a la clásica cápsula en la que Darth Vader hablaba con el emperador en “El imperio contraataca”. Un artista que hará todo lo posible para destacar en el show, pese a llevar más de 40 años de carrera. Incluso trata peor que a todos sus empleados, a su propio hijo que lo representa.

Uno de los mayores aciertos del filme es la presencia del famoso músico español, puesto que su rol tiene tanto toques cómicos, como un temple capaz de hacer lo que sea para que la función pueda continuar. En contraparte esta Adanne, interpretado por Mario Casas, un artista latino que recoge elementos de Enrique Iglesias y Chayanne.

Junto con estos dos artistas, hay una serie de tramas que giran en torno a este programa que debe ser grabado, en donde se analiza lo forzada que puede ser la televisión, y lo mucho que importan las apariencias para los grandes medios. Los mismos animadores no se soportan y quieren resaltar en pantalla, pese a que son matrimonio; a Adanne lo quieren extorsionar, entre otros temas.

La cantidad de actores que tiene esta película es importante, considerando que todos conviven en un espacio aislado, pero en donde todas sus acciones se verán reflejadas una vez que el show se grabe. Todos tienen una historia que contar, y las interacciones entre los personajes de van volviendo cada vez más interesantes a medida que avanza la trama.

Contar todas las historias que esta comedia negra muestra sería arruinar la magia de la misma, ya que el guión, y la interacción de los personajes son lo que le da dinamismo a la cinta. Esto trae como resultado situaciones jocosas que rayan en lo absurdo; ya que mientras todo este mundo de fantasía se está intentando grabar a como dé lugar, afuera hay empleados despedidos del canal protestando y peleando con la policía.

Una película que sorprende tanto por los temas que trata, como las hilarantes historias que cuenta. Raphael interpreta a un personaje completamente inesperado y el resultado es muy disfrutable. De la iglesia ha creado un filme que se ríe de los grandes medios y de la programación de espectáculos, con un humor negro que se fija en las apariencias y en lo falsa que puede ser la tv.

 

Por Esteban Brito

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Guiso regresa a lo...

La icónica banda de Algorecords vuelve a las pistas con fechas en Bar de René ...

Leer más

Dune: “La enormi...

Otra obra maestra de Denis Villeneuve...

Leer más

“La geometría d...

Editado por Gourmet Musical ...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más