Patria Temporada 1: “Compresión de un conflicto político desde lo que dejó”

Basada en el libro de Fernando Aramburu

Jue 14 enero, 2021 - Diego Montanari
Etiquetas: HBO Patria Valentina Armijo

Primero: una apertura siempre es importante. Como lo es una primera impresión, los primeros cinco segundos para capturar a la audiencia o a un cliente. Es un día frío y lo es más aún su manera: nos encontramos en un hogar lleno de recuerdos que está por ser abandonado, pero no lo sabemos aún hasta que un crimen ocurre en la calle, fuera de este domicilio, el asesinato a tiros de Txato (José Ramón Soroiz) por la ETA. Cinematográficamente esto es revelado en off, la imagen ya dice mucho. Luego el hecho es continuado desde la visión de la esposa, y el daño dejado es vivido por ella.

Pese a tal piloto, es necesario admitir que si la historia no tiene el efecto de contar la historia del país propio en el que se reside será complejo crear un apego, aunque también por otro lado es por ello que pese a ser un relato ficticio en torno a una problemática social de gran magnitud consigue atrapar a la audiencia con una narrativa dado a que la pérdida, la soledad, la alienación y el reencuentro son elementos con el que todos podemos relacionarnos.

Sin dudas esta nueva serie presentada por HBO “Patria” es una de las mejores del año. En producción, guión, fotografía, y en su forma de presentar a través de la ficción un hecho tan real como lo es el conflicto vasco, el terror de ETA.

Y no es solo eso, consigue capturar diferentes perspectivas. Esta vía es responsable y respetuosa dado a que es necesario dar a conocer los distintos vivir detrás de este conflicto.

Entre otros hechos que aceptar está la adaptación, imposible de ignorar, ya que su traslado desde su libro ha sido muy respetuoso. Incluso es mucho más visible y apreciado en la construcción de espacios, el pueblo, y los personajes; quienes desde su primer episodio impactan y atrapan.

En cuanto a sus protagonistas, y quienes en su mayoría lideran y llevan el relato son Miren y Bittori (Ana Gabarain y Elena Irureta), dos mujeres, madres, ex amigas, que mediante sus diversos modos de lenguaje, presentación, y maquillaje junto al vestuario, transmiten un quiebre que pesa y pudo haber sido evitado. Presentan en su máximo esencia la ruptura que generó tal asesinato y la entera problemática nacional y personal que conlleva tener un vínulo con esta organización terrorista.

Ambos relatos se unen para hacer una especie de tributo y justicia a lo acontecido; y también a la novela. Más que una buena adecuación de lo presentado en escrito, era necesario una historia mucho más íntima, personal, y emotiva que pudiera ser sentida y transmitida a través de la pantalla. A través de aquellos personajes, diálogos, argumentos que podrán parecer válidos y otros no tanto, pero mostrados para encontrar una luz en donde todas las versiones, a pesar de su divergencia de los hechos y el positivismo, logran conmover y trascender tras un poderoso evento nacional.

Por Valentina Armijo

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Amöniacö present...

Diez años han pasado desde el lanzamiento oficial en 2011 del primer disco de l...

Leer más

This is Pop

Un título interesante de Netflix...

Leer más

“La geometría d...

Editado por Gourmet Musical ...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más