Pussy Riot: A Punk Prayer

FacebookTwitterLa historia contada en el documental Pussy Riot: A Punk Prayer de Mike Lerner & Maxim Pozdorovkin de […]

Jue 12 diciembre, 2013 - Diego Montanari
Etiquetas: Pussy Riot Pussy Riot: A Punk Prayer

 

La historia contada en el documental Pussy Riot: A Punk Prayer de Mike Lerner & Maxim Pozdorovkin de la BBC Four’, parece tan irreal que parece una película de ciencia ficción. Desde la música hasta las primeras imágenes parece un montaje cinematográfico. Primero sitúa la acción en tres chicas, Nadia, Masha y Katia, las Pussy Riots, quienes en febrero de 2012 entran a la Catedral ortodoxa Cristo Salvador de Moscú, en donde se manifiestan encapuchadas sobre el altar central de ésta, contra las políticas represivas del gobierno de Putin y su estrecha relación con la religiosidad dura. Son arrestadas, a lo cual ellas  dicen que es injustificado por que pelean contra la cultura patriarcal ortodoxa y un gobierno autoritario, a través de performance artística.

Luego de ser arrestadas, son acusadas de actos criminales con una fundamentación dudosa de los cargos por parte de los acusadores, como es el sacrilegio contra la iglesia ortodoxa rusa y desordenes que ponían en peligro el orden público, mientras están encerradas en una caja de madera on vidrio. En ese momento, es donde empieza una pelea delirante entre los que apoyan a las laPussy Riots, que según ellas practican un punk feminista para el desarrollo de Rusia, y los grupos ortodoxos más fundamentalistas de Rusia, que las tratan de demonios y de agresoras contra su iglesia, empiezan crear armas espirituales para pelear contra los herejes que apoyan a estas instigadoras del odio.

Mientras se desarrolla el juicio en un programa de televisión rusa, cuyo set parece sacado de una película de Alex de la Iglesia, en vez de tener una mirada más objetiva, tratan a las 3 manifestantes de posesas, pecadora y bolcheviques, y Putin manifiesta que su gobierno pretende defender a los fieles ortodoxos, castigando a los supuestos violentistas. El jurado después de meses procesos legales creados, insta a las Pussy Riots a asumir que violaron los ritos sagrados bajo un odio inmenso a la religión, mientras que en el mundo occidental se las considera unas heroínas de la libertad de expresión. Finalmente, a través de una sucesión de jueces, policías, manifestaciones callejeras que aparecen en pantalla, una de las Pussy Riots es liberada por pedir perdón y las demás quedan a la espera de una amnistía un tanto incierta.

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Primavera Sound ll...

Será en noviembre de 2022...

Leer más

Dune: “La enormi...

Otra obra maestra de Denis Villeneuve...

Leer más

“La geometría d...

Editado por Gourmet Musical ...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más