Reseña: Babai

La cinta muestra la hostilidad de Europa desde los ojos de un niño

Lun 12 septiembre, 2016 - Diego Montanari
Etiquetas: Babai Esteban Brito Visar Morina

 

 

En el Kosovo en los ’90, luego de la guerra, viven Nori y su padre Gesim. Ambos se desempeñan vendiendo cigarros en la calle, y apenas les alcanza para sobrevivir. Su vida es precaria, pero están inmersos en una realidad que no solo loa afecta a ellos, sino que al país. Residen en una casa familiar, en donde comparten espacio con tíos y primos, pero deben vivir estrechamente y dormir hacinados en una alfombra.

Un día, Gesin decide irse a Alemania a probar suerte. Su primogénito al sentir el abandono realiza un peligroso viaje para reencontrarse con su progenitor, pero en el camino se encuentra con una serie de situaciones en las que ya no puede confiar en nadie. Del mismo modo, sus acciones parecen no molestarle dentro de este mundo hostil: aquí el fin justifica los medios.

Esta co- producción entre Alemania, Kosovo, Macedonia y Francia muestra una realidad cruda, la cual afecta el comportamiento de un niño que ha crecido rodeado de gente ruin. En medio de toda la decadencia en la que Nori vive, se encuentra la figura de su padre, su único compañero puesto que la madre del pequeño los abandonó.

La amenaza de estar solo es justificación suficiente para que este hijo abandonado hasta le robe el dinero ahorrado para una boda a su tío para emprender un peligroso viaje. Estas acciones ni siquiera parecen molestarle al niño, el cual incluso se cola a un bus y viaja en balsas ilegales en Italia para lograr su objetivo.

 

 

El metraje cumple en reflejar las precarias condiciones de vida del Kosovo y lo cruel de este ambiente desde la perspectiva de un niño, el cual ni siquiera puede confiar en sus cercanos, puesto que hasta lo engañan apenas saben que tiene dinero. Dentro de todo este mundo en crisis, el protagonista de la película no refleja muchas emociones, o no deja en claro sus motivaciones.

Así, esto puede afectar al espectador que en su medida tiene que interpretar lo que siente Nori, ya que el personaje incluso no habla mucho, a lo más hace ruidos, y para algunos podría parecer un mal criado.

Este es el punto que hace que “Babai” sea una experiencia un tanto difícil de comprender, ya que cuenta enfatizar con un personaje como el pequeño protagonista. El punto fuerte del filme es la realidad que construye, ya que la crueldad y la hostilidad del mundo europeo que se ve en pantalla impacta bastante.

La película muestra desde una perspectiva única la ferocidad del viejo continente en los ’90. Que su director hubiese escogido como foco a un niño en medio de todo es una gran idea. Lo único que hace que la realización le falte claridad es su protagonista, ya que para algunos podría ser una experiencia muy interpretativa.

 

 

Por Esteban Brito

 

 

 

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Música chilena de...

Estrenos nacionales para todos los gustos ...

Leer más

Dune: “La enormi...

Otra obra maestra de Denis Villeneuve...

Leer más

“La geometría d...

Editado por Gourmet Musical ...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más