Reseña: Francofonía

El documental cuenta la historia del museo de Louvre bajo la ocupación Nazi

Jue 01 septiembre, 2016 - Diego Montanari
Etiquetas: Alexander Sokurov Esteban Brito Francofonía

 

 

La más reciente obra de Alexander Sokurov es un trabajo que arma en diferentes capas un relato que divaga entre lo documental y la ficción, entre lo real y el imaginario que el director ruso intenta contar en base a la historia del museo de arte más famoso del mundo: el Louvre.

Mientras la cinta tiene al mismísimo realizador con sus conversaciones personales, éste llama a un amigo por Skype, quien se encuentra transportando obras de arte en un carguero que enfrenta una feroz tempestad. Mientras la película cuenta no solo los orígenes del establecimiento más conocido del globo en cuanto a preservación del arte, sino que sobre una conspiración que permitió salvar las obras del recinto en plena invasión nazi.

El centro de la historia es la alianza entre Jacques Jaujard, director del Louvre, y el conde alemán Franz Wolff-Metternich. Éste último fue el hombre detrás de una misión alemana que tenía intenciones de conservar las obras de arte.

Para contar esta trama, se van alternando tanto recreaciones con actores, como material de la época, y escenas que el director logra hacer parecer de la Segunda Guerra Mundial con un uso del color brillante. También se pueden ver bombarderos nazis en tomas actuales del museo, y otros momentos que rompen las barreras temporales.

Esta mezcolanza de diversas fuentes incluso tiene a una especie de fantasma del mismísimo Napoleón que recorre los pasillos del Louvre que habla con Sokurov y con el público. Como algunos medios han tildado, “Francofonía” se podría definir como una cinta ensayo-documental; esta categorización es precisa para describir la serie de elementos interesantes que el realizador ruso utilizó para contar la historia del recinto.

A ratos la cinta parece tener momentos oníricos, y también reflexiones del mismísimo director. En otros, el mundo exterior a la oficina en donde el cineasta cuenta su relato hace ruido, como la llamada por Skype que el realizador sostiene con su amigo. Pero todos estos aspectos que podrían sonar un tanto extraños, cobran sentido en la pantalla con una composición increíble.

Una de los mayores encantos de “Francofonía” se encuentra en la trama que rodea al arte, al museo y lo que lo ha convertido en la casa de un centenar de obras de arte. La historia de los dos hombres que lograron rescatar a los residentes del Louvre de las garras nazis es el motor de todo, pero también Sokurov se toma un tiempo para reflexionar sobre el arte y el recinto mismo.

Esta película es una experiencia visual que vale la pena atestiguar. Sobre todo para aquellos más seguidores de la historia del arte. La composición detrás del filme, así como su estilo, son algo único que lo vuelve una pieza muy interesante. Los constantes momentos entre lo documental, las recreaciones y las reflexiones que se hace el mismo cineasta que cuenta los hechos logran un tejido argumental original y único.

 

Por Esteban Brito

 

 

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Sonia Hole nos vue...

La producción de la canción estuvo a cargo de Koke Figueroa (músico de Ketter...

Leer más

Dune: “La enormi...

Otra obra maestra de Denis Villeneuve...

Leer más

“La geometría d...

Editado por Gourmet Musical ...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más