Soy un Aprendiz

Ángelo Pierattini

Lun 05 julio, 2021 - Diego Montanari
Etiquetas: Ángelo Pierattini Fernanda Schell Soy un aprendiz

Después de siete años, tras “Baila Dios” (2014), el músico chileno, Ángelo Pierattini regresa con un nuevo álbum, “Soy un Aprendiz”, trabajo que le tomó tres años. Este cuenta con nueve canciones que nos hacen pensar que son una especie de reflexión y aprendizaje. Aquí el artista expone y recopila su experiencia en México.

Como lo indica su título, esta obra presenta un punto de vista en el que Pierattini valora el aprendizaje que le ha otorgado la vida, desde diferentes puntos de vista, estos van atravesando distintos sonidos que van desde el folclore hasta el rock.

Este disco fue producido por el ingeniero Pablo Stipicic, quien a través de su trabajo logró un sonido característico para esta etapa, llena de nuevos aires y frescas sensaciones. Y se nota la mano en esta producción, ya que presenta un sonido particular, agradable y tranquilo.

Durante este sexto álbum, Pierattini invitó a una variedad de músicos y músicas, quienes aportaron en la instrumentalización y voces, como Palmenia Pizarro, Ismael Oddó (Quilapayún), Tocori Berru (Bloque Depresivo), Pablo Ilabaca, Gonzalo Fouere (Santaferia), Cancamusa, Diego Lorenzini, Vicente Cifuentes, Pablo Jara (Yorka, Banda Volante) y Felipe Salas (Como Asesinar a Felipes).

El disco empieza con el tema homónimo, suena ligado a sonidos mexicanos, con una vihuela que va acompañado la letra y lo que viene después. La canción va tomando fuerza por su voz e instrumentos. Continúa con un cover, emotivo y particular, acompañado por Diego Lorenzini, ‘Carita de Gato’, original de Jorge González. Suena tierno, melódico y con varios ambientes que agregan las suaves guitarras.

Al principio de ‘Luz de noche’ suena muy “Beatle”, claramente una de sus influencias. Junto a Cancamusa, cantan una canción donde se complementan entre sí, haciendo una buena mezcla que va brillando por los arreglos en las cuerdas que le dan dulzura. Luego se desenvuelven los boleros en ‘Dulce Amor’ y ‘Vida quiero tus muertes’, estos presentan sintetizadores y secuencias que le dan otro toque al track.

‘Amor por mi condena’ suena muy ligado a la canción cebolla, melancólico, mexicano, con influencias de Juan Gabriel, por su estructura y trompetas. “Subiré a lo alto” es otra canción donde se muestra el gusto de artista por la música cebolla.  

Nos encontramos con uno de los grandes momentos de este álbum, una colaboración con Palmenia Pizarro, quien acompaña al músico a cantar ‘Subiré a lo alto’, tema tipo cumbia, nostálgica, un poco más ligada a una melodía nacional.

Tal vez este track sea uno de los más roqueros y diferentes dentro del disco, ‘Falsa Libertad’ expone una especie de grito, cargado de un mensaje político, lleno de fuerza y buenos sonidos. El tema que cierra esta producción es Ya la cagué’, aquí se presenta una especie de bolero acústico, acompañado por acordeones.

“Soy un aprendiz” es un disco bastante completo, sorprendente y experimental. Pierattini nos muestra diversas facetas que son acompañadas por grandes músicos, quienes le dieron diversos toques en los temas. Es un trabajo que entrega emoción, historia y sencillez. 

Por Fernanda Schell

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Luca: “Empecemos...

Gran estreno de Disney ...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más