Spiderman No Way Home: Un hito hecho con el corazón puesto

Nuestro comentario de la esperada cinta

Lun 20 diciembre, 2021 - Diego Montanari
Etiquetas: Marvel Studios Pablo Rebolledo Bañados Sam Raimi Spiderman No Way Home Tom Holland

Ver una película de Spiderman ha sido una de las cosas con la que la mayoría hemos crecido. Todes vivimos nuestra primera experiencia alucinante de efectos cuando el director de terror de culto, Sam Raimi, logró llevar a pantalla una de las adaptaciones más queridas y memorables del héroe arácnido en 2002, contando con las actuaciones eternas de William Dafoe como el Duende Verde, Alfredo Molina como Doctor Octopus en su secuela de 2004 y Tobey Maguire como nuestro primer estandarte de fuerza y resiliencia en tiempos turbios.

O tal vez, también le ocasionó sensaciones similares a otra generación con “The Amazing Spiderman” en 2012, donde Andrew Garfield logró darnos un lado cool -pero intenso- de lo que utilizar ese traje conllevaba, y de las consecuencias irremediables que ocasiona. Debidamente, y con muchas alturas de miras, Tom Holland metiéndose en la piel del Hombre Araña dentro del MCU fue una de las movidas más esperadas cuando Marvel Studios y Sony estaban en la disputa sobre qué hacer con el personaje más querido de los comics. Definitivamente, todo era distinto, pero siempre con una estrategia que prioriza el desarrollo antes que la inmediatez espectacular que nos tiene dominades a todes en el mundo.

“Homecoming” y “Far From Home” cumplieron con ser un comienzo de una historia necesitada de su sufrimiento y alegría, que sabe que los matices cotidianos y reflexiona sobre como nuestras vidas realmente no están hechas de blancos/negros, sino de grises complejos y que el tiempo va resaltando ferozmente con experiencias desafiantes. Y es que claro, los/las/les fans más aterrizados/as/es comenzaron a digerir de a poco que se veía venir, en cambio con los odiosos y ociosos de internet, solamente tenías una ola de hate que buscaba solo eso, cosas instantáneas y explosivas. Simplemente buscando crear conflicto gratuito en un ámbito que es tóxico cuando prima la arrogancia.

Bajo toda esa introducción y elaboración de personajes- que se han ganado el corazón de los/las/les seguidores/as- la tercera entrega de esta trilogía tenía que desmarcarse, volverse una aparte de sus antecesoras, y dejar claro que el trabajo de años no solamente nos mete fallas, accidentes y momentos intensamente emocionales, sino que también recompensa la convicción, la resiliencia y las acciones trayendo frutos con eso. Es así mismo que No Way Home calla bocas, trepa muros, pero los ve derrumbarse, te roba el corazón y el alma por un rato, para que tu sentido arácnido sea algo más común de lo normal. Te eriza y te vuelve a botar, para después ser levantado para ser azotado en el piso, es sencillamente una experiencia completa, destinada a que nuestras mentes y pensamientos más practicados en la vida diaria, sean compensados con un cine taquillero que simplemente regala con todas sus aristas.

Primero, Tom Holland como Peter Parker acá suelta y demuestra su variedad actoral que desborda un talento que esperó su momento y contexto para desplegar interpretaciones con escenas que tienen desde el característico humor de la franquicia hasta salidas existenciales con las que uno/a/e simplemente suelta lagrimas por doquier. En su hasta ahora temprana carrera, es un logro enorme que la interpretación más dedicada del personaje y una de las más entrañables hasta la fecha. A eso, súmale que las amenazas antagónicas con las que William Dafoe vuelve con su papel de Duende Verde simplemente reafirma el compromiso y seriedad que requiere una película que -además de ser una más del género de superhéroes- confirma que todo este escenario hay que darle la espectacularidad, actitud y todas las herramientas posibles para dejar un legado. Definitivamente no había manera de reemplazar tal icónica y demente representación de su personaje, solo bastaba darles más escena y motivos para que Dafoe se convirtiendo en el más alocado y desquiciado actor de este universo.

Todos los villanos presentes con Electro (Jamie Foxx), Lizard (Rhys Ifans), Sandman (Thomas Haden Church) tienen la oportunidad de reafirmar su importancia actoral, pero también reivindicar historias y argumentos que en sus versiones anteriores solo trajeron dudas y críticas, perdiendo el foco principal de sus motivos como villanos de esta franquicia. Jon Watts y Kevin Feige aman tanto lo que han construido entrega tras entrega, que solamente querrían darles un fin y una oportunidad única para que los/las/les fanáticos/as/ques por fin quedasen complacidos/as/es a estos arcos.

Eso es lo que más destaca a esta conclusión del universo de Tom Holland como Spiderman, que todas las expectativas/rumores y enormes escenarios se cumplieron con demasiada belleza y amor a lo que ellos como creadores de este universo cinematográfico elaboraron. Y al igual que esta película, todas las caídas y subidas valieron la pena, con tal de que este hito del cine de super heroés se convirtiese en una maravilla instantáneamente clásica por todos sus rincones. 

Acá no solamente primó el cariño y el esfuerzo de años, todo el elenco supo al tipo de film al cual estaban involucrados/as/es, y todas las performances suben muchos escalones en niveles que en las otras películas aún no había razón de demostrar. Zendaya como MJ y Jacob Batalon como Ned son de verdad les amigues que quisieses tener para la eternidad, y ahora toman un rol tan fundamental como fascinante dentro de lo que la trama explica respecto al multiverso, tomando mucha inspiración rasgos que clásicos como Los Goonies (1985) o Stand By Me (1986) materializaron demasiado bien para su época. Un trío más icónico que MJ, Ned y Peter no encontrarás en esta película ¿O sí?

Cuando comentaron que esta grabación fue intensa, viendo también el enorme marketing que se hizo y la cantidad de escenas que sobreanalizaron seguidores y prensa en los épicos -pero misteriosos trailers que se lanzaron- pues se comprende mucho todo lo que se quiso guardar. Spoilear esta película en cualquier detalle es netamente cagar la experiencia de una cinta que será recordada por muchos años, y que se convertirá en una de las más comentadas en su ámbito, porque es un hito hecho con el corazón apretado en el pecho, pero que no olvida que las decisiones más reales, tienen que ser los más decisivas y duras con la razón. Además, sabe de dónde viene, y que eso no se puede ignorar, un respeto enorme por la fuente de donde salen sus historias, sin quitarle nada de lo que las originó.

Solo queda decir que gracias a Marvel Studios por regalar este bombazo de emociones que solamente el cine te podría entregar con esa envergadura que es imbatible, que supo el impacto que iba a tener y que no era una cosa de la cual despreocuparse. Sencillamente la paciencia le regaló a todes- hasta ahora- una historia que trae esperanzas, pero consecuencias reales en un tiempo donde el cine quedó inmutado por la pandemia, y que, ahora volviendo en gloria, sabía que esto tenía que ser a lo grande.

Dicho eso, vayan a verla cuando puedan. Estará por mucho rato en las salas, porque más de algune querrá repetirse ese plato, y con gusto, porque en ningún momento aburre, y que tiene una dinámica de la cual hay que ir armado y consciente de que será uno de los viajes más necesarios e intensos de Marvel Studios que tendrás que vivir como se debe.

Por Pablo Rebolledo Bañados

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Delatores plasma l...

El sencillo corresponde al penúltimo adelanto de lo que será el tercer disco l...

Leer más

En el Mes de la Mu...

Durante marzo, la editorial destaca interesantes títulos escritos o sobre mujer...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más