En los pastos de la plaza