Tomás Mosqueira, director del Sello Sinfín: “Nuestro objetivo primordial es darles un hogar a proyectos musicales”

FacebookTwitter El sello discográfico Sinfín es un proyecto chileno dedicado a la organización de eventos musicales y […]

Mié 07 julio, 2021 - Diego Montanari
Etiquetas: Fernanda Schell Sello Sinfín

El sello discográfico Sinfín es un proyecto chileno dedicado a la organización de eventos musicales y multidisciplinarios. Ellos utilizan esa experiencia y busca darle un hogar a la música que estaba naciendo desde dentro del mismo colectivo, y con la idea de integrar compañeros con intereses afines.

Durante el último tiempo han realizado una variedad de lanzamientos musicales nacionales. Para saber más acerca de la historia del sello, visión, objetivos y proyectos, hablamos con su director, Tomás Mosqueria.

¿Cómo surge el Sello Sinfín?

El sello Sinfín nace desde la experiencia que hubo anteriormente junto al “colectivo sin fín factoría musical” desde fines del 2017 hacia mediados del 2019, el cual se dedicó desde la autogestión y la colaboración a generar comunidad e interacción cultural a través de eventos enfocados en lo musical pero que jugaban con la interdisciplina e integración artística. En la mayoría de los eventos más “grandes” incluimos distintos tipos de intervenciones y presentaciones, desde teatro, lectura de tarot, danza africana, poesía, proyecciones visuales, hasta presentaciones de yoga. Esto nos dio experiencia en cómo interactuar con distintos tipos de artistas y cómo reunir en un solo espacio expresiones que aparentemente no tendrían tanta relación. Se trabajó mucho con lo ecléctico. Creo que fueron bellos momentos donde aprendimos mucho. Además, esta experiencia también evidenció cómo en Chile puedes levantar una piedra y encontrar todo tipo de artistas. Eso me abrió la mente sobre la tierra fértil que habitamos pese a la precariedad del fomento cultural.

Después de esta experiencia del colectivo, y si nos adelantamos hacia mediados del 2020, a plena pandemia y post estallido social, surge la idea de transformar lo que había sido la experiencia del colectivo y concretarlo a través de un sello musical independiente. Con anterioridad al estallido y a la pandemia, habíamos logrado llegar a una sala de ensayo donde podíamos estar de manera más estable, lo que generó que se formara una pequeña comunidad musical con miembros del colectivo y con nuevos amigos interesados en la creación y participación artística. Por lo tanto, al entrar en pandemia y básicamente por necesidad, empezamos a juntarnos de manera remota y conversar sobre la idea de generar un sello musical, porque en ese momento teníamos mucha música lista o casi lista y teníamos muchas ganas de lanzarla, pero no teníamos claro cómo hacerlo. El haber estado encerrados y el no poder interactuar directamente con agentes o personajes que quizás nos podrían haber ayudado a lanzar esta música definitivamente fue un gatillante para decidir hacer nuestro propio sello. Así, decidimos que lo más lindo y sensato sería crear nuestro espacio, y nacer oficialmente con un compilado de los artistas que estaban presentes al inicio del sello, titulado “Nueva Frecuencia”. Éste simboliza un nuevo nacimiento para nosotros y fue estrenado el 3 de septiembre del 2020.

¿Cuáles son sus principales objetivos?

Nuestro objetivo primordial es darles un hogar a proyectos musicales. Con “hogar” me refiero a generar un espacio para que cada lanzamiento musical sea tomado en cuenta y escuchado por una base de personas. A su vez, queremos generar mecanismos para que los lanzamientos sean escuchados por nuevos oídos. La idea es que este “hogar” otorgue herramientas a los músicos, creando oportunidades para experimentar, probar, aprender, y ojalá crecer artísticamente. Muchos proyectos musicales y artísticos en Chile tienen corta duración o desaparecen por distintas razones a pesar de sus talentos. Nosotros apoyamos a que un proyecto dure más de lo esperado y generamos y difundimos material original, creo que es un ángulo desde el cual podemos aportar a la cultura musical local.

Cabe destacar que todos los participantes del sello hacen música con sus bandas o de manera solista, por lo que básicamente somos un espacio autogestionado.  Todos tenemos experiencia en otras áreas de estudio y trabajo, eso nos potencia en nuestro trabajo colectivo para desarrollar el sello.

¿En qué consiste el trabajo que realizan con las bandas?

Estamos en una primera etapa todavía (todavía no cumplimos un año) en la que nos hemos focalizado en armar nuestra casa. Con las bandas y proyectos hemos lanzado sencillos y discos, y hace poco produjimos sesiones en vivo de cinco de los proyectos, en este caso de Los Drama Kings, Camaleones, Lio Fumacarne, Pequeños Antares y Viejo Lobo. Realizamos distribución digital (y física cuando podemos) de los lanzamientos y generamos material audiovisual. También nos enfocamos en la promoción, a través de comunicados, con el objetivo de generar lazos con actores nacionales e internacionales, siempre dándole prioridad a nuestros artistas y potenciando su música y estética. Además, hemos trabajado el aspecto visual y gráfico de los proyectos, apoyando la generación de material de difusión y presentación, tales como fotos y dossiers, que son de utilidad en distintas instancias.

¿Cómo es el proceso de selección de bandas para entrar al sello?

No tenemos por el momento una manera estandarizada de seleccionar bandas, pero creo que es relevante que no solamente haya un lazo artístico y de interés musical, sino también de amistad y respeto que nos permita colaborar a mediano y largo plazo. Si solo hubiese interés económico de por medio, por ejemplo, creo que el trabajo no perduraría mucho en el tiempo. En general, venimos de un entorno donde muchos amigos tienen bandas y proyectos. Por eso, para mí es clave el concepto de “desarrollo local” y lo veo como un buen punto de inicio. ¿Si no nos escuchamos entre los que nos conocemos, quién nos escuchará? A mí personalmente me tocó crecer así musicalmente y ha sido muy nutritivo y entretenido.

Sin embargo, creo que en un futuro cercano nos gustaría hacer una convocatoria musical para trabajar con proyectos que en nuestra vida cotidiana no llegaríamos a ver o escuchar, dirigida a las distintas regiones del país y también a otros países latinoamericanos. De todas formas, siempre estamos abiertos a recibir material para escuchar.

¿Cómo han visto el panorama musical durante esta cuarentena?

De cierta manera creo que el panorama musical se ha ido transmutando. Debido a que hacemos trabajo en redes, hemos visto que se ha lanzado mucha música, han aparecido nuevos proyectos y bandas, nuevos medios de difusión. Eso indica que hay gente creativa haciendo cosas por todos lados y eso es súper motivante. Me hace pensar que se ha utilizado la cuarentena para mirarse un poco desde afuera y así generar cosas nuevas. Por otro lado, probablemente esto sea lo más frustrante y un sentimiento compartido por muchos, es que al momento de hacer un lanzamiento sí dan muchas ganas de presentarse en vivo. Esto debe ser lo más frustrante como músicos y bandas: el no poder mostrar los trabajos de manera presencial, sentir la ansiedad de subirse a tocar, poder transpirar un rato, escuchar algunos aplausos y generar esa intimidad bella de las presentaciones en vivo.

Además, la cuarentena también ha llevado a una digitalización más extrema de la “escena”, ahora la capacidad de generar material se ha convertido en clave para tener presencia en las redes. Esto, como todo, tiene cosas buenas y malas. Para nosotros como sello, por suerte, ha sido un gatillante para decidir llevar a cabo sesiones en vivo, lo cual era un objetivo específico que llevábamos varios años conversando. Aunque no fue tan fácil coordinar todo, lo pudimos lograr gracias a un lindo trabajo en equipo.

 ¿En qué ha consistido el trabajo a distancia?

Para el sello en sus inicios, el trabajo a distancia también fue clave, ya que teníamos reuniones semanales que a veces eran largas donde conversábamos sobre cómo organizarnos y qué objetivos plantearnos. De esta manera organizamos el compilado “Nueva Frecuencia”, que también incluyó algunas composiciones remotas, lo cual fue un experimento y algo super nuevo para nosotros. Además, hubo bastante trabajo de mezcla y masterización a distancia también. Nada puede sustituir la experiencia presencial, claro está, pero hay que aprender nuevas maneras de crear y seguir creando. Son solo herramientas que nos pueden ir abriendo otro tipo de caminos.

Acerca de las bandas de su sello. ¿Cómo ha sido el recibimiento en Chile y el mundo?

Ahora es un momento complejo para lanzar música. Estábamos acostumbrados a hacer algún tipo de lanzamiento y acompañarlo de una presentación en vivo, donde podíamos tomar la temperatura sobre el tipo de recibimiento de la banda o el disco en cuestión. Casi por definición vamos a ser un sello que nació en pandemia, por lo que medir el recibimiento se podría traducir a la cantidad de escuchas en una plataforma digital. En esta medida, creo que ha tenido sus altos y bajos. A veces hay harta expectativa y no se genera tanto impacto, a veces hay más impacto de lo que uno esperaría. Algo lindo es que a veces también han aparecido reseñas que no nos esperábamos, lo que demuestra que llegamos a lugares nuevos que no teníamos considerados.

En términos internacionales, recibimos la invitación del colectivo de arte de México Sin Futuro, quienes crearon un festival online.  Ésta fue una invitación algo inesperada que tratamos de aprovechar al máximo generando nuestras sesiones Sinfín Volumen 1. Asimismo, hemos recibido bastante apoyo de la radio digital Boombox, Sonido Sin Comprimir de Buenos Aires y nos hemos hecho amigos con el sello argentino Casa U, quienes comparten una trayectoria similar a nosotros. Ahí estamos generando colaboraciones nuevas, lo cual es muy motivante porque nos permite generar nuevas redes a través de nuestra música.

Desde su mirada. ¿Qué falta por realizar en la industria musical chilena?

Creo que uno de los temas más relevantes es generar redes que realmente fomenten la música. Creo que es super importante que los nuevos lanzamientos que se van generando no pasen desapercibidos. Lo mínimo es escuchar música nueva y apoyar desde donde se pueda. Asimismo, ir rescatando lanzamientos de años anteriores y darles la importancia pertinente. Es un trabajo difícil, pero en términos ideales eso pienso. Es clave generar redes de confianza en el mundo musical. Esto es un trabajo bestial. Sin embargo, como sello es importante ver desde donde podemos aportar. Creo que partir por lo básico es muy importante: generar tratos justos. Hay muchas malas experiencias en el mundo musical por falta de contratos (formales e informales) con objetivos claros, y hemos normalizado una precariedad que tenemos que ir cambiando desde nuestras trincheras. Está claro que también hay más complejidades, tales como la remuneración a los músicos, infraestructura y fomento a la creación de manera general.

¿Cuál es su postura frente al nulo apoyo por parte del gobierno hacia la cultura?

No esperaría más de un estado tradicionalmente subsidiario en donde la cultura en general no es considerada un derecho esencial para la vida humana y que considera que la cultura no es parte del desarrollo de una sociedad curiosa y sana. No se han generado políticas públicas en torno a la cultura que fomenten un desarrollo constante y transversal en estos treinta años. Por lo tanto, en estos tiempos donde todo se ha precarizado aún más, es coherente que el apoyo sea nulo hacia la cultura en crisis.

Por contraste, la autogestión siempre ha sido todo. Siempre ha sido una respuesta política y social a cómo nos desarrollamos. Creo que nunca hemos esperado una ayuda o apoyo estatal, y ahora recién estamos pensando en términos de postulación a fondos. Sin embargo, la lógica de estos es sabido que es sádica y se potencia la lógica de la competencia. Nosotros tenemos la fortuna de haber formado un equipo multidisciplinario en donde podemos generar un apoyo importante entre nosotros, en términos materiales y de labor.

¿Qué proyectos tienen tanto para las bandas y para el sello?

A corto plazo esperamos lanzar un compilado con nuestros amigos del sello argentino Casa U, quienes han sido super receptivos a nuestros lanzamientos y que creo que también están generando algo muy lindo como proyecto. Estamos trabajando en crear composiciones colaborativas a larga distancia, así que eso es un foco importante en este momento.

A mediano y largo plazo esperamos seguir lanzando discos y sencillos de nuestros proyectos, además de ir produciendo videoclips y material audio visual de los proyectos. También está la idea de realizar un festival online y más sesiones en vivo, si es que la situación pandémica sigue igual. A modo personal, creo que aunque es muy entretenido hacer música, también es importante potenciar la disciplina y constancia en torno a esto. Para mí es un estilo de vida muy lindo. Por lo tanto, la idea es traspasar esto al sello de cierta manera, en donde sigamos haciendo lanzamientos interesantes para nosotros y buscando la manera de generar cada vez más impacto. Creo que es importante seguir creciendo de manera orgánica, estableciendo redes musicales y artísticas con actores a quienes les interese nuestra propuesta, obviamente basado en las bandas y artistas que participan del sello.

También creo que es el momento de pensar en términos de post pandemia, aunque no sabemos cómo estará la situación en Chile en los años venideros. Hay que pensar hacia adelante, no hay otra forma. Esperamos que en algunos meses haya más libertad para movernos musical y culturalmente. Sin embargo, solo podemos planificar. Tenemos el pequeño gran sueño de generar giras por Latinoamérica y otros continentes, colaborando con otros sellos, agencias y empresas culturales y sociales que nos apoyen y viceversa. Vamos a ver qué pasa, pero creo que hay que actuar ahora pensando en que las cosas puedan cambiar hacia algo nuevo.

Para más noticias, novedades e información sobre el sello y sus artistas, siempre pueden visitar nuestra web: www.sellosinfin.cl.

Por Fernanda Shell

Deja un comentario

comentarios

Últimos Posts

Luca: “Empecemos...

Gran estreno de Disney ...

Leer más

Eventos musicales ...

Destacan Ases Falsos, Los Tres, María Colores, entre otros...

Leer más